sábado, febrero 03, 2007

Un cuento mientras se lee otro (3)

El archivo. Ese sería el último contacto que tendría con él durante algún tiempo, ahora no necesitaba vacaciones con él sino de él, no porque lo odiara o le guardara resentimiento alguno, sino porque necesitaba reconciliarse consigo misma luego de sentir que se había traicionado, todo por querer ir tras sus deseos ignorando sus presentimientos, pero de eso se trataba la vida y por eso le alegraba haber realizado el viaje.

Si hubiera alguna forma de viajar en el tiempo habría dudado al preguntársele en una realidad alterna si viajaría luego de saber el desenlace de la situación, precisamente por ese tipo de dudas estaba segura de que el viaje en el tiempo no existía o si era un hecho sólo estaba al alcance de aquellas personas que fueran capaces de controlar sus pensamientos casi tan bien como controlan sus palabras las personas “bien educadas”, no, si cada persona en el mundo tuviera la posibilidad de cambiar el tiempo a su antojo difícilmente la vida en el planeta sería viable, pues a cada individuo le parecería que si tuviera una máquina del tiempo en la sala de su casa podría hacer lo que quisiera con ella y dejaría de ser sí mismo, pues en el procedimiento perdería su esencia.

En este momento necesitaba alejarse de él para sanar las heridas que su propio comportamiento le había causado, ya no tenía sentido seguir diciendo lo que se debía hacer en esos casos pero no ejecutarlo, estaba segura de que para sentirse mejor el menor contacto con él era necesario, que para llegar a reinventar ese vínculo deberían pasar al menos un par de semanas sin saber de él, ya no tenía nada que perder, apostó para ganar lo que quería pero la apuesta no salió como esperaba, ahora sólo podía retirarse para calcular nuevas probabilidades en nuevos escenarios, algunos que dependían en mayor medida de ella, en los que tenía más experiencia y por ende en los que más ganaba, así poco la llenaran.

2 comentarios:

Julio dijo...

Wow... me siguen encantando estos relatos.

Pensé en un párrafo que escribiste: a veces las cosas no salen como uno quiere y se necesita uno retirar para planear de nuevo en otro escenario.

Creo que eso me hace falta ahora, te mando un beso

paradoja humana dijo...

Julio este tipo de comentarios son los que me hacen creer que publicar lo que se escribe puede resultar de ayuda para alguien más.