jueves, septiembre 20, 2007

The list

To celebrate I completed 300 pages in the Word archive where I write the posts I publish, I want to make a list of a few things I have clear, things I don’t like to do. Here is:


- To sell something, less if the profits are to someone else.

- To select massively people for all kind of jobs.

- To deal with the hiring process.

- To manage the workers’ health.

- To certificate with ISO norm an enterprise.

- To make / revise the pay-roll.

- To make surveys.

- To go to live to Spain.

- To have repetitive days.

- To follow stupid instructions.

- To make my freelancer work by useless amounts of money.


Tomorrow I’ll know more about the hunting.

¿A ver qué tan fuerte eres?


Ante la insistencia de mis amigos para entrar a Facebook lo hice y como la curiosidad mató al gato, yo terminé buscando lo que no se me había perdido y no me hizo mucha gracia lo que encontré.

Cuando estaba de novia con mi ex tenía claro que era un tipo matrimoniable, hice lo que pude para gozarme la relación y creo que en buena medida lo logré, quería más pero me tocó hacerme a la idea de que cuando se acabó era en serio y que ese niño era para otra niña.

Para el pasado día de la madre quise ir a buscar un arroz chino que le gusta a mi mamá y terminé encontrando un hotel que me inspiraba ciertas fantasías, nunca cumplidas y sí, me acordé de él, pero ya no estaba en posición de decirle nada.

Hace un par de semanas soñé que estabamos juntos y me levanté con cara de “¿y esta vaina tan rara a qué se debe?”.

Hoy para completar la tripleta me enteré por facebook que está de novio y yo espero que esté con una vieja que lo quiera mucho y que lo trate bien, además sé que si cuando estuve con él era buen partido hoy lo es mucho mejor. Le va bien en la vida, porque él piensa menos y hace más, al contrario de lo que yo hago, mas por la crisis existencial y hasta de fe que me acosa en estos días no me puedo sentir súper ultra wow por la felicidad ajena sino que el vacío se alborota y yo quiero de eso, felicidad y en cantidades industriales.

Es suficiente que uno se crea tan valiente como para decir “superé mi pasado” para llamar el chisme ajeno que le dice a uno cosas que uno preferiría ignorar, y sí, yo sé que tengo voluntad de p… muy seguido.

lunes, septiembre 17, 2007

Pasión

*El crédito de la foto está en el enlace de la misma, haciendo click en ella.

El tema ya lo he tocado antes. Está íntimamente relacionado con mi crisis profesional, con el no tener una razón clara para levantarme en las mañanas y ya sé que deprimida no estoy, sólo es confusión lo que me acontece.

Entre más analizo la situación más me convenzo de que lo que estudié está bien, sólo que no me complace tener que trabajar en “lo que hay”, que para eso sí que no estudié, porque eso no me apasiona, porque trabajar en eso y no trabajar vienen siendo la misma pendejada, entonces ¿para qué me molesto?

Hay áreas de la psicología tan profundas e impactantes que me hacían suspirar, en la universidad, cuando me imaginaba dedicándome a ellas. Me parecía completamente maravilloso dedicarse a la expresión gestual de las emociones o al estudio de la psicología comparada teniendo como sujetos experimentales a los chimpancés.

En algún punto, entre el día de mi grado y los presentes, giré en donde no era y las posibilidades de dedicarme a esos temas se difuminaron tanto que ya ni sé de qué color son como para poder seguirles la pista. Quizás me pase como a los ciegos que quieren ver, aquellos que son invidentes de nacimiento y por ello no saben cómo se ven las cosas, más o menos así estoy yo, sé que hay cosas que me gustan pero no sé cómo se ven, a qué huelen o cómo suenan, no encuentro el camino para llegar a ellas, pero intuyo que si les dedicara mis días y mi tiempo en general me apasionarían tanto, me recordarían esos sentimientos tan vitales de una forma tan intensa, que todos los contratiempos que surgieran mientras trabajara en ellos bien valdrían una y mil penas más, porque me estarían haciendo inmensamente feliz.

El tema del trabajo, el de la profesión, para mí se resume en eso: pasión, si no esta haré las cosas por hacerlas, si es que las hago. Yo necesito hacerle el amor a mis actividades para mantenerme constantemente interesada y adorablemente atrapada en ellas.

De momento la pasión está ausente y yo sigo buscando pistas para reencontrarla, guardando la esperanza de que la reconoceré cuando aparezca.