jueves, marzo 01, 2007

La cabeza al mando y el corazón haciendo pataleta

G: …pero mira fue lo mejor, ahora cuando menos lo esperes llega tu Galán, él que sí va a ser
PH: Lo dudo, por ahora me dedico a pensar en mis planes independientes.
G: Exacto, en tus planes independientes, pero no seas tan cerrada en decir que lo dudas.
PH: Es lo más sano, bueno pero no te puedes quejar, ya te puse al día en lo que a mi vida sentimental se refiere.
G: Mira que sos muy bonita y muy pila eso a la mayoría le gusta,es un excelente complemento.
PH: Puede que sí, pero hasta eso constituye un problema, me aburren los tipos que sólo buscan a una mujer bonita, conmigo están haciendo fuera del tiesto.
G: Jajaja, pero no ves que todo entra por los ojos. Ahí sí te toca esperar la reacción que toma cualquier tipo cuando te conoce en realidad.
PH: Claro pero he tenido la fortuna de entrarle a otros por la cabeza primero
G: Jajajaja. Pues para serte sincero yo lo que creo es que con tu pilera asustas a cualquiera. No es por susto del que conocemos, es por que ese aspecto dominante que tenemos con vos se puede llegar a perder por tu misma experiencia…
PH: Fresco que somos mínimo dos los que pensamos eso…
G: …mejor dicho a vos no se te puede enredar, eso esta claro.
PH: Exacto, por eso no todos se meten conmigo.
G: Para mí por eso es que los tipos lo piensan dos veces antes de meterte contigo.
PH: Les da susto perder su predominancia, yo no soy la típica niñita bonita y tonta que se engatusa con una American Express
G: Hay que conocerte muy bien para arriesgarse a tirarte los perros
PH: No necesariamente, basta con ser lo suficientemente inteligente y seguro de sí
G: Eso sí, pero si llegase uno a claudicar en ello, yo creo que es mejor escondértelo a que te enteres.
PH: ¿Claudicar en qué?
G: Pues me refiero a que de pronto, por ironías de la vida no veas en ese alguien la persona fuerte que conoces, no se si me entiendas, en estar seguro de sí.
PH: A ver si es esto, que la persona se sienta débil y por eso crea que la puedo dejar, ¿a eso te refieres?
G: Exacto.
PH: Pues mira que quizás no he sido lo suficientemente lista para demostrar que me gusta alguien valiente pero que al tiempo me encantaría ser una especie de columna para esa persona, apoyarlo cuando se sienta mal. Para mí la fortaleza es mental, hasta conocimiento de sí, no fuerza física ni montones de plata.
G: Sí ves que hay algunas cosas que podrías cambiar.
PH: Ah eso no lo pongo en duda, sólo que voy viendo qué es
G: Ah bueno, así vas cortando distancias, si te interesa alguien inteligente, seguro de sí y fuerte mentalmente, debe haber alguno así para vos. Lo que dices esta bien, centrarte en ti, y en tus planes independientes, además la mejor forma de encontrar a alguien es dejando de buscar.
PH: …es que en algún momento eso salió a relucir con mi ex y con este tipo, pero ninguno de ellos comprendió que yo no buscaba un súper hombre, sólo uno inteligente, pero verme tan laboriosa como que los asustó
G: Jajajaja, bueno eso sí.
PH: Eso parece.
G: Es que válgame, uno con una chava que trabaje más que uno, sea más pila y más en otras cosas se debe sentir pequeño. ¿Sabes que es eso?, lo de tus dos tinieblos…
PH: No ¿qué?
G: Eso se reduce a una palabra, INSEGURIDAD
PH: Pelotudos…
G: Si uno tiene al lado una persona como vos…
PH: …y justo pelotas es lo que les hace falta
G: …lo que debe hacer es aprovecharla al máximo, en todos los sentidos
PH: Pero no todos piensan así, creen que es mucha vieja para ellos y se sienten frustrados al sentir que no van a poder suplir mis necesidades y entonces salen con la pelotudez de ”te mereces a alguien mejor que yo”, cuando lo que yo quiero es que me amen mucho de vuelta, deberían pensar que por algo yo comencé a estar a su lado, porque me gustaron y porque disfrutaba montones de su compañía.

2 comentarios:

Julio dijo...

A la mayoría de los hombres les asusta una mujer independiente e inteligente... no tienes una idea de cuánto he buscado a una mujer así.

La vida es irónica, unos buscamos y otros no quieren encontrar.

Te mando un beso

Licuc dijo...

(Suspiro) Así es Julio, vamos a ver qué nos trae el camino.