domingo, diciembre 31, 2006

La navidad parece un domingo eterno

Me encanta ver las ventanas oscuras en esta época, he descubierto que no me gusta la navidad, nada de esta época porque parece un eterno domingo y yo detesto los domingos, son días de familia aburridísimos, yo ni siquiera sé si alguna vez llegaré a tener una familia propia pero ese plan de ir a comer helado en patota, partido de fútbol con pola al final y con pies sudorosos, guácala, esas cosas no son para mí, como tampoco todos poniendo cara de ponqué en los centros comerciales gastándose la plata que no tienen y atiborrándolo todo con niñitos llorones y gritones, no, yo prefiero la calma de los otros días del año.

sábado, diciembre 30, 2006

Esclarecedor

Así fue: esclarecedor.
Leí un documento un poco más detenidamente que la primera vez, de nuevo saltándome algunos párrafos y llegué a la conclusión de que si bien estoy haciendo algo muy satisfactorio dictando clases, esa experiencia laboral corresponde muy poco con mis más profundos intereses laborales. Concluir esto me ayuda a tomar una decisión cuando mi jefe insiste en saber cuál es mi disponibilidad para el próximo semestre.*
Dar clases a sectores sociales poco favorecidos es gratificante pero no pondré esa actividad por encima de mis sueños. Es claro que para viajar y estudiar como y dónde quiero necesito recursos que me son provistos por actividades distintas a la academia.
Qué equivocado estaba aquel taxista “averiguavidas” que me recogió hace un par de semanas en la esquina de mi casa, no tenía idea de que dar clases es de las actividades menos rentables que existen.
Cada vez me parece más que los proyectos laborales que mi jefe quiere intentar conmigo son sólo excusas para que pase más tiempo a su lado, tiempo que necesito para dedicárselo a causas menos perdidas y a personas más queridas.
Si, puede que siga dando clases pero ya no serán mi prioridad.
Estoy tomando un riesgo, lo sé, pero como tengo múltiples razones creer que el Universo seguirá derramando bendiciones sobre mí, prefiero moverme en sectores imperfectos pero interesantes, sectores que realmente contribuyen a alcanzar mis metas, sectores que no son puras y simples promesas.
Deseo moverme entre hechos y acciones concretas.

*Parece una broma que sea él quien me pida fechas específicas para su planeación semestral, cuando yo misma estoy pidiéndole lo mismo - para unas capacitaciones que me instó a crear - desde hace más de tres meses y la respuesta ni siquiera parece asomarse.

jueves, diciembre 28, 2006

¿Presentimiento o miedo irracional?

A pesar de ser una mujer con cerebro masculinizado y una carga astrológica bastante terrena soy precisamente así, una mezcla entre razón y superstición. Cuando conozco a alguien me dejo llevar por la impresión que ese personaje le da a mi nariz, es decir que si me huele bien me cae bien y si me huele mal me cae mal.
Este sistema me fue bastante cómodo durante toda mi vida académica pero una vez entré al contexto laboral me vi obligada a hacerle el quite a mis presentimientos, porque si bien en la escuela hay calificación alta para todos no parece serlo del mismo modo en los negocios, es más ni siquiera hay notas, los números se aplican para medir la gestión pero de otras maneras y diariamente hay que hacer un gran esfuerzo para alcanzar las propias metas trabajando dentro de los límites de la ética, evitando pasar por encima de los demás.
En múltiples ocasiones he visto cómo mi parte racional obliga a mi parte intuitiva para que haga la comprobación científica que me enseñaron en la universidad, con tal de no lanzar juicios a priori que me harían entrar en confrontaciones directas con personas de las que dependen algunas de mis ganancias y por ende mis sueños.
Este tema ha sido todo un aprendizaje serio en mi pasado reciente. He tenido que aprender a las malas acerca de diplomacia – léase hipocresía socialmente aceptada – y de relaciones públicas – sinónimo de diplomacia -, sin embargo me cuesta creer que mi racionalidad se está alimentando de mi intuición, pues cuando ignoro conscientemente las puntadas que me da mi sexto sentido me siento autotraicionada además me parece que cuando intento prestarle atención a mis presentimientos la vez siguiente, esas sensaciones se mezclan con el temor a ser herida, a equivocarme y a cuanta vaina más le puede temer cualquier ser humano.
De momento ando muy aburrida con una situación que estoy viviendo. El único jefe que tengo y que creí un tipo muy querido tiene el comportamiento del típico hombre enamorado, con llamadas insistentes y múltiples mensajes a mi celular. Temo que tome retaliaciones en mi trabajo, por fortuna no es mi única entrada económica y eso me tranquiliza, pero las razones por las que mantenía ese vínculo son otras que no pueden medirse en plata.
Estoy confundida porque me parece que a veces no logro diferenciar entre el presentimiento y el miedo. Siento que la razón me obliga a empujar mis límites para crecer, mas salir de la zona cómoda en la que creía sin cuestionar todos mis vaticinios aumenta el miedo y si no empujo me quedo del mismo tamaño… no deseo quedarme en una cajita chiquita…
Estoy haciendo cosas que a veces siento no debo, pero el hecho de que de un modo u otro fluyan, se me permitan y al tiempo ver que lo que supuestamente fluía de lo lindo se pone complejo me tiene muy muy confundida.
En resumen para que se entienda: hace más de un año tuve un trabajo en el que duré 15 días, el tipo que me contrató me parecía un viejo verde, días después me enteré de que le había hecho propuestas impropias a otra psicóloga que había trabajado antes con él, no me esperé a ser la siguiente, me hice echar y luego cuando conocí a mi jefe actual la experiencia era bastante reciente, traté de darle el beneficio de la duda pero parece que no sirvió de nada, con todo y que dos de mis amigas que también han trabajado con él lo han visto como una buena persona… parece ser que mi primera impresión, de que era como el anterior tipo que me contrató no estaba tan lejos de la realidad.

It will be?

It will be for looking things weren’t on my way I changed my destiny and now I have to deal with consequences of future I choose and I never asked for?
True is in the process I was trying to live, to enjoy my life, to learn but without intention to harm anybody.
I prefer the real. And something else, my vacation by my own are a fact now.

jueves, diciembre 21, 2006

Recent Days

My recent days have been very interesting. The way I began my market research job was a little funny. Almost a year ago I called to the company I’m working now, asking if they have any vacant to psychologists, I really don’t remember which one was their answer. At the same time I was sending my cv to the college where I’m professor now.
At this time of the year I’m working with two organizations in a moment I though won’t have none paper on my life, but this is life, is like a comedy or like a drama, it depends of how you interpret scenes. I have been very far of the blogger world, but once again I proof to myself meanwhile you live more in real world less you are in the virtual.

miércoles, diciembre 13, 2006

Respetando

Aprovecho la frescura que me regalaron dos tazas de agua de jengibre para escribir acerca del respeto que se han ganado frente a mis ojos los antropólogos.
Desde siempre me ha parecido completamente fascinante tener la despreocupación suficiente para meterse en un sitio totalmente desconocido, con el menor número de prejuicios en mente para profundizar en la cultura de las personas con quienes se convive durante un tiempo.
En mi más reciente trabajo he aprendido a valorar aún más mi estilo de vida, a ver el encanto de la vida simple y las conversaciones sencillas. Me he obligado a callar para que los demás abran serenamente sus vidas ante mis ojos, permitiéndome hacer análisis profundos y crecer como persona.
En los últimos días a pesar del estrés y las noches de sueño mediocre me he maravillado con detalles que pasan desapercibidos para otros o para mí misma en distintos momentos, ahora, por ejemplo, tengo claro que una puerta es un lujo que representa la privacidad.
No sospeché siquiera que un trabajo que busqué para poder irme de vacaciones en las condiciones que deseo me fuera a llenar y divertir tanto.
Me encantan estos giros que da la vida cómo voy aprendiendo a aceptarlos sin discutir tanto.

sábado, diciembre 09, 2006

Sobredosis de Adrenalina

No acababa de terminar las clases cuando ya me estaban contratando en la agencia adonde llevé la hoja de vida.
Me sentía feliz y ansiosa a la vez porque en mi horario natural soy de hacer una sola cosa al día, desayunar después de las 9 a.m. y almorzar luego de las 3 p.m., no importa lo que haya hecho el día inmediatamente anterior, si no tengo nada que hacer o el trabajo se pone lento, mi organismo da paso casi instantáneo a su horario habitual.
Estos días han sido muy interesantes. Llenos de nuevas sensaciones, aprendizajes y emociones. Mi adrenalina anda por las nubes y a ella le achaco el dolor de cabeza que estoy padeciendo. Corro de un lado a otro en los extremos del día, la mañana y la noche. Cuando se supone que debo descansar sólo duermo unas horas a veces profundamente pero apenas comienzo a despertar mi mente toma el control y sigue trabajando así mi cuerpo aún yazca en la cama. Debo concentrarme en mi respiración, improvisar una meditación para volver a dormir cuando me queda tiempo, como hoy.
Hoy no es domingo, así lo parezca por el festivo de ayer.
Mi trabajo se trata de eso. Debo estar al tanto de todos los detalles que me rodean más cuando estoy observando a alguien, en el procedimiento estoy aprendiendo muchísimas cosas y me asombro a mí misma cuando compruebo la cantidad de asuntos que mi cerebro puede manejar simultáneamente, soy capaz de tomar apuntes y seguir una conversación así las dos vayan en puntos distintos, más me vale lograrlo porque para eso me pagan. Entretanto aprendo de logística en estudios de mercado para cuando finalmente tenga la oportunidad de dirigir uno.
Corro, duermo poco y como mientras trabajo, sé que no es sano del todo y por eso intento calmarme, hacer ejercicio y mantener mi mente centrada en el aquí y el ahora. Para nada ha sido difícil.
Confirmo poco a poco que tener grandes dosis de adrenalina corriendo por las venas es emocionante, más si con las acciones que la producen se genera dinero para llevar a cabo planes que antes eran simples deseos.
Debo descansar, las adicciones no son saludables y quiero estar sana para disfrutar los frutos de mi trabajo así que ahora iré a ver Star Trek Enterprise para relajarme.

lunes, diciembre 04, 2006

Like the lady fat


If everything goes on like until now I’ll travel because if I don’t do it, I’m going to feel like the lady fat is doing a diet to lose weight, when she sees a delicious cake but doesn’t taste it is thinking about it all the time, I really don’t want to be like that, I want to taste a delicious experience to not be thinking about won’t be.

sábado, diciembre 02, 2006

Some pics

I’ve been taking some pictures of my near world. I’ll use since now, this space to show my images.

Enjoy!



-----



I’ve been too very busy, that’s why this blog was a little lonely before, but I’m giving it more dedication when I have a little of time like right now, furthermore this project is important to me because is one of the ways I use to learn more this language, besides of to listen BBC and CNN almost all the day meanwhile I’m at home.





-----



I’m very happy because I’m doing a job likes me a lot. It’s so funny that almost seems a sin they paid me for do it. I’m a very lucky woman.









jueves, noviembre 30, 2006

Desde mis sábanas o el día de los semáforos amarillos

Ayer fue un día de esos que en principio me habría gustado contemplar desde mis sábanas…
Me acosté súper tarde la noche anterior preparando las notas que debía entregarle a mis alumnos a la mañana siguiente.
Decidí comer, ver NipTuck y hacer cálculos todo al tiempo, luego algo de ejercicio y finalmente a la cama. Lo logré.
Ya tenía un dolor de estómago puramente somático por la preocupación de lo que se venía y el descanso no fue mejor.
Tardé en dormirme, después estuve soñando de principio a fin con las caras y reclamos que pondrían los estudiantes.
Me levanté mucho más cansada de lo que me acosté y deseaba quedarme bajo las mantas, desayunar y hasta pedir el almuerzo a domicilio con tal de no tener que salir de mi casa o al menos del edificio, mas con todo el trabajo que me esperaba esa no era una opción, así lo gris del día invitara tentadoramente al arrunche.
Salí de mi casa con sueño y con un morral además del bolso, necesitaba los elementos para el resto del trabajo y no sabía si lograría volver a ella. Tomé el bus para ir a la universidad clamando por tener tiempo para una siesta o al menos que en el peor de los casos alguien me ayudara a cargar mi equipamiento, pero ninguno de mis deseos se concretaba.
Llegué a la 45 con caracas caminando despacio y con unas ganas casi irresistibles de que alguien me llevara alzada hasta el salón pero ni modo, de todas formas ya le había avisado a una compañera que estaba un poco demorada para que se lo comunicara a los estudiantes, así que luego de descartar la idea de coger un taxi para que me subiera por todas las vueltas que debería dar me resigné a caminar para llegar a un par de exposiciones que tendría que calificar, luego la clase a la carrera y todavía me esperaba la masa enardecida, porque hasta los que pasaron reclamaron… gente para mediocre y cansona, en fin.
Luego de dos horas de discusión con todos los lamentadores y de hacer las mil y una maromas para no mentarles a sus madres por esperar que les regalen la nota sin hacer nada, logré llamar a la agencia para averiguar si logísticamente ya era posible comenzar a concretar las entrevistas y… oh sorpresa, yo súper afanada con el tema del tiempo y de la responsabilidad mientras terceros de tanta preocupación sólo logran que todo se demore más.
Mi objetivo de pasar las notas del día se vio frustrado pero la posibilidad de ir a almorzar a mi casa junto a la de hacer una pequeña siesta se reactivó. Hice ambas además de adelantar otros trabajos, luego me fui a la clase de la noche.

De nuevo en la 45 con caracas esperando que el semáforo diera paso peatonal y justo cuando iba a cambiar se puso amarillo intermitente, no quedando otra opción que pasar atravesándose. Sigo subiendo, llego a la 46 con 7a y justo cuando el semáforo se va a poner rojo… amarillo intermitente, de nuevo repetir la operación. Voy caminando hacia la universidad cuando uno de los quejumbrosos del día me llama para saber si ya le atenderé, lo recibo y me da la misma información incompleta del día, ni modo, pasa la materia sin merecerlo gracias a la matemática. Luego ir a darles quejas a los alumnos de la noche de sus pares del día y pedirles abiertamente que me devolvieran la alegría de enseñar, por fortuna lo lograron. Una sesión muy productiva como de costumbre con ese grupo y al final una alumna me regala un libro de PNL. Salgo del trabajo con la sensación de que está comenzando el día, con energía para hacer muchas cosas, hasta para intentar concretar citas que antes no se lograron y pienso que este día que me habría gustado observar desde mis sábanas valió la pena por las recompensas que trajo, así que hasta arriesgar medianamente la vida intentando cruzar la séptima en pleno contraflujo con el semáforo en amarillo intermitente valió la pena.

De veras es lindo enseñar a quien realmente quiere aprender.

viernes, noviembre 24, 2006

Ayer en frases cortas

Sueño liviano y dos abejas zumbando.
Una abeja salió volando y la otra cayendo.
Leer los clasificados.
Ir, pasar por el banco y regresar.
Salir a dictar la clase de la noche.
Dejar tarea y volver antes de lo planeado.
Crear un nuevo examen, mientras se come y se ve CSI.
Hablar por teléfono con el Espartano.
Ir a dormir.

miércoles, noviembre 22, 2006

My travel it’s posible yet

I was making numbers and I discovered my Money is enough to go to one of the cities I want to visit.
I’m very happy for that.

martes, noviembre 21, 2006

Trasteo y redecoración

Estoy trayendo lentamente lo que más me gustaba de mi antiguo espacio. Lo he reorganizado y editado un poco.
Sugiero leer lo más recientemente modificado:
“Los hombres, sus corazones y otros asuntos emocionales”

domingo, noviembre 19, 2006

It sucks

I was seeing Striptease when the record finished. I didn’t can see the end. That simply sucks. Now I’ll have to wait until appear on another channel. :S

viernes, noviembre 17, 2006

Iba librándose del desapego

Sin proponérselo nunca, había llegado a convertirse en una experta para la creación de vínculos entre personas conocidas. Presentaba a uno con otro y casi mágicamente los hilos formaban nudos ciegos, casi indestructibles.
Pensó que si la información que tenía a su alcance llegaba a las manos de esa persona quizás se crearía un interesante proyecto.
La información durmió durante una noche.
Al día siguiente antes de volver a escucharla por segunda vez y nuevamente de forma incompleta comenzó a cavilar.
Si conectara la información con la persona quizás se daría una conexión que más tarde lamentaría. Si bien sabía que no era lo suficientemente fuerte como para detener el destino le satisfacía el estar al tanto de que ese enlace no podría atribuírsele, si debía darse que el Poder Supremo usara otra herramienta, pues esta vez ella no estaba dispuesta a hacer el papel de obediente marioneta.
En la tarde de ese mismo día pensó que el borrar esa información sería una buena forma para seguir practicando el desapego. Sólo la había conseguido por pura curiosidad, tampoco le interesaba entrar en gastos por ese impulso, siempre había fines más atractivos para sus ganancias.
Desde que había comenzado a coquetearle al Lado Oscuro y a sacar provecho de ello se sentía más como una mujer de su edad pero con la sabiduría de una de cuarenta años.
No, decididamente no estaba dispuesta a permitir que un inútil capricho suyo siguiera las órdenes de la jueza para arruinarle el anhelo que ahora se veía como cercano, aquél por el que estaba trabajando para hacerlo realidad en su futuro inmediato.

Acerca de su lucha interna

Los sueños comenzaron a atacarla de nuevo. No los había pedido y en realidad tampoco eran los sueños quienes iniciaban la embestida, era su jueza interna. Sabía que era ella una de sus más duras contrincantes, la misma que representaba a la moralidad en su vida, la que se encargaba de amargarle cualquier rato de diversión que llegara a disfrutar de forma profunda y sin inhibiciones.
La batalla apenas comenzaba, hacía parte de la larga guerra que se había librado hacia tanto tiempo en su vida; ya parecía eterna.
Quizás por eso recordaba con tanta frecuencia el lobo estepario de Hesse…
Ahora estaba convencida de que debía vivir experiencias que una gran parte de sí no aprobaría y que reprocharía a cada instante, apenas bajara la guardia, mas no por eso estaba dispuesta a aplazar nuevamente esa faceta suya. La hacía tan única como todas las demás, era una parte de su esencia que la jueza debería aceptar en algún momento.
Podría creerse que llegaría a odiar a la jueza, pero estaba lejos de llegar a sentir algo así.
La jueza era en parte la motivadora de sus triunfos, era la que la presionaba para seguir adelante incluso en los momentos en que sentía que sus fuerzas se agotaban. No, definitivamente no podía odiarla. La única salida para esta lucha era la conciliación, pues tanto la jueza como la exploradora hacían parte de sí.

A little success

Wednesday I was listening music, more exactly This Love of Maroon 5. I turned happy when I noticed I understood a phrase than before was unknown for me. To have my tv put in BBC, CNN and CBS almost all the time is bringing to me very good results.
Today I’m serene and only want all my dreams make come true.
ALL of them.

I did not

I didn’t open a blog to meet people.
I didn’t open it to get a boyfriend.
I didn’t open a blog to my family read me, really not.
I opened a blog in first place because a wanted a form of expression and in second place because a day I was sad and angry.
Now everything looks very different.

miércoles, noviembre 15, 2006

Versión Final

Así quedó el texto narrado en la grabación luego de pensarse y reescribirse.
Se sentía raro, habían pasado casi dos años desde la última vez, era como mirar las manos de una adolescente arreglándose para ir a un prom.
El hecho de que por esa llamada se encontrara haciendo realidad aquellos sueños que acudían de forma insistente, como respuestas a sus preguntas era una de las refutaciones que hacían parte del reclamo que quería hacerle al Poder Supremo, luego de ver como se concretaban trabajos y matrimonios exitosos después de irrespetar reglas y de pasar por encima de ciertas personas, usando la “diplomacia” para esos propósitos. Incluso dejando irresueltos asuntos muy importantes para sus protagonistas.
Ese tipo de situaciones sólo contradecía su creencia de que actuar con rectitud era el camino más corto hacia la recompensa merecida.
Quizás un viaje, unas vacaciones, una botella de vino y una noche en buena compañía le ayudarían a completar los elementos necesarios para hacer realidad sus sueños, los espontáneos, aquellos que reflejaban sus deseos, los que llegaban sin necesidad de ser pedidos.
Tal vez necesitaba ponerse al día con aquellos eventos que había aplazado para cumplir las reglas y alcanzar aquellas metas que creía le asegurarían su felicidad.

Suena This Love – Maroon 5, interesante contraste.

martes, noviembre 14, 2006

Creando

Esta es la forma en que se crean los textos de Licuc, si bien se escriben, así sonarían al ser leídos, con pausas e interrupciones.

lunes, noviembre 13, 2006

¿Y si…?

¿Y si comenzara a hacer acá cosas que pretende hacer allá?
¿Y si reciclara ideas que hace 9 ó 10 años parecían buenas?
¿Y si se decidiera a resolver asuntos pendientes?
¿Y si se dejara vencer por sus tentaciones…?
Tal vez jugar seriamente a Buda y los Demonios resulte divertido… y productivo.

sábado, noviembre 11, 2006

Deseos

Alguna vez quiso tener un tablero acrílico para escribir en el, ¿qué?, eso no importaba, lo que quería era tener el gusto de escribir y borrar en el.
Otra vez deseó vivir cerca de las montañas, casi en el centro de la ciudad. En ese lugar la luna llena se acomodaba entre las aberturas de la silueta nocturna y en noches despejadas el viento fuerte devolvía vida.
------------
Pasó el tiempo y ella logró escribir en un tablero de acrílico con marcadores borrables. Ahora enseñaba cosas que sabía y que ganaban significado al poder transmitirlas a otras personas.
El sitio donde daba las clases estaba en medio del barrio donde soñaba vivir. Cada vez que salía de allí se iba acrecentando el anhelo, sentía que se acercaba al lugar donde debía estar. Se preguntaba a sí misma si algún día llegaría a tener un hogar en esa zona.
------------
Iba ya de regreso a su casa. La sesión había sido muy productiva. Se sentía mejor que antes de llegar a trabajar.
Esa misma tarde, había hablado con un amigo que le había recordado su propósito de encontrarse con la gente de su pasado para conocer nuevos rostros. Fue conciente de que el primer acercamiento a esa dirección le había confirmado que era el camino adecuado para ese momento.
Mientras miraba a la gente del autobús se encontró con una cara familiar, la saludó.
El hombre que iba a su lado le dio el lugar a la cara familiar con una gran sonrisa en el rostro, como si se creyera algún tipo de cupido o celestina encarnada oportunamente en ese cuerpo. Ella poca importancia le dio al asunto pero luego concluyó que tener rostros del pasado como ese, pendientes de ella de vez en cuando, eran como le diría un mes atrás otra mujer, un buen ingrediente para levantar el ánimo justo en los momentos que más lo necesitaba.
-------------
Y sí, el rostro, tenía razón. Ella podría ser perfectamente descrita como “república independiente” en lo que a vida de pareja se refería.

Lo que se pudo

Pudo tenerla pero decidió volver al dolor, como ella ya había aprendido tal lección, no estaba dispuesta a regresar ni a hacer más lento su ritmo.
Sabía que él no aprendería por modelos, ni escucharía consejos.
Prefirió seguir adelante, trasladando a otros asuntos la energía que antes invertía en él.

viernes, noviembre 10, 2006

Cerrando

Esa es tu paradoja, anhelas pero alejas;
Deseas pero te quejas.
-------
Ya se acabó de cerrar la puerta entreabierta.
-------
No lo creía, bastante tiempo llevaba sola y los domingos seguían siendo tan aburridos como siempre.

Por partes...

Primer paso para ignorar: borrar.
Segundo paso para aguantar: suspirar.
Tercer paso para no demostrar debilidad: callar.
Con suerte se olvida, sin ella, se deja de sentir el sinsabor.

martes, noviembre 07, 2006

Is Tuesday but seems like Monday

I have to cut my nails, brush my hair and for all that I need to take a shower first, really I’m not in the mood to make anything. I want to follow resting; last Saturday was very less pleasant that I waited. I desire take vacations but now I don’t have enough money to travel, in addition I have work until 1st December, at least.
I would like to visit a friend of mine, tough isn’t a good idea, I know, but that doesn’t take away from me the emotion of go…
We, women are so complicated, I know.

domingo, noviembre 05, 2006

Observada y observadora

Volvió a la insana costumbre de compararse con los demás, esta vez fue con alguien cercana y querida.
Mientras la miraba radiante y borracha pensaba en lo mucho que ambas habían cambiado en tan poco tiempo.
Ella era y seguía siendo muy insegura a pesar de que quienes la tenían cerca, se peleaban por acercarse más y quienes la habían conocido hace algún tiempo, añoraban volverla a tener a su lado. A pesar de ser tan competente ella no se lo creía y constantemente le preguntaba a quien la observaba si sería cierto todo lo que le decían, pues simplemente no acababa de creerlo.

Mientras la observadora pensaba que si bien podía tener todo eso que los demás anhelaban, simplemente no le interesaba cambiar su libertad y diversión por aquellas rígidas estructuras que debían seguir en esos espacios quienes habían tomado la otra decisión. Pensaba que era satisfactor el ver que los “grandes personajes del pasado” la recordaran con tal cariño y distinción, que por eso eran maestros, porque eran capaces de ver en sus ojos inocentes el potencial que ella ni siquiera imaginaba, en una época que ahora parecía tan lejana.
Se seguía convenciendo a sí misma de que ella también podría hacer cuanto quisiera con lo que tenía entre manos y con lo que podría conseguir con las herramientas que apenas estaba adquiriendo.

Aunque la gente ni siquiera lo sospechara ella también era muy insegura por ser su jueza más dura. Estaba segura de que no era nadie para disiparle los miedos de incompetencia a la observada, pero su cariño hacia ella le impedía quitarle la ilusión. De sí misma pensaba que quienes la conocían tenían más fe en ella que ella misma, salvo una o dos personas muy cercanas, de quienes insistía en alejarse pues le bastaba con sus propios juicios como para querer cargar con los de alguien más.

sábado, noviembre 04, 2006

Complains

When I accepted my job I didn’t ask responsibilities I have now.

I didn’t sleep very well last night, I’m worried because I need a new teacher for Wednesday and payment it’s a little poor.
Contradiction here is I want neither work for a few money but if I quite I’ll have less options to make come true my dreams, it’s a matter of convenience and make a good curriculum just in case I can’t get all resources a require.

jueves, noviembre 02, 2006

It isn’t fair

Just when I decided to have a constant schedule to going to have lunch it starts to rain… :S I’m hungry and it’s my food time.

martes, octubre 31, 2006

I feel lonely

I feel like a lonely planet.

Universe put in my way interesting and beautiful people time after look inappropriate or doesn’t think about me like I think about them, it’s so disgusting…

Meanwhile I learn the lesson procedure is too painful, though I recognize wisdom time after.

These experiences make me feel odder, like an alien put it in a world I don’t belong to.

Basic people are too boring…

lunes, octubre 30, 2006

Para los fieles seguidores de L.

Bienvenidos a este nuevo espacio. Quienes me leen con asiduidad saben las razones del cambio, quienes no podrán igual leer y opinar de los artículos que aquí publique.

Veamos cómo funciona esta versión beta de Blogger.

Intro



I was too tired to know my mother was reading my old personal blog. I opened this kind of space to make catharsis, this mean, I wanted to tell my feelings without fear of be judged, but when I knew my mother was reading me I felt constraint. I wrote many thoughts I'm not interest on share with my family. I think your parents never will can be your friends because the function of both is very different one of the other, with your friends you do things typical of your age, meanwhile your parents have duty of protect you though that represent have no fun.
Another reason take me to have a new space is the need of be in touch with people have interests like mine, literature and art, for example.
The stage of be near of my ex is over (one more reason). I don't want to be near of his friends from the planet blogger.
Life is more than a virtual diary.
I deserve an authentic shelter on the net.

lunes, octubre 16, 2006

Suspiro...

Se emociona viendo fotos.
Se molesta porque no quería emocionarse.
Busca otras fotos porque quiere quitarse el sabor amargo del corazón.
Confirma una vez más que la batalla de las comparaciones la va ganando el proveniente de Esparta.

¿Alguna vez dejará de sentir culpa e inseguridad luego de rechazar ofertas mediocres?

lunes, octubre 09, 2006

Caricias

A veces... como esta noche, extraño poder acariciar a un hombre amado... quitarle el cansancio con mis manos y compartir la tibieza de mi cuerpo con la de él.


domingo, octubre 08, 2006

¿Alguna vez dejará de sentir culpa e inseguridad luego de rechazar ofertas mediocres?

sábado, octubre 07, 2006

Lo acertado no quita lo doloroso

...Pero lo bueno no le quita lo doloroso, tener tanta intuición también es un karma, uno trata de hacerse el loco con las premoniciones pero nah, salen de todos modos, mucho margen de acción no dejan.

Uno siempre sabe desde un primer momento cómo son las personas, siempre, lo que no sabe es cómo pararán las situaciones que surgen con ellas, en ese factor se cifran las esperanzas.
El viaje se ha cancelado.
Ya no tiene sentido visitarlo.
Nada mala me ha hecho.
La geografía no nos ayuda.

viernes, octubre 06, 2006

Recuerda que lo hacía para practicar una habilidad casi olvidada. Estaba de pie entre una pared y una puerta, ambas estructuras conformaban un ángulo recto. Miraba hacia dentro esperando encontrar las respuestas para comunicárselas a sí misma en perfectas palabras, justo como las imaginó la primera vez, pero sus ideas revoloteaban adentro y fuera de su cabeza sin lograr ordenarse en una fila india, ordenada y transmitible a la lengua.

miércoles, octubre 04, 2006

¡¡¡Me raya!!!

Es el colmo que uno quede mal con un cliente porque las recepcionistas no dan las razones. Sonará fuerte pero es verdad, si no ascienden es por ellas mismas. Su trabajo es ese, dar mensajes que reciben pero parece que ni eso lo pueden hacer medianamente bien.

Yo llame que llame toda la semana pasada para entregar los informes, pero como nadie dijo nada me esperé hasta hoy y sólo hoy me entero que los necesitaban súper urgentes.

Espero que eso no resienta las relaciones con este cliente, quiero seguir trabajando con esa empresa.

viernes, septiembre 29, 2006

¿Qué tenemos para hoy?

Por el momento el fin de semana va delicioso y tengo fe en que siga así. Me parece que cuando a uno por fin se le da la gana hacerle caso a las señales cósmicas se da cuenta del buen negocio que está haciendo.
La semana pasada una buena amiga me rogó para que fuera a la reunión de bloggers pero no tenía ni plata ni ganas de ir, entonces a pesar de que me ofreció pagarme hasta el transporte pues no fui, igual A. me llamó para que le pagara la sesión de reiki que le debo desde el año pasado y yo estaba muy juiciosa acá esperándolo, pero con todo el trabajo que tiene luego del súper contrato que le salió pues no pudo venir. De todos modos para mí no fue una mala tarde, todo lo contrario, pude hacer una siesta luego del almuerzo de esas que lo dejan a uno con cara de ponqué, dormí tan rico como cuando uno va en una buseta de norte a sur por la décima en un trancón monumental en plena tarde calurosa. A uno hasta le molesta tener que bajarse luego de lo rico que está durmiendo.
Mi naturaleza analítica me impide quedarme con explicaciones simplistas, a mí me gusta ir al fondo de los hechos. Pensé y pensé por qué me da tanta jartera ir a esas reuniones, como de costumbre hallé una explicación lo suficientemente plausible como para sentirme satisfecha. Hela aquí. Luego de pasarme la fiebre de conocer gente de este medio me dí cuenta de lo monotemático que uno se vuelve cuando asiste a eventos con ellos, el tópico es inevitablemente "¿has leído a fulano?, te recomiendo a perencejo" y francamente yo cada día leo a menos gente, por eso no soy quien para quejarme si no me leen. Me da mamera andar leyendo bitácoras como si fueran libros, que no es lo mismo, ya lo he dicho en el otro lado, lejísimos están de serlo. Así ahora esté medio atorada en una pseudo-rutina, me gusta vivir fuera de la red. La gente más interesante que he conocido lo es por tener una vida y a veces comentarla en estos espacios, no por vivir pegada a ellos y a los eventos que los rodean, es que la verdad hay mucho sociópata en potencia por ahí regado. Con esa gente, la interesante, hablo por teléfono, por msn pero de cosas muy cotidianas, nada de blogs o muy poquito para ser realista. El día en que uno se esclaviza de este medio deja de ser placentero, comienza a convertirse en un peso más. Será por eso que sigo escribiendo por necesidad de expresión, no para complacer a nadie, en el otro lado quizás para pulir mi estilo pero con calma y placer ante todo.
Ah otra cosa. Tampoco me llama mucho la atención conocer a los autores de las bitácoras que más leo, salvo contadas excepciones, siento que corro el riesgo de sentir lo que sentí cuando entré a la página de Paulo Coehlo, me pareció un iceberg, me decepcionó como algunos de sus libros, se me cayó un ídolo, como cuasi me ha pasado al ver fotos de gente que leía o leo, la verdad el ser anónimo tiene mucho encanto, uno se arma una imagen mental de la gente que escribe y cuando las ve en fotos ya no es lo mismo, puede ser peor al encontrarse con ellos en persona.
Se me olvidada algo. Hay gente muy tostada, muy pesada y poco sana en este medio, supongo que como en todos pero yo hablo de lo poco que conozco a este. Otra razón más para quedarse el sábado en casa comiendo arroz con leche, rosquitas típicas de Montería, crema de pollo y viendo películas de Disney y de dinosaurios. No le veo la gracia a buscar que un grupo de gente tostada me acepte aparentando cosas que no soy.

lunes, septiembre 25, 2006

Ella mejor que yo

A veces las personas que nos conocen desde hace años pueden expresar mejor que nosotros mismos cómo nos sentimos, hoy se dió ese caso. M. I. puso en perfectas palabras lo que siento:
"me parece que es lo justo. Es decir, no porque te vayas allá significa que ya están comprometidos y que de ahí al matri no hay sino un paso. Es más bien una intención de conocerse y ver si realmente los dos quierne construir algo a futuro"
Dicho eso, si el Universo me lo permite el viaje sigue en pie.

viernes, septiembre 22, 2006

Me cansé de callar

Ya se me bajó un poco la furia, pero la verdad hasta dolor de cabeza me dió.
Podría publicar este texto tan poco elaborado en otro de mis blogs, más de ese estilo, más quejetas pero simplemente hoy no se me da la gana.
Si soy injusta en algún momento que alguien por favor me lo diga, como contrapartida a lo que voy a hacer.
Me mamé y quiero que la gente lo sepa. Me mamé de que me llamen empresas que hacen investigaciones de mercado para contratarme como encuestadora. Joder, si yo soy PSICÓLOGA. No me pasé más de 5 años estudiando para que me paguen 5 mil pesos por encuesta menos el descuento de retención en la fuente, que le llamen como le llamen pero eso equivale a ser encuestadora. Peor si el documento es de 27 preguntas.
Y no, no me gusta viajar por tierra ¿y?.........., no me dejé marraniar en el estudio que están haciendo en SLresearch E. U. que queda en la cra. 48 # 67-29, tlf. 5415791. Querían que me fuera por tierra hasta Montería, es que más jodidos ¡para dónde!. Hoy me vine a enterar que un tipo llamado César fue quien desautorizó el tiquete por avión. Sospechaba que era porque ellos querían tener más ganancias y no por tacañería del cliente que los contrató, creo que no me equivoqué.
No les dije nada cuando días después me llamaron para que me fuera de improviso a Villeta desde el viernes, siendo que tenía clases el viernes en la noche, ellos sabían pero eso sí no se les dió la gana anotarlo. Es que el despelote allá es terrible. Vengo de esa oficina donde me estaban haciendo la inducción para hacer un estudio de cerveza, iba a aplicar unas encuestas, pero ellos muy convenientemente no me dijeron nada de cuánto iban a pagar por cada una sino hasta el final. En la mañana cuando me llamaron con tanta urgencia me dijeron que eran 150 mil por tres días de trabajo, hasta ahí aguantaba, luego cuando me dijeron lo que tocaba hacer ya no me sonó tanto, era puro trabajo de encuestador pero contratan psicólogo únicamente disque porque hay que hacer trabajo de observación ¡observación mis pelotas!, eso lo hace cualquier bachiller luego de la embolatada instrucción que me dieron, lástima que quien la da es una colega de mi misma alma mater. Además, bonita la hora de estar consiguiendo gente para el estudio, hoy andaban en esas y se supone que hoy comienza la recolección de datos. Ahí no más para que se den cuenta de la "logística" del asunto.
Apenas me dijeron cuánto era que iban a pagar en realidad le dije en la cara a la niña que me daba pena pero que no iba a hacer el trabajo, igual ni pena debería darme, buena, la verdad mucha no me da. Es que en otro lado eso mismo le pagan a los encuestadores, eso mismo le dije, es decir que decentemente le dije que estaba loca y no mentía, así es. Al menos en el otro lado fueron de frente y dijeron desde un comienzo que estaban haciendo inducción para encuestadores, yo prontico les dije que yo iba pero para coordinadora de encuestadores, que estaban equivocados si creían que le iba a jalar a interceptar gente en la calle para hacerles montones de preguntas, es que yo ya no estoy para eso, sé cuál es mi lugar y no es ese. Finalmente no les convencí disque porque no tenía experiencia en el área con ellos, como quien dice "acá sólo se puede comenzar desde abajo, la experiencia que haya ganado en empresas similares no nos sirve así haya hecho lo mismo", es que tienen mucho güevo. Y la empresa esta queda en la cra. 33 #98-58, no recuerdo bien cómo se llama, si no lo ponía segurito.
De lección me queda seguir con lo mío, con mis proyectos como total independiente que de momento es en lo que mejor me va, pero eso sí yo de hacer un estudio trato bien a la gente, no la pordebajeo y le pago lo que se merece.
Me siento mejor, ahora a esperar que se me pase el dolor de cabeza que me gané por semejante estupidez.

lunes, septiembre 18, 2006

Síndrome de Genio en la Botella

Luego de ver esporádicamente varios episodios de Mi Bella Genio en Nick at Nite he llegado a la conclusión de que cuando estoy con un hombre que me gusta tiendo a comportarme como la protagonista de esta serie.
Si el personaje que tengo al lado me gusta mucho intento cumplir sus deseos lo más instantáneamente que me sea posible, incluso los no expresados.
Sospecho que este tipo de comportamiento proviene de lo consentida que fui de niña gracias a ser hija única. Recuerdo que mi papá saltaba dentro de cuanta miscelánea, tienda o almacén cuya vitrina me hacía decir “ay mira eso tan bonito”, con el ánimo de comprarme el objeto de mi admiración. Luego de que yo adivinaba sus intenciones lo miraba con cara seria y le decía “yo dije que tan bonito, no que me lo compraras”. Dados estos antecedentes me parece que de adulta sentí la necesidad – y la sigo sintiendo – de darle satisfacción, alegría a las personas que me simpatizan. Es una forma de retribuir las cantidades indescriptibles de dicha que recibí siendo niña.
Sin embargo, jugar a ser el genio de la botella no es siempre positivo. A veces en el afán de complacer a mi acompañante me olvido muy fácilmente de mis propios deseos y sueños, es entonces cuando me siento culpable, debo recordarme luego a mí misma que también tengo una vida y que por ende no debo poner su bienestar por encima del mío.
Mi humanidad me hace esperar algo a cambio de lo que doy.
Ojalá recuerde con claridad esta entrada la próxima vez que tenga al frente a un niño clásico tipo nerd como tanto me gusta.

Tantek

sábado, septiembre 16, 2006

Ay caray...

Hay una creencia argentina, me parece, que dice que si uno quiere que algún sueño no se haga realidad debe contarlo luego de desayunar, entonces como ya lo hice me dispongo a hacer un resúmen de un par que tuve esta mañana y que me dejaron muy inquieta.

En el primero iba al banco para tratar de sacar plata pero no lo lograba, me quivocaba al hacer el recibo o me equivocaba de banco. No pude sacar nada.

En el segundo me la pasaba con el Espartano para arriba y para abajo, en realidad creo que también era así en el primer sueño, al menos al comienzo, luego llegaba como a un barco o algo parecido, estaba con un montón de gente desconocida, en esas aparecía mi tía y me aconsejaba que lo dejara porque él era un hombre comprometido, para convencerme me mostraba una caricatura de cómo me veía yo estando detrás de él a toda hora, era muy ridículo, además su esposa ya lo sabía. Luego de ver eso no insistí más, me fuí sin decir nada, llegué a un baño y allá una especie de sanguijuela intenó pegárseme a la pierna, a pesar de que se movía muy despacio no pude detenerla, luego cuando ya la vi pegada me la quité, no me dolió tanto como creí, pasé al lavamanos a lavarme la mano con la que me la había quitado, el animal me había dejado una estela de baba azul, pero en el sueño no me daba asco, luego pasaba a lavarme la pierna donde había estado.

Luego desperté.

jueves, septiembre 14, 2006

El Hombre Imaginado

Yahoo! Avatars

Desde hace un mes casi tengo a este muñequito acá. Lo elegí como símbolo de mi "fetiche". Por alguna razón que desconozco me atraen mucho los arquitectos pero nunca he salido con uno. Si bien creo que me convendría más salir con una persona con inclinación por las Humanidades o por la comunicación escrita, dada mi forma de ser, estos profesionales me siguen gustando de forma enigmática.
Ahora ya saldada la parte del proceso que tenía en el tintero, me dedicaré a lo que me interesa publicar esta tarde de sábado.
Una tarea tácita surgió en días pasados mientras hablaba con el Espartano en MSN: Definir una relación seria. Lo hice en mi diario de papel y ahora presento la versión censurada.
Exclusividad: Lo pongo en primer lugar porque realmente me siento mal cuando sé que alguien que me gusta sale con otra persona que le atrae. Si estoy en una relación seria yo puedo al menos hacer el reclamo, si eso llega a suceder - así no sea mi estilo -, pero si la relación es más informal pues sólo me queda aguantarme y tratar de salir con más gente - tampoco es lo mío salir con alguien más por puro desquite -. Respeto al compromiso definido es lo que prefiero. Cada niño con su niña.
Un lugar en su vida: Ser una de sus prioridades casi al nivel de su familia, que no ponga compromisos con amigos por encima de los que tiene acordados conmigo, que me permita acompañarlo a vueltas y que sepa puede contar conmigo como yo lo hago con él.
Planes conjuntos: A mediano plazo ver cómo se negocian las metas que cada uno tiene para que sean compatibles y la pareja pueda seguir siendo. Uno se embarca en la relación sabiendo que es un tema que se tratará más temprano que tarde.
Confianza: Tener presente que es un amigo, un cómplice e incluso un maestro para mí y que me permita desarrollar esos roles en su vida, para que la experiencia sea de mutuo crecimiento y aprendizaje.
Consciencia del tipo de relación en la que se está: Yo lo digo desde el comienzo para evitar malentendidos. NO soy mujer de amores casuales. Si ando con alguien doy lo que quiero recibir. Me gusta la sensación de estabilidad, de cercanía, de compañía y de cierta predictibilidad de acontecimientos que la rodean, sin entregarme a la completa rutina.
Ahí está mi pensar, muy personal y criticable como todos los demás.

miércoles, septiembre 06, 2006

Desvariaciones mientras se espera la siguiente prueba

Pues sí, heme aquí en una sala de juntas rodeada por 7 desconocidos, quizás alguno de ellos me observe mientras escribo en intente leer las letras que componen las pasadas entradas en esta agenda pero qué importa.
Hace un momento pensaba que es estúpido indicarle a una psicóloga que presente una prueba de personalidad, teniendo en cuenta que parte de su labor cotidiana es aplicarla y calificarla, por esto los resultados no serán los óptimos, menos si la que se aplica es la más conocida de todas – el 16 PF -, ya conocemos las preguntas y hemos tenido más tiempo que los aspirantes promedio para analizar cuál será la mejor respuesta a cada una de ellas, precisamente de lo que no se trata, este tipo de pruebas buscan suscitar reacciones espontáneas.
Ok, paro la quemadera porque me traen la siguiente. – A partir de este punto escribo en retrospectiva. –
Ayer fui la última en llegar (típico de mi impuntualidad) y la primera en salir (típico de mis capacidades). La segunda escala era una de comprensión de lectura, con errores fáciles de encontrar mas para no armar lío y salir pronto de eso, la respondí sin decir más.
Si me contratarán o no, no lo sé, pero la verdad la idea de trabajar de lunes a viernes y hasta medio día los sábados no me trasnocha. El salario es interesante y la posibilidad de viajar también.
Ahora mi propuesta.
Si yo soy psicóloga y voy a evaluar colegas mejor les pido opiniones críticas de las escalas que aplicamos, las hago evaluar casos hipotéticos y las califico por ello, para poner un ejemplo algo como Canasta de Papeles (una prueba con esas características) ¿pero el 16PF? ¡Por favor!

domingo, agosto 06, 2006

Acogedora calma

De nuevo sola en el apartamento y disfrutando de tanta tranquilidad, nadie detrás mío recordándome lo que debo y lo que no debo hacer, gozándo las sensaciones que acompañan el estreno de un trabajo nuevo, algo estable pero no esclavizante, ver cómo se abren nuevas posibilidades ante mí, es realmente acogedor este estado.
Me hace falta escribir largas páginas en mi diario de papel, cosa que haré dentro de poco, me gusta mucho vivir sola, de veras quiero llegar a hacerlo algún día, acá o en otro país, quizás viva junto a otra persona, de todos modos sé que no estaré viviendo eternamente en casa de mi madre, algún día Satori estará a mi lado.

Aún tengo por delante la actualización de la revista, no he comenzado el número de este mes pero quiero seguir con ese proyecto, obvio que a veces bajo la guardia y me ataca la pereza pero comentarios como el de aquél periodista que pasó por allá me confirman que hago las cosas algo bien y que si soy constante rendirán grandes frutos.

viernes, agosto 04, 2006

La televisión como oráculo

Para el asiduo lector de esta bitácora no es una novedad que escriba acerca de este tema, pues sabrá que me encanta ver televisión.
Recientemente me ha ocurrido que al ver varias de mis series favoritas en canales como Fox, Sony y Warner descubro una similitud fabulosa entre los temas allí tratados y los acontecimientos de mi existencia, es como si el Universo se valiera de este medio para enviarme señales, guías acerca de los pasos que debo seguir.
En una ocasión encontré al menos 4 programas distintos tratando un suceso que me afectaba directamente, ahora que lo pienso mejor fueron 3 series y una película que vi en cine.
Es agradable poder contar con la sabiduría universal en cualquier momento, su creación misma hace las veces de oráculo, por lo que de vez en cuando se puede dejar descansando tanto a las cartas del tarot como a las runas.

lunes, julio 31, 2006

Efectos del proceso

Dejo de lado la pereza y escribo el que se constituye como el último paso, la última entrega de este procedimiento que emprendí hace semanas.
Ya he hablado de música, rituales, conversaciones y otras herramientas útiles para lograr la meta que me propuse.
Durante meses enteros cargué con un bloqueo energético que reconocía de cuando en cuando pero que me negaba a dejar, era como un vicio, estaba atada a la compañía de mis fantasmas, los creados por mis recuerdos, escenas que si bien me llenan de alegría momentáneamente no me permitían seguir adelante por estar pendiente de ellas a cada instante.
Cuando decidí poco a poco alejarme de quien me hizo tan feliz en el pasado comencé a descubrir que las metas deseadas en otras áreas de mi vida se hacían menos esquivas que de costumbre. Mis proyectos de trabajar independiente no fueron abandonados en este lapso pero sí recibían menos atención de la que se merecían. Mi socia y yo no hemos tenido que cancelar ningún curso por falta de asistentes, los correos que envío ofreciendo mis servicios profesionales encuentran eco y un trabajo relativamente estable que quería realizar se concretó, además el horario es perfecto para mi naturaleza vespertina. Ahora tengo varias opciones para trabajar, unas más emocionantes que otras pero lo importante es que puedo escoger, antes tenía que hacer prácticamente lo que salía.
En mi fisiología también ha habido cambios relevantes. El acné que me azotó durante tanto tiempo está cediendo, me dan más ganas de comer a horas y de hacer ejercicio todos los días, incluso creo que de vez en cuando gano kilo o kilo y medio, pero parece ser un hecho que en el futuro cercano no volveré a la talla 10, como dice una ley universal “así como es arriba es abajo”, lo que viví me cambió y eso se puede constatar hasta en mi cuerpo. Esas experiencias me convirtieron en una mujer más madura y más fuerte, en alguien que admiro si veo desde afuera y que me enorgullece porque sabe que es capaz de entregar de nuevo el corazón completo - no a cualquier persona -, porque ahora sabe que si bien es importante luchar no se vale luchar sola por algo que debe tratarse de dos.

Creo que sí soy alguien especial, sin embargo creo también que todos los seres humanos tienen el potencial para serlo entonces, si uno se lo propone lo logra, llega al otro lado del río, por más que se haya dejado llevar por la corriente. Siempre habrá ramas a las orillas de las que podremos agarrarnos para salir de las “furiosas aguas”.
Ahora siento que es tiempo para trabajar, para estar conmigo misma, es lo que el Universo me ha mostrado y me encuentro tranquila viviendo en sintonía con ese sentir. No veo en mi futuro cercano relaciones de pareja, si llega alguna armónica bienvenida sea pero si no ya habrá tiempo para ello. La sensación de no esperar nada de nadie, de saber que lo inesperado será leído como una auténtica sorpresa es algo lindo y sereno. Ya lloré profusamente ahora simplemente quiero observar el paisaje sin sobresaltos, quiero disfrutarlo profundamente.

“Albahaca, canelas y rosas, alejen de mí a los hombres de vidas tormentosas.
Albahaca, canela y rosas, acerquen a mí hombres de vidas armoniosas”.

Mantra que me inventé el 14 de Febrero de 2004

domingo, julio 30, 2006

Haciendo hambre un domingo en la tarde

Anoche dormí de forma inmejorable, noche de sábanas limpias, uno de los pequeños placeres de la vida, además con el apartamento para mí sola, cosa que a esta altura de la vida se agradece, desayuné tarde entonces me dio por darle algo de atención a una de mis bitácoras favoritas.

Mientras llega el momento en que mi cuerpo pedirá comida decidí escribir acerca de alguno de los temas que me dan vueltas en la cabeza y que poco a poco se van materializando, primero en notas en mi celular y luego en entradas.

Luego de ver esos archivos noto que los temas son recurrentes.

La cama de uno, ah divino tesoro, no será como la juventud pero sí se duerme muy bien allí, yo suelo ser muy mala huésped, no por ser confianzuda sino porque duermo muy mal en camas ajenas, incluso cuando salgo de vacaciones voy preparada para dormir mal la primera noche, a menos que esté muy cansada, porque en ese caso caigo como una roca.

Ver televisión en la tarde, extraña práctica que me recuerda la época del colegio cuando, luego o mientras hacía tareas veía televisión educativa, Plaza Sésamo o cuanto programa se atravesara. Con el pasar del tiempo esa jornada ha sido dedicada a labores más “productivas” como estudiar para parciales, asistir a clases de universidad o para trabajar. Sin embargo esa sensación de estar vagando cuando veo tele en las tardes es difícil de borrar por eso lo evito, me angustia no estar produciendo, también me recuerda las ocasiones en que uno se enferma y ve televisión desde la cama, hasta cosas horribles porque simplemente no tiene ganas ni de cambiar el canal con todo y el control remoto.

El baño de la casa, otro lugar deliciosamente familiar, no hay como llegar con muchas ganas de entrar a hacer lo que sea y sentarse en aquél lugar para desahogarse tranquilamente, es muy rica esa sensación de comodidad íntima, aunque si la urgencia ocurre en otro lado cualquier sanitario limpio se agradece enormemente.

La comida casera. Yo casi siempre como en un restaurante cercano, conozco medianamente bien a la dueña y ella muestra un excelente ejemplo de servicio al cliente recordando los gustos de sus visitantes frecuentes, de ahí que sepa lo que me gusta por encima de otras cosas, pero aún así no cambio una comida improvisada, completamente casera, preparada por mis manos, con amor e instinto maternal para mí misma, hasta el arroz sabe distinto. Me gusta darme ese tipo de atención.


Esos eran algunos de los temas que estaban sueltos.

miércoles, julio 26, 2006

Famosos Anónimos

Desde niña me he preguntado cómo es tener la atención de muchísimos desconocidos sobre sí. Atención tanto positiva como negativa.
Poco a poco he destilado mis pensamientos hasta concluir varias cosas.
Debido a mis proporciones antropométricas y a alguna armonía entre mis rasgos con facilidad cuento con la energía de ojos extraños sobre mí, es decir que difícilmente paso desapercibida aunque me lo proponga, creo que en parte por esto prefiero la ropa de tonos oscuros, esta me permite confundirme, mimetizarme con el fondo de los escenarios donde me muevo. Los colores brillantes en los atuendos son como letreros que dicen “MÍRAME”, “PRÉSTAME ATENCIÓN”, “NO ME IGNORES” o así lo ven mis ojos.
Si una persona se acerca a mí intentando agradarme por medio de la mención de mi pseudobelleza física el efecto será muy pobre u opuesto al deseado, prefiero que la gente note primero mi “contenido”.
Al vivir estas experiencias he notado que siento más admiración por aquellos personajes que logran ser reconocidos por los frutos que generan sus procesos cerebrales y no por las exhaustivas sesiones en gimnasios y centros de estética.
A mi disgusto he tenido que aprender técnicas de arreglo personal para captar la atención que necesito, con el fin de dar a conocer mis puntos de vista, estoy en un mundo muy visual y a menos que modifique mi comportamiento sé que no lograré los objetivos que me he propuesto si me niego constantemente a seguir las reglas tácitas que regulan el trato social.
Luego de largas reflexiones he comprendido cuál es la imagen que quiero proyectar a los demás y porque, aunque a veces soy una paradoja humana, creo que cada día logro sintonizar mi pensamiento, mi sentir, mi acción y mi discurso, viendo en el mundo material los resultados que deseo. La imagen que deseo proyectar es la más cercana posible a la que yo misma tengo de mí, una mujer antipática en principio pero muy dulce con sus amigos, una escritora mediocre de vez en cuando que se alegra de no ser famosa todavía porque así puede escribir por gusto, sin obligación y sin temor de decepcionar a nadie porque precisamente está protegida por su anonimato.
En estas mismas líneas yace la razón por la cual privilegio establecer el primer contacto a través de medios electrónicos y no de otros más personales.

martes, julio 25, 2006

Limpieza

Es hora de comenzar a recoger el desorden, en realidad es hora desde hace mucho rato pero he dilatado el momento porque tengo miedo de quedarme sola.
No doy más. Te querré toda la vida. Siento que hablo como las actrices jóvenes que responden con evasivas cuando les preguntan acerca de su vida sentimental, “lo amo, somos amiguísimos” pero entre los dos sólo lo primero es cierto, te amo pero el sentimiento ha cambiado, nada que hacer, las cosas suben y bajan pero yo alimentando este amor sola soy como el experimento de Harlow y Harlow en el que a un miquito un muñeco de metal y alambres le daba comida mientras que otro sólo estaba allí hecho de relleno y peluche, al final el miquito queda traumado y sigue aferrándose al de peluche. No me interesa hacer una analogía exacta por puro agüero pero sí estoy segura de que quiero alejarme, lo que me está pasando lo que me está ocurriendo es un “papayazo universal” que no quiero desaprovechar.
Este amor por más bien intencionado que sea está desnutrido, tú no has hecho nada para equilibrarlo y yo ya no estoy segura de querer seguir luchando por él entonces mejor hasta aquí pongo de mi parte.
La bitácora no la cierro, sólo la cambio, creo que puede ayudar a otras personas a entender que sí se puede desencadenarse del pasado y que el amor es muy bello así no resulte con quien y como se quiere.
Desde hace días tengo dándome vueltas en la cabeza la frase “el primer amor por amor, el segundo por despecho y el resto por costumbre”, no sé quién la creó pero el punto es que no necesariamente debe ser así los amores pueden seguir siendo por eso, por amor.

Valiosa Independencia

De un tiempo para acá debido al cambio en las funciones que mi mamá desarrolla en su trabajo y gracias a la compra del nuevo apartamento fuera de la ciudad he tenido muchas más ocasiones que en el pasado, de quedarme sola como dueña y señora de mi dominio, situación que me encanta.
Este fin de semana mi mamá llegó luego de varios días fuera de casa, la verdad ha sido durísimo para mí adaptarme de nuevo a tener alguien más en casa, sobretodo cuando las costumbres y visiones del mundo son tan opuestas a pesar de conocerla desde antes de nacer.
Entiendo, mejor que en otro momento, lo difícil que puede ser para las personas volver a casa de sus padres luego de haber experimentado las mieles de la independencia, yo misma pienso más que antes en producir plata para vivir sola o solamente con Satori, mi gata adorada, la que quizás no haya sido concebida aún pero la que me acompañaría en mi propio espacio.
---------
Hoy amanecí con dolor de cabeza, sospecho que es mezcla de pensar en exceso y hormonas de esta época del mes.

lunes, julio 24, 2006

El papel de los rituales en este proceso

Es irónico que comience a escribir esta entrada en la nueva sede de mi universidad pues en ella me enseñaron a creer en la razón por encima de todas las cosas. Acá en este ambiente se mira con desconfianza todo aquello que no pueda ser comprobado científicamente; si bien estas bases contribuyeron de modo importante a mi formación no me impidieron explorar otros abordajes para la solución de problemas.
Me gusta experimentar con elementos novedosos siempre y cuando sienta que no corro ningún peligro serio al hacerlo, gracias a los cimientos que me dieron le doy ventaja a aquellas prácticas que contribuyen a mi bienestar, por eso desde que conocí el diseño de rituales alternativos, es decir mágicos y que irrumpen un poco con la débil rutina que mantengo, los he realizado prestando atención a sus resultados, evaluando críticamente sus efectos y repitiendo las causas cuando me han gustado las consecuencias.
En la etapa que estoy viviendo los rituales se sumaron a las otras medidas que tomé para lograr seguir mi vida sin obstáculos del pasado, específicamente reduje a cenizas, una carta en la que había esbozado un proyecto de vida al lado de mi ex. Cuando la escribí tuve la precaución de hacer mi pedido de modo justo y perfecto es decir que aclaré mi deseo de hacerse realidad en armonía con toda la creación universal, sin dañar ni quitar nada a nadie. La fuerza de este pedido fue tan grande que si bien la “requisición” original no se hizo realidad sí actuó como catalizador del proceso que hoy me tiene en este punto.
Para agradecerle a ese instrumento mágico, copié su contenido con el fin de tener una prueba de su efectividad, después cubrí sus cenizas con sal marina. Al cabo de 24 horas que transcurrieron en luna menguante, la que decrece, lo arrojé a la basura para que continuara con su ciclo natural.
Además de lo anterior, encendí casi a diario al menos durante una semana, varitas de incienso. Cada vez que lo hacía le recordaba a la Divinidad mi pedido e intentaba comportarme acorde con su realidad, es decir que visualizaba mi deseo como ya cumplido.
Han pasado un par de semanas desde que comencé éstas prácticas específicas, por lo que puedo afirmar con certeza total la funcionalidad que tienen en mi vida.
La próxima entrega relatará los cambios que han surgido en mi cotidianeidad luego de tomar y ejecutar mi decisión de dejar atrás el pasado.

domingo, julio 23, 2006

Lavar el Alma

Por estos días he estado jugando a algo así como el CSI criollo. Tenía prendas impregnadas con la esencia del pasado y decidí lavarlas a mano para hacerme más consciente del asunto. Confieso que se me armó un nudo en la garganta pero no lloré, no porque me reprimiera sino porque no fluyó naturalmente, me dolió pero más me habría dolido no hacerlo porque si bien esa experiencia me ayudó a madurar no me va a ayudar a vivir más si me niego a soltarla, todo lo contrario, me va a perjudicar.
Otras de las medidas que he tomado han sido borrar su bitácora de los “feeds” de Opera, dejar de buscar sus comentarios para leerlos en los blogs que visitamos, llamar a mis otros amigos ingenieros para hacerles consultas acerca de mi aparato enfermito evitando buscar su consejo y eludir la revisión de mis contactos en Skype para ver si estoy autorizada o no en su lista, obvio que a veces tengo recaídas y paso por su página para ver si me interesa lo que escribió, si es así lo leo mas no lo comento. Confieso que desde hace casi un par de meses ya no busco entre líneas alusiones a mi papel en su vida.
Ya lo dije, las recaídas son parte del proceso pero no por eso debe darse marcha atrás, si ya se ha tomado la decisión, si ya se ha reconocido el problema y se ha comenzado a dar pasos camino a la solución saber de los posibles tropiezos sólo debe tranquilizar al caminante, debe calmar sus miedos y recordarle que todo el esfuerzo lo está haciendo por la persona más importante que hay en su vida: sí mismo / a y que con cada levantada y limpiada de rodillas sólo se fortalece, le recuerda que la forma más sabia de llegar al objetivo es viviendo un día a la vez, que no hay porque deshacerse de todos los recuerdos de un solo tajo, que debe hacerse cuidadosa y lentamente, al fin y al cabo tampoco se busca olvidar lo ocurrido sino aprender a vivir cada vez mejor con las escenas que se rodaron en el pasado.

Dios, concédenos serenidad para aceptar
las cosas que no podemos cambiar,
valor para cambiar las cosas que podemos,
y sabiduría para reconocer la diferencia.

Oración que inicia muchas reuniones de AA pero que también sirve para alejarse del pasado.

Ya se hizo lo más difícil: aceptar el problema, no hay más excusas para detenerse o dar marcha atrás.

Como no se puede estar furiosa / o eternamente…

Alguna vez tras una “furia cuasi – asesina” intenté estar de mal genio durante muchísimo tiempo pero no lo logré, la energía de la ‘piedra’ se fue diluyendo poco a poco a pesar de mis esfuerzos. Y lo mismo me ocurrió con el amor.

Duré más de un año intentando seguir perdidamente enamorada de quien creí el amor de mi vida y mi alma gemela, quizás lo sea, la certeza sólo la tiene el Universo. Ante tanta insistencia mía y tan pobre respuesta suya los momentos en que sentía era mi oportunidad para escapar del suplicio que me auto – infligí se hicieron más frecuentes con el paso del tiempo y como la vieja furia, la energía de mi afecto se fue debilitando. Iba sospechando a cada momento que tal vez seguir otro rumbo, al menos de momento, podría ser una buena idea para sentirme más satisfecha conmigo misma. Noté que estaba en un punto en que poco o nada me importaban las palabras de los demás, ya no preguntaba por qué o para qué, sólo seguía golpeando mi cornamenta astrológica contra un muro que hacía tiempo se había rebelado, iba en contra incluso de la sana lógica, iba en contra de mi racionalidad característica, iba en mi contra… ese era el lío.

Después de llamados reiterativos provenientes del Director de mi película decidí escuchar y tomar la cuerda que me lanzó para evitar que me sumergiera completa y voluntariamente en el mar de la terquedad. Pasó algo que ni siquiera imaginé: me encariñé con la “cuerda”; me gustaría compartir algo de mi tiempo con ella pero como de costumbre, así me incomode aceptarlo, que el nudo se apriete o se suelte no depende de mí sino de mandatos divinos.

La canción que comprendía inconscientemente pero que conscientemente ignoraba (y que hoy me gustaría dedicar): Fix you – Coldplay

Las canciones que me gustaría me cantara alguien especial (así la letra no me venga con exactitud): Necesito – Sui Generis y Día de Enero – Shakira.

sábado, julio 22, 2006

Desencadenándome del Pasado

Como mencioné en mi anterior entrada creo que es posible espantar los fantasmas del pasado, aquellos que nosotros mismos nos encargamos de crear y que luego vemos con extrañeza como si provinieran de oscuras fuerzas que nos rodean, sin aceptar que son proyecciones de nuestros propios miedos, en este caso el miedo a la soledad.
Paradójicamente soy una persona que disfruta mucho de la soledad y de la tranquilidad que esta trae consigo, pero como Daria le temo a llegar a vieja siendo una vieja amargada viviendo junto a una gran cantidad de gatos. A veces soy muy huraña y me empeño en alejar a la gente sin pensar que en realidad me hace falta, que necesito relacionarme con otras personas para crecer, para evolucionar y esto es todavía más cierto cuando esos seres tienen impresionantes capacidades de las que me puedo aprovechar, en el buen sentido de la palabra.
Hace poco me pasó algo relacionado con este tema. Luego de meditarlo como adulta concluí que si los dos no estábamos dispuestos a “querer” no íbamos a “poder”, entonces estoy trabajando en silenciar la química que surgió entre los dos pero que por mandato universal no prosperará en el presente debido a la distancia física (¡linda forma de descargar mi responsabilidad en circunstancias externas!).
Esta vez decidí seguir la ley de tres, tres advertencias y si se insiste una cuarta es terquedad. Pues dos personas que tienen o tuvieron relaciones a distancia me dijeron que no me embarcara en una porque son muy complejas y finalmente la persona con la que estaba considerando hacer el intento me dijo que tampoco estaba dispuesto, entonces ante tantos avisos de dificultades decidí cambiar mi patrón comportamental y ver qué ventana se abre luego de cerrar esa puerta. No ha sido fácil pero ya comencé y de hoy en adelante voy a relatar los pequeños pasos que he dado para cortar sanamente los vínculos que me unían al pasado. He descubierto que si en el presente las cosas no han surgido como me gustaría se debe a que yo misma me creé bloqueos energéticos que estaban impidiendo el flujo natural de la energía en distintos aspectos de mi vida.
Soy consciente de que si en el presente algo que me gustó no surgió es por mi propia responsabilidad.

Este pseudomanual para romper las cadenas con el pasado, sin que ello signifique olvidar las lecciones aprendidas o como diría yo “las escenas pasadas”, se lo dedico al Espartano porque sé le va a ser muy útil, además le recordará que por ahí hay seres invisibles listos para protegernos si se los permitimos, es una red de apoyo celestial.

El primer paso que yo seguí fue sacar las fotos que tenía del personaje en mi carpeta de documentos, es decir, el pasado me formó pero como ya no trabajo con él queda perfecto en E:/, donde se hace back up por si más adelante se necesita averiguar un dato allí pero que no se necesita cotidianamente para cumplir con tareas importantes.
Además borré la única foto que tenía de él en mi celular, sus datos no los borré porque si alguna vez le da por llamar quiero tener la información suficiente para decidir si quiero o no hablar con él, al menos en el celular, porque en el fijo no tengo identificador de llamadas.

Mañana espera ¿qué hacer con los planes de vida que uno imaginó con el personaje del pasado?

miércoles, junio 07, 2006

Menos de 2 días

No me refiero a la espera de algún importante evento que le dé más significado a mi vida, más bien se trata del tiempo que llevo reencontrándome con otra parte de mí misma.

Este es el tiempo que llevo leyendo una novela fascinante, una novela realmente erótica, no un gran intento de escribir en otra lengua como lo hiciera Vladimir Nabokov con Lolita.

Es efectivamente excitante el texto de Melissa Panarello, difícilmente puedo alejarme de el aunque esté leyendo una mediocre traducción de la versión original en italiano.

También he comenzado a leer Momo de Michael Ende y ha sido fascinante, un contraste con el otro libro pues es inocente, dulce y hasta con cuento de hadas.

Sí, en estos días leo, pero no los leo a ustedes, a los bloggers, leo a otros escritores y no me arrepiento. Creo que es necesario oxigenarse con otros medios para no caer en el hastío de la tecnología, de la red.

Sé que me leen y lo agradezco, en especial al propietario o a la propietaria de la IP 69.79.164.93, quien ha pasado frecuentemente por esta página.

He leído muchos blogs, de todos los tipos, pero ahora necesito sumergirme en la lectura de textos que tengo listos desde hace tiempo pero para los cuales no tenía el entrenamiento suficiente, es decir, con la lectura de bitácoras personales he preparado mis ojos para leer el en PC sin cansarme rápidamente.

Seguiré escribiendo, ya lo había anunciado y es un sentir que sigue constante en mí, como el amor por aquél hombre desconocido para ustedes, pero cada vez será menor la extensión de mis textos, porque a cada momento el tapón emocional que tenía va saliendo. Quizás, muy probablemente traiga aquí fragmentos de los libros que me conmueven, que dejan huella en mi memoria, pues si bien la lectura de la vida de otros nos hace más tolerantes, más respetuosos y menos egocéntricos no reemplaza la lectura de letras creadas por personas que han dedicado su vida al oficio de escribir.

Antes he intentado hacer grupos de lectura o de estudio, sin éxito. La Stulta Viro mostró algo de entusiasmo al proponerle esta idea, quién sabe si continúe así, si alguien quiere unirse a esta iniciativa la ventana está abierta. Estoy segura que la visión de varias personas sobre un mismo texto enriquece su interpretación, sin embargo advierto que no me interesa crear un grupo de gente pesada no encontrarme con sujetos que sólo quieren sentirse mejor que los demás porque han leído temas que sólo iniciados conocen, no, no se trata de ego sino de pasarla bien entorno a la literatura.

Finalmente recomiendo leer esta entrevista de Melissa Panarello para conocer algo más de la autora de Cien Cepilladas Antes de Dormir, pues es importante saber otras cosas de los escritores además de su obra.
Se me olvidaba, si alguien queda con ganas de leer este libro me escribe y le envío el archivo que tengo.

miércoles, mayo 17, 2006

El pan, el queso y lo que más se vende… las empanadas

Para los que no lo saben yo soy psicóloga y ejerzo de forma independiente, como más me gusta. No atiendo pacientes a menudo, cuando lo hago es en conjunto con terapia reiki. En conclusión el área clínica no es mi fuerte. Lo que hago con más frecuencia es dictar cursos de crecimiento personal, entrevistas y aplicación de pruebas psicológicas en investigaciones de mercados y edito mensualmente una revista que habla de temas concernientes al bienestar integral.
El que me dedique a estas actividades no me impide enviar hojas de vida de vez en cuando a ofertas laborales que parecen interesantes, bueno, eso es lo que hago ahora, por ende no envío muchas hojas de vida.
Hasta hace un tiempo enviaba mi currículum a ofertas que solicitaban psicólogas para hacer selección de personal, “las empanadas de mi profesión”. Hay un chiste o frase famosa que dice: -¿Qué hacemos?, -Pues empanadas que es lo que más se vende, en otros casos se dice arepa o pizza según la versión pero así es. Lo que aconseja esta historia es que se debe hacer lo que la gente quiere, lo que la gente compra. Imagino que en las otras profesiones “las empanadas” están constituidas por distintas áreas como ISO, control de calidad, diseño de software y quién sabe qué cosas más, lo que sé es que en mi profesión las áreas top son selección de personal y salud ocupacional, pero en especial la primera porque la segunda también pueden cubrirla otros profesionales.
La verdad es que la selección de personal es tan mecánica y autómata que no está hecha para que la desarrollen los psicólogos, al menos no completamente, creo que en la entrevista sí somos esenciales pero para el resto con un técnico del SENA basta.
Luego de analizar esta situación decidí centrarme sólo en aquellas vacantes que están relacionadas con el área de investigación de mercados y similares, pues creo que es en la que me sentiría más cómoda de llegar a trabajar en línea. Siento que podría desempeñarme en cualquier otra si es en freelance, pero si debo emplearme prefiero que sea en esta.
Desde que estaba en el colegio he tenido dificultades para decidir a qué dedicarme. Me considero una persona con habilidades para hacer muchas cosas, en general una persona inteligente y eso me ha complicado las cosas. A los 13 comencé a escribir cuentos pero me atraía la Arquitectura, cuando comencé a ver dibujo técnico y noté la exactitud que se me exigía desistí de tal idea, no quería estresarme con planos y tintas. A los 16 tenía casi decidido que estudiaría Publicidad, no tenía muy claro de qué se trataba la carrera pero me atraía porque tenía la Fotografía como materia dentro del pénsum. Recuerdo que le pregunté al profesor de dibujo, otro, no con el que conocí la materia, si le parecía buena esa carrera para mí y sólo guardó silencio, al tiempo el profesor de cálculo confirmó con los resultados del ICFES que tenía aptitud matemática y por ende para las ingenierías, le parecía un desperdicio que me dedicara a la Publicidad; y el profesor de Español e Inglés quería que fuera su colega, yo era la más adelantada en sus materias.
Con lo terca que soy me metí a estudiar Publicidad, teniendo la Psicología como segunda opción y a manera de pasatiempo. Ya en primer semestre comencé a descubrir que para mi gusto, a esa carrera le hacía falta profundidad, decidí seguir pero en segundo semestre la abandoné, no lo hice antes porque quería demostrarle a mi familia que era capaz de seguir adelante.
Cuando le dije a mi mamá que me saldría de la universidad entré en crisis. Mis planes prefabricados de cómo se supone sería mi vida luego de salir del colegio se hicieron polvo y me enfrentaba de nuevo a la tenebrosa pregunta de ¿qué voy a hacer con mi vida?
Para pensarlo con calma estuve un año estudiando inglés e italiano, fue muy divertido, mi mamá seguía apresurándome para que volviera a la universidad pero resistí y entré cuando me sentía segura de que la Psicología sería mi nuevo camino, entré con la promesa de que no perdería ninguna materia y sin parar hasta el final, en parte me lo prometí a mí misma y en parte a mi mamá pero no explícitamente.
Mi mamá intentó asustarme diciendo que esa carrera sí demandaría tiempo, dedicación y sacrificios, en parte fue así, pero no siento que haya sacrificado nada por ella, estudié con juicio y aunque estuve a punto de renunciar mi querida amiga Ma. V. me atajó y cumplí con la promesa.
Tanto estudié que cuando presenté el ECAES o ICFES universitario, quedé entre los diez primeros puntajes del país pero aclaro que eso en el mundo real, en el del trabajo y los negocios no sirve de nada, ni siquiera para dar clases en la universidad.
Desde antes de graduarme me entraron las dudas acerca de lo que haría una vez tuviera el cartón, la idea de montar empresa me sonó pero no tenía claro nada. Y así sigo.
El año pasado me ofrecieron trabajar en un colegio por 600 mil al mes, luego mientras hacía freelance me ofrecieron otro puesto pero no sé cuánto pagaban porque no llegamos a discutirlo con el empleador, igual me sorprendió que me lo ofreciera porque estaba claro que la entrevista que presenté fue desastrosa. En ambos casos rechacé las ofertas porque suponían mucho trabajo por poca plata, yo estoy acostumbrada a la vida cómoda y no me gusta el estrés, ni que me negreen, pero acá viene la explicación del título de esta entrada, al menos el de la otra mitad, esos puestos regulares, por no decir algo peor, son como el pan y el queso, no son manjares pero alimentan, por eso la gente necesitada, que tiene hijos o debe mantener una casa o las dos, los acepta, también los acepta la gente que copió durante toda la carrera porque no les dolió graduarse y así se tiran el mercado.
A mí me han ofrecido otros puestos en donde pagaban 620 mil y 700 mil al mes, en ese orden, pasa el tiempo y cada vez me ofrecen más pero no lo que quiero, sin embargo esas propuestas me han servido para no pensar tanto “¿será la última?” cuando rechazo alguna y si así fuera eso me movería con más fuerza a seguir como independiente.
Ya antes he hecho apuestas riesgosas y he ganado, las dos veces que me presenté a la universidad no tenía opción B, creo que debería tener más confianza en mí misma y en el Universo que me ha cuidado toda la vida y lo sigue haciendo.
Entretanto la gente sigue opinando acerca de mi vida, cuando digo que me gustan los animales dicen que debí estudiar Medicina Veterinaria y así siguen, con el tiempo he aprendido a hacer oídos sordos a aquellas palabras porque en últimas la única persona que estará conmigo toda mi vida soy yo misma y es a la única que tengo que hacer feliz, así en el proceso mi mamá siga fregándome la vida y echándome cosas en cara por encontrarnos en esta jarta incertidumbre que consiste en ser hija “bon brill”.

martes, mayo 16, 2006

¿Será tan malo querer ser mantenida?

Esta es una pregunta que me he hecho desde hace rato, de forma más o menos reiterativa desde que leí un par de libros (Por qué los hombres no escuchan y las mujeres no entienden los mapas, y, Por qué los hombres mienten y las mujeres lloran de Allan y Barbara Pease) que explican a profundidad y en lenguaje sencillo los porqués de las diferencias entre mujeres y hombres.
Estoy de acuerdo con ellos en que los dos géneros son distintos, yo no me creo esa charada progresista, a veces feminista y hasta política de que somos iguales, para mí es obvio que somos distintos, somos orgullosamente complementarios. Es cierto que en casos extremos podemos intercambiar roles pero en condiciones promedio, habituales la distribución de actividades sigue un patrón predecible, cosa que no se da por simple capricho sino que responde a una explicación lógica, en mi caso le doy la denominación de evolucionista.
Creo que cuatro millones de años de evolución no le van a ganar a 90 años de “liberación femenina”.
A diferencia de la señorita Padawan creo que las mujeres sí somos menos violentas que los hombres, también por evolución. Imagínense que un cazador cavernícola hubiera tratado de convencer a un animal de que lo mejor era dejar de resistirse a la muerte, en lugar de atacarlo con toda la furia de la que era capaz, muy probablemente nuestro antepasado habría muerto en tal intento así como quienes hubieran osado imitarlo. La agresividad que en aquella época era tan útil tuvo que encontrar otras formas de manifestación, una de ellas constituida por los conflictos armados, que en su mayoría han sido iniciados por hombres. Para comenzar una guerra hace falta estar en una posición de poder y las posiciones de poder con frecuencia han sido ocupadas por los hombres, hasta antes de la Primera Guerra Mundial aproximadamente, cuando las mujeres debieron salir de sus hogares y asistir a las fábricas donde trabajaban sus maridos para continuar la producción, por ende, el desarrollo de las naciones.
Antes de este acontecimiento nadie se preguntaba, o pocos, si era conveniente o no perpetuar las labores que tradicionalmente le habían correspondido a su género, el grueso de la población seguía los patrones prefabricados que aprendieron de sus padres por modelamiento, forma de enseñanza muy efectiva.
Luego del conflicto armado que mencioné líneas atrás, las mujeres tuvieron la oportunidad de comparar su labor dentro del núcleo familiar con las ocupaciones que se realizan “independientemente” de este.
Pasada la guerra los hombres volvieron a ocupar sus antiguos trabajos pero el mundo ya no era el mismo, ellos traían consigo traumas creados en el conflicto y ellas la experiencia de ver cómo es el mundo fuera de casa. De forma consecuente con este fenómeno, los ideales y expectativas cambiaron, en especial las femeninas, porque al fin y al cabo los hombres han estado acostumbrados y hechos para el combate desde el principio de los tiempos, la guerra es un tipo distinto de combate pero combate al fin.
Las mujeres somos un cuento y ser “aparte”. Si nos engordamos más fácilmente es porque nuestros cuerpos han sido diseñados para acumular grasa que después será leche que alimentará a nuestros bebés.
Desde la Primera Guerra Mundial pasaron muchas cosas, entre ellas otra guerra que recordó lo aprendido en la anterior y un movimiento de liberación femenina que todavía se siente.
Hoy en día a muy pocas mujeres se las cría para cuidar una casa y atender un hogar, yo misma no fui educada para ello. Si bien me enseñaron a hacer oficios varios el ejemplo que me han dado apunta más a que sea una profesional de éxito alejada de las faenas caseras, las cuales quizás deba conocer para indicarle al servicio doméstico el mejor modo en que deben ser realizadas, pero si no lo sé no pasa nada. Tener más de una empleada también es sinónimo de “éxito”. Tanto me monté en este paseo y me creí la película que se me estaba olvidando algo importantísimo: ¡soy mujer!, las relaciones y la familia son primordiales para mí.
Mientras estuve en la universidad el estudio fue mi prioridad cabeza de lista, como consecuencia el final fue muy relajado, me permitió dedicarme a actividades extracurriculares que antes no me permití. Ahora que ya casi se van a completar dos años desde mi graduación puedo ver con mayor perspectiva el impacto de esa experiencia en mi vida.
Seis meses después de haber recibido mi diploma llegó una llamada del decano de mi facultad avisándome que debería asistir a una nueva ceremonia de grado para recibir un reconocimiento por haber quedado entre los diez primeros puntajes en la prueba del ECAES, fui, sí, mi mamá también y nadie más, yo ya no me sentía tan feliz, estaba pasando por un momento tensionante en la relación con mi novio y prefería miles de veces estar bien con él que tener ese documento con mi nombre en el y firmado por la ministra de educación, pero esa era la recompensa a mi esfuerzo, durante cinco años me dediqué a estudiar más que a otra actividad y allí estaba el resultado. En ese momento y ahora mientras escribo recuerdo un capítulo de Ally McBeal en donde en medio de una pijamada con sus compañeras de oficina las regañaba con razón, les decía que si querían tener una pareja estable debían dedicarle a la búsqueda del hombre indicado y luego al mantenimiento de la relación que logren con él, en caso de que todo salga como lo desean; un tiempo considerable, similar, igual o mayor al que le dispensaban a sus actividades laborales en donde tenían tanto “éxito”, mismo que paradójicamente no las satisfacía.
Estas divagaciones a veces las hago en compañía, creo que la última vez fue con Andrés mi mejor amigo, cuando llegué a esta conclusión se rió mucho, como de costumbre, me decía que era la primera mujer a la que oía aceptar algo que es obvio, para mí tiene razón. Él dice que las mujeres se esfuerzan en exceso tratando de convencer a los demás (durante el procedimiento también tratan de convencerse a sí mismas) de que su trabajo, su profesión es todo lo que necesitan para sentirse plenas, satisfechas y realizadas en la vida y que si se les hace tarde para tener hijos porque no pueden darse el lujo de suspender su espectacular, meteórico ascenso laboral, pues luego el mundo profesional les pasaría la cuenta de cobro con intereses, mas la verdad es que en su fuero interno el instinto maternal grita y ellas tienen que hacer montones de peripecias para acallarlo. Bueno, no sería justo darle todo el crédito a él. Algunas de estas ideas también las he extraído de una antigua versión del programa radial La Hora del Regreso.
Sea de quien sea la idea la esencia es que si bien hay mujeres completamente convencidas de que su centro será el área profesional, o con mínimas dudas al respecto, pues veo esta como una mejor forma de expresarlo, también existen algunas que tienen mínimas dudas de que su centro es la familia y para llegar a ella un paso lógico es la vida en pareja.
Partiendo de mi contexto, este país y esta época, soy consciente de que para vivir del modo en que me gustaría tendría que aportar económicamente a mi familia, pero también sé que si deseo tener hijos bien formados y con valores claros, profundos, es necesario que alguno de sus padres pase mucho tiempo a su lado.
Sé que el centro de la vida de un hombre es su trabajo (al menos la mayoría de ellos), eso no lo discuto, sólo pido que ese hombre que esté a mi lado saque tiempo para mí y para la familia que arme conmigo.
Ja, sí, sobretodo va a ser sólo eso lo que pido, más bien lo dejo en que es lo que pido en mi área afectiva.
Aunque en los hombros de las mujeres recae un gran porcentaje de la responsabilidad de la crianza de la descendencia eso no excusa a los hombres para que se desentiendan de este importante asunto. Los niños y las niñas necesitan modelos masculinos y femeninos claros pues marcan su desarrollo. Nosotras las mujeres tampoco podemos desentendernos de las obligaciones laborales, empresariales según el caso. No pasa nada si ayudamos, aprendemos y/o hacemos parte de las actividades remuneradas de nuestras parejas.
Yo creo que disfrutaría indefinidamente trabajando del modo que lo hago actualmente. Tengo tiempo libre para leer, escribir y hacer vueltas y si tuviera hijos, para criar. Si estuviera junto a alguien que necesitara más tiempo yo podría ayudarle con algunas de sus actividades, cosa que no me haría menos mujer, todo lo contrario. Por el modo en que fui criada no me siento cómoda dependiendo de un hombre económicamente, al menos no por completo, pero tampoco anhelo tener que estresarme porque la casa se puede venir abajo si dejo de trabajar, así concluyo que del todo no me disgustaría ser mantenida.

lunes, mayo 01, 2006

¿Por qué?

Porque cuando lo llamo siento un vacío en el estómago, porque cuando lo veo me tiemblan las piernas, porque aún sueño con él, porque llevo más de 2 años pensando en él a diario, porque cuando no está lo extraño, porque el sabor de los domingos no es el mismo sin él a mi lado, porque me hace falta el arrunche de fin de semana viendo televisión, porque tengo ganas de ver películas viejas de terror a su lado, porque escucho una y otra vez las canciones que bajó a mi PC, porque digo PC como él, porque me gustaría que él caliente mis pies cuando los tengo fríos, porque cuando pienso en él mientras no está siento un nudo en la garganta, porque se me encharcan los ojos cuando siento el nudo en la garganta al verme recordarlo tan intensamente, porque he escrito cartas dolorosas para que comprenda lo que siento, porque he borrado las cartas dolorosas que le he escrito, porque me duele leer las palabras dolorosas que le he escrito, porque leo sin falta lo que publica así sea a escondidas, porque el arroz chino no sabe igual si me lo como sola o con otra persona, porque estar tan flaca no tiene gracia si él no lo disfruta, porque extraño que me prepare papas saladas en el microondas, porque en mis conversaciones con otras personas él sale a la luz tarde a temprano, porque aún me pregunto si alguna vez piensa en mí, porque me pregunto si me desea, porque extraño verlo mientras la consiente, porque extraño sus besos, porque me pregunto si movería sus contactos para ayudarme a publicar mis escritos, porque me gustaría que hiciera una conexión desde mi PC al equipo de sonido, porque me gusta verlo lavar la loza, porque me gusta que disfrute lo que yo cocino, porque le doy besos a mi toro pensando en él, porque me gusta destender la cama con él, porque me gusta hablar con él de tarot y runas, porque me gusta su forma de ver el mundo, porque echo de menos sus clases improvisadas de música y deportes, porque me encanta estar en su casa solo con él, porque me gusta que llueva estando con él, porque me gusta sentir frío junto a él, porque su indecisión me enseña y fortalece mi fe, porque el dolor de su ausencia es un karma que me sirve para pagar mis viejas deudas, porque su buen inglés me motiva para mejorar el mío, porque es más competitivo que yo, porque es emprendedor, porque su sonrisa me desbarata, porque sus reservas me encienden la curiosidad, porque sigo descubriendo señales positivas en todas partes, porque su gesto para invitarme a estar junto a él es encantador, porque su olor es fascinante, porque es uno de los hombres más inteligentes que conozco, porque a su lado me siento segura y casi invulnerable, porque la abstinencia de él es una completa porquería, porque me cuesta recordar qué me gusta recibir de él, porque me gusta mucho darle, porque estar a su lado me hace mejor persona, porque vivir sin él al lado es posible pero muy difícil, porque casi casi sería mejor no haber vivido lo vivido con él que tener esta tristeza constante, porque deseo que sea realmente feliz, porque le deseo lo mejor del mundo así sea lejos de mí, porque no he vuelto a verlo tan feliz con otra mujer como lo estuvo a mi lado, porque extraño sus correos cortos y dulces, porque extraño su escuchar atento, porque no me gusta tener que pensar dos veces antes de llamarlo, porque me gusta confiar en él, porque me gusta que confíe en mí, porque el amor puro no conlleva circunstancias negativas, porque pido muchos consejos pero en últimas hago lo que se me da la gana, porque a veces dudo, porque su presencia hace mi ambiente cálido, porque tiene mirada y manos de niño, porque sus caricias son hermosas, porque sabe guardar secretos, porque su pasión por las cosas inspira, porque a su lado los silencios son tranquilos así haya música de fondo…

Por todas estas razones es que si quisiera encontrar la forma de olvidarlo ya la habría encontrado, como no quiero no la encuentro, es más, no la busco.

Suena:
White Flag – Dido
King of Pain – The Police
Shape of my Heart - Sting

miércoles, abril 26, 2006

Acerca del Mundo Ideal y Otras Catársis


He notado que desde hace tiempo el tono de este blog es melancólico como el estado emocional que embarga a la autora por estos días por ello haré como cuando le van a dar noticias a alguien: primero las malas y luego las buenas.
Desde hace un tiempo he tenido largas conversaciones con distintas personas y en todas sale a relucir el tema del mundo ideal. Para mí el mundo ideal es el que se construye con el “juego abierto”, en donde todos saben cuáles son las ideas, intenciones, motivaciones, etc., de los demás, un mundo en el que la hipocresía no existe, en donde los juicios son cosas desconocidas, al menos los que se hacen respecto a la forma en que viven las personas, en los crímenes y delitos no me meto para que esta disertación no sea tan extensa.
A esta conclusión llegué con mi mejor amigo luego de ver las vueltas que hemos dado en el mundo de las relaciones, especialmente las de pareja que nos llevan al cielo o al infierno, dependiendo de las circunstancias y la interpretación que les demos a las mismas.
Yo sigo teniendo dudas respecto a los hombres, ni siquiera Andrés, mi mejor amigo, ha podido aclarármelas, él mismo me dice que los hombres son “jodones” y que por eso le gustan las mujeres, pero para mí esa no es una opción, pero al parecer así es, los hombres rara vez saben lo que sienten, lo que tienen en el corazón a menos que el amor apasionado los atropelle como manada de elefantes a todo galope, generalmente es labor de las mujeres descubrir lo que sentimos nosotras y lo que sienten ellos para luego mostrarles como con un espejo lo que ellos están experimentando, hasta les ayudamos a que les pongan nombre a esas sensaciones.
Hasta antes de mi última relación mi vida estaba más o menos organizada, sabía qué haría y sabía cuáles eran mis motivaciones, luego las cosas cambiaron, pero no sería justa si digo que eso ocurrió sólo por mi experiencia en pareja, en parte se debió a aterrizar en la idea de que mi mamá no me patrocinaría un viaje fuera del país para aprender inglés así que tendría que reorganizar mi itinerario sin abortar mis sueños. Por esa época de reordenamiento se me antojó hacer planes en pareja pero esos también debieron ser replanteados, ahora estoy intentando vivir un día a la vez y estar más atenta a lo que el Universo quiere de mí que lo que yo quiero, pues a veces interfiero tanto que me paso el tiempo con dolor de cabeza y chichones por todos lados, así no se vean.
Entre los planes que se me ocurren de vez en cuando está el de hacer un viaje por América Latina pero aunque tengo algunos recursos para hacerlo por tierra hay algo que no me gusta, la idea de hacerlo sola.
Cuando era adolescente unos amigos muy cercanos me acostumbraron a llevarme y traerme las veces que íbamos a fiestas. Ahora cuando salgo prefiero volver a casa temprano para poder hacerlo en transporte público, temo coger taxi de noche aunque Ma. V me pasó un dato muy útil al respecto que puede hacer que cambie mi comportamiento futuro. El caso es que me gustaría viajar con alguien y no soy la única que piensa en ello, por algo en los foros de esta página uno encuentra a montones de gente tratando de contactar a otros desconocidos para que los acompañen en sus aventuras.
Cuando estaba de novia con mi ex pensé en hacerlo con él porque también le gusta viajar, es más, creo que eso de irse de viaje durante un par de meses es una buena prueba para saber si la pareja es lo suficientemente compatible como para formalizar la relación, pero ni modo, eso no fue o por lo menos no ahora, creo que por eso me está gustando el cine independiente, se parece más a la vida real porque la mayoría de las veces está en continuará y no es puro happy ending.
Creo que viajar me serviría para conocerme mejor a mí misma y para reencontrarme con lo que realmente me apasiona: la fotografía y los libros, además para darme cuenta de lo que es realmente importante en la vida.
En agosto del año pasado tuve una micro experiencia de mochilera. Si este blog hubiera existido en ese entonces la habría contado pero hoy no es tarde. Un lunes festivo me preguntaron si iría a ayudar a dictar unas convivencias en Moniquirá, acepté y viajé al día siguiente en la mañana. Llegué sin saber qué me esperaba y sin conocer a nadie.
Las dichosas convivencias se parecían más a un show de stand up comedy mediocre que a un proceso de formación personal para adolescentes que era lo que se pretendía, de todos modos elegí no amargarme el viaje y pasarla bien, creo que lo logré y conocí Moniquirá.
Lo jarto de este viaje fue que me tocó compartir habitación con el tipo que estaba dictando las conferencias, pues por ahorrarse plata se estaba aprovechando de la hospitalidad de una señora del pueblo, muy querida ella y siento no haberme podido despedir antes de volver a Bogotá por cruce de horarios pero bueno, eso me enseñó lo difícil que sería para mí hospedarme en un albergue juvenil con un montón de extraños en la habitación, prácticamente no dormiría, pues hay que sumarle a mi experiencia el hecho de que este tipo estaba terminando con la novia y me quería echar los perros, yo obvio me inventé que tenía novio para quitármelo de encima y funcionó el asunto, pero mi ex me hizo falta. De ese viaje concluyo que la cultura boyacense es muy machista, que la gente de campo es muy buena e inocente y que me gustaría viajar acompañada por un hombre, si no es así entre más comodidades mejor, es decir hotel en donde tenga habitación para mí sola y baño privado y si alguien me muestra la ciudad, siendo residente en ella pues no me molestaría.
Retomando, he pensado que sería más fácil estarle diciendo a todos lo que se siente y se piensa sin mediar palabras o gestos que aminoren su efecto, pero a la gente que hace eso suele llamársele loca, imprudente e incluso desadaptada pues hasta algunas religiones avalan, o por lo menos no castigan tan severamente el usar mentiras blancas con tal de no herir a las personas. Creo que si actuara así todo sería más claro pero también creo que primeramente se crearían muchos problemas pues a la gente no le gusta, mejor, a la gente no nos gusta que nos digan las cosas de frente y como somos, preferimos los rodeos y los paños de agua tibia, por eso nos acostumbramos a que los totazos sean amortiguados.
Me gustaría decirle montones de cosas a mucha gente, a mis exs, a mi mamá, a mi papá, a gente que fue muy amiga pero que ya no lo es tanto y es porque a fuerza de vivir cosas dolorosas he aprendido a no entregarme del todo. Eso una vez me lo dijo mi papá, que uno aprendía a guardarse un poco de energía para sí mismo en cada nueva relación que se emprende, no me gustó ni cinco eso, mas con el tiempo he terminado por darle la razón, ya no me siento tan abierta a darle a la gente desinteresadamente porque entre más pasa el tiempo más compruebo que los demás conciente o inconcientemente sacan provecho de lo que se les da y muy pocas veces preguntan “¿se debe algo?”, cada quien saca lo mejor, lo que más le conviene y se va, uich ya me puse como exagerada, no intento decir que la gente sea mala, para nada sólo que esto es lo que me ha ocurrido últimamente y que con ironía veo que quienes más me dan cosas a cambio de mi atención son los desconocidos, como los que visitan asiduamente esta página y mi revista, eso me alegra los días, tener lectores frecuentes pero la verdad es que en el mundo real estoy alejada de mucha gente, sólo estoy junto a aquellos que sé disfrutan de mi presencia y con los que he encontrado reciprocidad, les agradezco su compañía escuchándolos y estando ahí ahora que estoy mejor, porque la gente no se debe convertir en contenedores de “mala vibra” a los que se recurre sólo cuando se está mal.
Si uno comenzara las relaciones con las cartas abiertas y diciendo lo que se espera y lo que se piensa dar, siendo sincero de corazón yo estaría más dispuesta a volver a entregarme en todas las relaciones por completo. A Jorge, un niño que sólo conozco por Internet se lo dije una vez y ahora que estoy cambiando de opinión le asombró mi nuevo matiz. Una vez le dije que diera todo sin esperar nada a cambio pero ahora no me siento capaz de seguir esas palabras, pero si encuentro la oportunidad de hacerlo o la disposición ojalá lo haga, por ahora simplemente no tengo ganas.
Mis dos grandes amigos y además, mis autoridades verbales más importantes y eso que me encanta hacer lo que se me da la gana y no lo que otros me dicen, me han aconsejado que me mantenga al margen de la vida de mi más reciente ex, yo hasta donde he sido capaz lo he hecho pero no comprendía bien la razón. El punto es que yo pensaba que era porque al estar lejos lo que le había dado, la energía se me devolvería, la recuperaría pero ayer meditando y escribiendo comprendí que no es tan así. Si me mantengo lejos de él mi energía será para mí y me regeneraré yo, los bloqueos energéticos se irán y estaré lista para seguir adelante. Como me recordaba Ma. V. que decían en El Viaje de Chihiro, las cosas por estar en el pasado no dejan de estar. Lo que se hizo se hizo, como mi recaída, lo importante es seguir adelante, recuperar fuerzas para levantarse, sacudirse y aprender de lo vivido.

Creo que aquí comienzan las buenas noticias. He vuelto a tres actividades que me regeneran, me llenan, me reciben con alegría cada vez que las retomo: el ejercicio físico, la meditación (a veces en forma de escritura como esta) y la lectura.
Aquí les pongo una foto de uno de los libros que estoy terminando. A modo de reseña bibliográfica les cuento que explica algunos, la mayoría, de los agüeros que se tienen a la hora de casarse y cuestiona seriamente la institución moderna del matrimonio por amor. Se llama El Amor: Una Historia Universal es de Rosa Pereda, lo mejor es que lo compré como por 3000 pesos en una barata de un supermercado y salió muy interesante.

Pdta.: La foto de la piedra (no es un jabón) es porque la utilizo para meditar.