domingo, diciembre 31, 2006

La navidad parece un domingo eterno

Me encanta ver las ventanas oscuras en esta época, he descubierto que no me gusta la navidad, nada de esta época porque parece un eterno domingo y yo detesto los domingos, son días de familia aburridísimos, yo ni siquiera sé si alguna vez llegaré a tener una familia propia pero ese plan de ir a comer helado en patota, partido de fútbol con pola al final y con pies sudorosos, guácala, esas cosas no son para mí, como tampoco todos poniendo cara de ponqué en los centros comerciales gastándose la plata que no tienen y atiborrándolo todo con niñitos llorones y gritones, no, yo prefiero la calma de los otros días del año.

0 comentarios: