miércoles, enero 31, 2007

Un cuento mientras se lee otro (2)

Entre más entendía Laura el amor que Daniel sentía por Paula, más deseaba que un hombre llegara a quererla de ese modo y que pudiera ser capaz de enamorarse de la misma manera para corresponderlo, no por cariño o pesar sino por pasión auténtica y desenfrenada, ya estaba segura de que a Daniel, dejado atrás, no volvería a quererlo como antes, no, porque sentía profundamente que él tampoco era el hombre de su vida, como tampoco lo era Manuel, a quien había denominado así con la certeza que da el amor ciego, mas luego de los acontecimientos recientes que había vivido, se sentía traicionada por el Universo y sólo su conversación con la Pitonisa le había devuelto algo de fe en el romance.
Hacía sólo unos minutos Laura se había sorprendido a sí misma fantaseando con un posible hombre que se enamorara de ella, al que le diría "no" sin dudar, si le pidiera que aplazara sus sueños por él, si ese desconocido potencial amor quisiera estar a su lado tendría que ir tras ella, porque no estaba dispuesta a abandonar lo único que tenía como seguro en su vida, lo único que la había acompañado durante tantos años.
Era tan voluntariosa que no soportaría abandonarse a sí misma para cumplir uno de sus dos sueños más anhelados, los quería a los dos, al tiempo y en eso era intransigente. Estar acompañada pero sin perder su esencia.
Temía quedarse sola al final de sus días y sabía que el miedo llama al miedo, ya se lo había escuchado a los budistas varias veces, es más, no había deseado nunca tener que vivir una época sin tener a nadie, aunque fuera en la mente pero en ese presente se veía obligada a enfrentar tal realidad. Ya no había escapatoria.

Emotional Offer

In these days I have been thinking about my lonely feeling because I can’t help to think like Homer Simpson does. When I think I feel like everything is under control, one expression of my obsessive-compulsive manias…

I feel like a plant is ready to give its fruits but have anybody to do it, that’s why I would make a change in my patron to choose sentimental partner, maybe I could getting out with someone and try to fall in love with him, I know perhaps is a terrible idea but perhaps isn’t.

Last night I had a delicious conversation in messenger with a friend of mine, he told me things nobody dares to tell you, like there’s a possibility I find someone to be with but there’s too a possibility don’t be like that, then, over that base I would have to make decisions about my life, it’s a little cruel but that doesn’t make less true, how I say “true doesn’t have duty to sounds good”.
Then, like things are is moment for men are interested on me put their cards over the table because I have a special emotional offer… for limited time.

martes, enero 30, 2007

Un cuento mientras se lee otro (1)

“Aunque sería completamente fascinante analizar su ser a través de sus escritos, ya pasó el momento de intentarlo y la magia se fue junto al momento.”, era lo que pensaba Laura al comenzar a leer un archivo que Daniel le había enviado luego de insistirle varias veces.

Mientras comenzaba a leerlo Laura recordaba la primera vez que le contó a Daniel sus creencias a cerca de que Manuel y sólo Manuel era el hombre de su vida, Daniel se molestó un poco, en ese instante olvidó convenientemente que también había pensado así de la mujer más importante en su vida durante su pasado reciente. Olvidó que cuando le molestaba algo de alguien era porque veía un reflejo propio mostrado en la superficie de la persona que tenía al frente.

Aunque pensándolo mejor quizás fuera un deseo no expresado de Laura por Daniel, deseaba que se molestara para que se decidiera a conquistarla como tanto lo necesitaba, así de una vez por todas se desencantaría del pasado.
De hecho meses después comprobó que era capaz de dejar el pasado atrás para concentrarse en el presente y dejarse motivar por el futuro. La ayuda de Daniel, con su sola presencia fue inapreciable.

Unos meses más tarde la situación dio la vuelta inesperadamente. Gracias a un sorpresivo movimiento de Paula – el pasado significante de Daniel – los papeles cambiaron, ya no era Laura quien añoraba su historia sino Daniel, que al ver a Paula tan cerca era incapaz de llevar conversaciones interesantes y profundas con otra persona que no fuera ella, no porque su mente se lo impidiera sino porque sus sentimientos tenían amordazado a su intelecto, que sólo podía musitar unas pocas palabras para dejar entrever algo de su brillantez.
-----
Después de una pequeña edición hago la primera entrega del cuento. La verdad no cambió la esencia de la historia, sólo lo hizo menos vergonzoso ante mis ojos.
No me cabe la duda de que hay temas que uno únicamente es capaz de llevar al dominio público luego de que los ha procesado internamente por cuenta propia.
Para quienes me siguen la pista, estoy subiendo material que tenía en mi antigua bita, los contenidos pueden consultarse en los archivos de febrero y marzo del año pasado.

sábado, enero 27, 2007

El cuento del cuento del cuento

Me senté a leer un cuento que pedí varias veces, sin hacer el intento de analizar al autor a través de su obra, pero la psicóloga que hay en mí pesó mucho y no pude evitarlo.
La lectura me amenizó el día, me sacó de la intensidad de una tarea deseada pero ardua.
Mientras leía comencé a escribir lo que sentía porque esa vez decidí estar sin la compañía de la vela encendida que puede usarse para que absorba las vibraciones del autor.
Me senté con el alma expuesta frente al computador.
Permití que las emociones ajenas me impactaran y me mostraran nuevas facetas de la personalidad de quien escribió esas letras.
No tuve más remedio que escribir yo también porque no podía con tanta energía adentro mío, tenía que hacer una descarga de alguna forma.
Al terminar tanto la lectura como la escritura releí el texto mío y le puse iniciales a los personajes para entender un poco mejor el resultado, era mucho más fácil identificar a un hombre o a una mujer con una letra que sólo decir él o ella, hasta yo me estaba enredando mientras me leía, yo que había escrito todo el material.
Cuando terminé me sentí orgullosa de lo que había creado, estaba completamente dispuesta a publicarlo acá, pero no sin antes consultar con alguien, quien me dijo que mientras las identidades quedaran encubiertas no habría ningún problema.
Luego le conté a otra persona lo que pensaba hacer y me dijo “mejor que no se le note mucho lo que siente en este momento” y yo le contesté “no importa, esa es la idea”, pero me arrepentí, comencé a pensar y concluí que por estar desvistiéndome en las letras es que luego me quejo porque la gente me ve como si fuera transparente, se da cuenta de cada emoción que experimento porque soy como uno de los casos de la segunda temporada de Grey’s Anatomy, una jovencita a la que le hacen una complicada operación neurológica para que no sea tan aparente que tiene emociones, pues cada vez que experimenta una su nivel de rubicundez se acerca al de las manzanas.
Yo no me pongo colorada pero no hace falta porque en la cara, en la voz y en los escritos se nota todo lo que me está pasando.
El verdadero reto para mí es dejar de contar lo que me afecta tan cercanamente y hoy lo asumo con inquietud.
He leído nuevamente la historia que surgió y la verdad no estoy segura de querer que se quede en el olvido, pero tampoco estoy segura de sacarla al mundo para que la lean desconocidos, pues en ella no hay sentimientos y situaciones sólo mías sino historias de terceros, que muy probablemente no disfrutarían viendo sus vidas expuestas así sea a un muy bajo perfil.

Este extracto de aquella obra mía resume el porqué dejaré oculto a los ojos públicos esas palabras:

“Igual ¿qué sentido tendría mostrarle sus conclusiones?, sólo estaría repitiendo el error del que ya se estaba arrepintiendo. El proceso de D. era único e irrepetible, sólo él podía atravesarlo como, cuando, donde y con quien debía, si L. insistía en interponerse podría echarse encima una carga con la que no podría seguir adelante, pues para sí ya tenía mucho con lo qué lidiar.”

Sí, parece como si ya hubiera tomado una decisión pero no es así, estoy en el camino, el que no sea leída por ojos públicos no significa que no pueda ser leída por ojos cercanos.

viernes, enero 26, 2007

De los sueños (1)

Estoy en una de esas rachas en las que quiero escribir tanto que quizás podría lograr una novela entera… o al menos intentarlo. 

Por estos días he decidido dejar de dar clases para dedicarme a acumular experiencia en el área de investigación de mercados y para darle cabida a mi oficio de “averiguavidas” especializada en el arte de “meterse en el rancho ajeno”, es decir, enfrentarme de cara con los demonios de la naturaleza humana practicando a tiempo parcial el área de psicología clínica. 

Con el fin de completar el ciclo que comencé con mis antiguos alumnos, me he propuesto para este año escribir 48 artículos de temas variopintos, apuntando todos al conocimiento de sí mismos, esperando que eso tenga impacto en la vida de alguien, además de la mía. 

Hago yo los honores y me sumerjo en un tema que me apasiona: los sueños. Hablaré de los más extraños que he tenido, no tanto en su contenido sino por sus características, poco a poco me iré haciendo entender mejor, que los hacen resaltar entre los que tengo todas las noches, porque el ser humano sueña todas las noches así no recuerde el contenido de esos viajes nocturnos. 

Se dice que cuando una persona recuerda con mucha claridad y con mucha frecuencia sus sueños no está descansando bien, pues la fase de sueño profundo en la que los ojos se mueven rápidamente – de allí su nombre MOR, Movimientos Oculares Rápidos – es para completar el ciclo de descanso pero no para ser recordada todas las veces, al menos eso es lo que dicen quienes le explican de este modo, pero yo creo que si uno descansa bien, es decir, que al despertar se siente fresco y despejado y además recuerda sus sueños puede aprovecharse de ellos para entenderse mejor y hasta encontrar guía para los momentos venideros. 

Un punto importante a la hora de dormir es el saber encomendarse a una fuerza superior o divina para que nos proteja mientras descansamos. 

Es frecuente que se tengan experiencias llamativas durante ese estado, algunas son agradables y otras poco menos, para evitar las segundas es que se debe pedir al ser en el que creamos que nos proteja y nos acompañe con especial cuidado en esos momentos, incluso se le puede pedir que nos lleve a sitios donde podamos aprender lecciones valiosas que luego aprovecharemos cuando estemos despiertos. 

En quién o qué se crea importa poco, lo valioso es la fe pues ella es la que obra efectos, por eso es tan válido pedirle protección y guía al Ángel de la Guarda o a Mahoma en esos momentos que estamos algo indefensos. 

Estas líneas nacen de la experiencia, yo misma las he probado y me han traído sueños tranquilos cada vez más ricos en significados. 

Es importante comenzar poco a poco para no saturarse de información, pero también es recomendable comenzar alguna vez, de lo contrario el exceso de datos puede llegar a ser contraproducente y lo digo por experiencia.
I’m understanding very much better to my mom friend’s, they said some once this city was too chaotic, they wanted a change, that’s why they decided to move to Tibasosa, they live now in a big house surrounded by a lot of green.
Today myself felt this city was too huge and too hostile for my taste, I would fell better if I could be on vacation yet but that is impossible right now, I have to be concentrated in my business to achieve my goals.
Change of city isn’t an option, at least, not now, maybe in a few months, then I will change even of country, and I’ll like it.

jueves, enero 25, 2007

Y renuncié

Aprovecho la inspiración de hoy para escribir lo que he de publicar mañana, quizás sea porque hoy es el día dedicado a Mercurio el mensajero de los dioses o porque fue hoy que me dediqué a leer un cuento al que le tenía ganas, en fin.

Mañana (o sea hoy) hablaré con mi ex – jefe para comunicarle que dejo las clases. La razón que le daré será que para mis propósitos de desarrollo profesional la experiencia que ellas me dan está en un área muy distinta a la que requiero. No sé qué me dirá y la verdad poco me interesa, eso es lo que hace falta porque ya he comenzado a ejecutarla.
Ya hablé con gente de mis otras líneas de trabajo y les place saber que pueden contar conmigo para esas actividades que sí están en sintonía con mi futuro y que además pagan mucho mejor.
Mi mamá ya tuvo que haber puesto su cara de “no me parece”, pero como se lo dije por teléfono no tuve que verla, de todos modos ya estoy acostumbrada a tomar mis decisiones y a ejecutarlas sin consultarle, porque por algo en mi casa yo soy quien parece la mamá.
La razón verdadera es que no tengo ganas de seguirle viendo la presencia a mi ex - jefe. Por andar de niña buena dándole la duda razonable a todo el mundo le hice pensar a este señor que podría llegar a algo conmigo y ni de riesgos, no me gusta, es casado y podría ser mi papá. Estoy cansada de que me llame una y otra vez para preguntarme pendejadas, para interrumpirme los otros trabajos que me gustan mucho más y en general para quitarle tranquilidad a mi vida, una de las cosas que más valoro en ella.
En realidad estoy publicando esto luego de hablar con mi jefe.

jueves, enero 18, 2007

Arrancada de mi vida

-Me siento arrancada de mi propia vida, que estaba haciendo lo que quería mientras estaba allá y volver al nido y la sobreprotección no me gusta, y eso que mi mamá no está estos días, de lo contrario no sé... Quisiera poder irme ya para hacer mi vida por completo.


-Realmente cuando uno sale de casa la visión de las cosas cambia y se quiere aún más reclamar la total independencia, no tener que dar explicaciones de cada cosa que se hace o se deja de hacer.


-Exacto, siento mi cuarto raro, como que no pertenezco a ese espacio.

Si la información pudiera pesarse la que tengo por procesar podría hacer varias toneladas.

Irme de vacaciones sola, por primera vez en mi vida y por mi propia cuenta fue una experiencia tan fuerte que no sólo pasé por ella sino que ella pasó a través de mí.

Definitivamente fue una la yo que se fue y otra la que volvió.

Mientras estuve fuera viviendo bajo mis propias reglas y horarios, haciendo acuerdos con los demás para convivir tolerantemente me di cuenta del efecto que tienen en mí los mimos y la sobreprotección de mi familia, que si bien son emitidos con la mejor de las intenciones no me permiten crecer al ritmo y en los espacios que necesito.

Soy una persona en extremo afortunada y bendecida por el Universo pero me hace falta mucho mundo. Necesito viajar y experimentar cosas que me harán más fuerte, aunque puedan rasguñarme en el camino, estoy dispuesta a afrontarlas.

Volver a mi ciudad y a mi casa ha sido tremendamente difícil, habría preferido hacerlo más tarde pero como de costumbre la sabiduría divina se impone y el estar acá es conveniente para mis propósitos económicos inmediatos.

Al llegar jugué al rompecabezas con mi cuarto. Puse en su lugar cada uno de los elementos que retiré antes de irme para que cuando lo asearan nada valioso pudiera dañarse. Lo hice cuidadosamente y tan pronto como pude pero eso poco ha mermado el sentimiento de extrañeza que me embarga.

En los últimos días revaloré la compañía agradable y complementaria, misma que había olvidado al experimentarla en pequeñas explosiones y durante momentos finitos.

Las ansias de independencia se han revivido voraz, salvajemente. Las siento palpitantes adentro mío. Son casi insoportables.

Aunque estoy de nuevo sola en el apartamento, el modo en que lo disfruto más, siento que involucioné, que si no hago cambios pronto en mi vida, cuando la motivación está fresca y latente corro el riesgo de volver a la etapa anterior de la que me costó tanto salir, simplemente porque no la sentía como tal, era una zona de comodidad aceptada y casi imperceptible, algo que daba por sentado.

No es que me haya picado el bichito de la emancipación, es que se alborotó la roncha.

Mi vida está allí afuera esperando a ser tomada, mas no me esperará eternamente y yo tampoco estoy dispuesta a dejarla ir.

jueves, enero 04, 2007

Finally...

The case is ready, my hair is straight and my happiness is bigger than my body.

In a few hours I’ll be going to Cali to enjoy my divine vacations.