lunes, septiembre 17, 2007

Pasión

*El crédito de la foto está en el enlace de la misma, haciendo click en ella.

El tema ya lo he tocado antes. Está íntimamente relacionado con mi crisis profesional, con el no tener una razón clara para levantarme en las mañanas y ya sé que deprimida no estoy, sólo es confusión lo que me acontece.

Entre más analizo la situación más me convenzo de que lo que estudié está bien, sólo que no me complace tener que trabajar en “lo que hay”, que para eso sí que no estudié, porque eso no me apasiona, porque trabajar en eso y no trabajar vienen siendo la misma pendejada, entonces ¿para qué me molesto?

Hay áreas de la psicología tan profundas e impactantes que me hacían suspirar, en la universidad, cuando me imaginaba dedicándome a ellas. Me parecía completamente maravilloso dedicarse a la expresión gestual de las emociones o al estudio de la psicología comparada teniendo como sujetos experimentales a los chimpancés.

En algún punto, entre el día de mi grado y los presentes, giré en donde no era y las posibilidades de dedicarme a esos temas se difuminaron tanto que ya ni sé de qué color son como para poder seguirles la pista. Quizás me pase como a los ciegos que quieren ver, aquellos que son invidentes de nacimiento y por ello no saben cómo se ven las cosas, más o menos así estoy yo, sé que hay cosas que me gustan pero no sé cómo se ven, a qué huelen o cómo suenan, no encuentro el camino para llegar a ellas, pero intuyo que si les dedicara mis días y mi tiempo en general me apasionarían tanto, me recordarían esos sentimientos tan vitales de una forma tan intensa, que todos los contratiempos que surgieran mientras trabajara en ellos bien valdrían una y mil penas más, porque me estarían haciendo inmensamente feliz.

El tema del trabajo, el de la profesión, para mí se resume en eso: pasión, si no esta haré las cosas por hacerlas, si es que las hago. Yo necesito hacerle el amor a mis actividades para mantenerme constantemente interesada y adorablemente atrapada en ellas.

De momento la pasión está ausente y yo sigo buscando pistas para reencontrarla, guardando la esperanza de que la reconoceré cuando aparezca.

0 comentarios: