sábado, diciembre 09, 2006

Sobredosis de Adrenalina

No acababa de terminar las clases cuando ya me estaban contratando en la agencia adonde llevé la hoja de vida.
Me sentía feliz y ansiosa a la vez porque en mi horario natural soy de hacer una sola cosa al día, desayunar después de las 9 a.m. y almorzar luego de las 3 p.m., no importa lo que haya hecho el día inmediatamente anterior, si no tengo nada que hacer o el trabajo se pone lento, mi organismo da paso casi instantáneo a su horario habitual.
Estos días han sido muy interesantes. Llenos de nuevas sensaciones, aprendizajes y emociones. Mi adrenalina anda por las nubes y a ella le achaco el dolor de cabeza que estoy padeciendo. Corro de un lado a otro en los extremos del día, la mañana y la noche. Cuando se supone que debo descansar sólo duermo unas horas a veces profundamente pero apenas comienzo a despertar mi mente toma el control y sigue trabajando así mi cuerpo aún yazca en la cama. Debo concentrarme en mi respiración, improvisar una meditación para volver a dormir cuando me queda tiempo, como hoy.
Hoy no es domingo, así lo parezca por el festivo de ayer.
Mi trabajo se trata de eso. Debo estar al tanto de todos los detalles que me rodean más cuando estoy observando a alguien, en el procedimiento estoy aprendiendo muchísimas cosas y me asombro a mí misma cuando compruebo la cantidad de asuntos que mi cerebro puede manejar simultáneamente, soy capaz de tomar apuntes y seguir una conversación así las dos vayan en puntos distintos, más me vale lograrlo porque para eso me pagan. Entretanto aprendo de logística en estudios de mercado para cuando finalmente tenga la oportunidad de dirigir uno.
Corro, duermo poco y como mientras trabajo, sé que no es sano del todo y por eso intento calmarme, hacer ejercicio y mantener mi mente centrada en el aquí y el ahora. Para nada ha sido difícil.
Confirmo poco a poco que tener grandes dosis de adrenalina corriendo por las venas es emocionante, más si con las acciones que la producen se genera dinero para llevar a cabo planes que antes eran simples deseos.
Debo descansar, las adicciones no son saludables y quiero estar sana para disfrutar los frutos de mi trabajo así que ahora iré a ver Star Trek Enterprise para relajarme.

3 comentarios:

Iki dijo...

A mi me parece delicioso llevar una vida asi de agitada!!!

Miss Neumann dijo...

Nada mejor que la adrenalina para sentirnos vivos!

Licuc dijo...

Iki, a veces es divertido pero yo prefiero tener más actividades que me llenen sin exprimirme.

Mis Neumann, como todo en las dosis justas.