sábado, mayo 26, 2007

Los tontos caen solos

Ayer recibí una llamada a mi celular de una empresa de investigación de mercados que quería les enviara una hoja de vida actualizada. Mi primera impresión era que se trataba de aquella causante de un viejo dolor de cabeza, pero como la mujer que habló dijo tan rápido el nombre no pude confirmarlo. Luego me pidió que le diera mi correo electrónico. Colgué con la promesa de responder a su requerimiento.

A los pocos minutos me senté al frente del pc para hacer el trámite y encontré en mi bandeja de entrada un correo de una persona desconocida, al abrirlo noté que era la reiteración de la petición. Cuando llegué a la parte de la firma confirmé mis sospechas, entonces pasé a insultarlos muy decentemente.

Señor(a)
Le hemos contactado a traves de la información obtenida a través de nuestra base de datos. Solicitamos la actualización de su hoja de vida enviandola a nuestro correo electrónico.
Somos una empresa de investigación de mercados, en el momento nos encontramos interesados en contactar profesionales para el desarrollo de uno de nuestro proyectos.
Cordialmente,
N. L. R.
Coordinadora Administrativa
SLRESEARCH - COLOMBIA E.U.
Bogotá - Colombia
Mobile + 57 – 3164703579 y 3102397786
Telefax + 57 (1) 4824645 – 6176733 - 6608312
Palabras más o menos les dije que en ocasiones anteriores las condiciones laborales ofrecidas habían sido negativas, por lo que no estaba ahora interesada en trabajar con ellos, además les pedí que sacaran de su base de datos mi hoja de vida porque no estaré interesada en el futuro en vincularme a una de sus investigaciones.

Ya puedo imaginar cómo estaban ayer, corriendo como locos para encontrar a algún pelele que se le midiera a sus tratos negreros porque el estudio que tienen que hacer comenzó hoy. Ojalá tantos inconvenientes les sirvan para reconsiderar las propuestas que presentan a los “súper clientes”, donde prometen psicólogos haciendo encuestas a precios de miseria para que les den la cuenta. De seguir así supongo que serán ellos mismos quienes se quemen, haciendo trabajos operativos que deberían realizar personas que tienen la educación apenas suficiente para ello, eso en caso de que logren sacar a flote su empresa, si no es que va a quiebra antes por su avaricia, misma que les hace quedarse con la plata de recorridos aéreos para enviar a su personal por tierra en inhumanos trayectos de más de 10 horas, dizque porque el cliente no autorizó el gasto, sabiendo bien que el cliente siempre lo autoriza o simplemente no contrata el estudio.

0 comentarios: