miércoles, octubre 31, 2007

Keep Goin'




I follow thinking, learning, wanting but overall learning since new words to new ways to face emotions and experiences.


I had questions to ask the day before yesterday, but now I’m happier and quiter. Each time I find emotional difficulties I start to feel my destiny is to be alone for a while, at least until I complete postgraduate degree I want to study, then the best option for me is to make grown up my patience and to wait “the right one” appears. It seems like Universe won’t allow me to be on a serious relationship until I get some professional goals first. Then I’ll have a lot of fun meanwhile my big love comes.

jueves, octubre 18, 2007

Sueños Desfigurados y Fantasmas de Temporada

Leía yo esta mañana a esta señorita y pensaba en los cambios que sufren los sueños de la niñez.

Recuerdo que cuando era niña esperaba con ilusión mi cumpleaños número 14 porque ese es el día del mes en que cumplo años, entonces creía que algo especial ocurriría para esa fecha o por lo menos que tendría unas tetas bien grandes, pero nada pasó. Ni era tan grande como me imaginaba ni tuve la anhelada talla 38B, luego descubrí las ventajas de los senos pequeños y que la imagen que tenía de cómo sería a los 14 era la de como me vería a los 19.

Cuando tenía 23 pensaba que era una locura casarse antes de los 30 porque sólo hasta cumplir tres décadas se tenía la sensatez mínima para tomar tamaña decisión, pero al año siguiente estaba completamente convencida de que había conocido a mi futuro esposo y quería dejar de ser soltera lo más pronto posible. Efectos del licor amoroso.

Hoy a los 27 creo que mi sueño de casarme a los 30 está embolatado y la verdad es que poco me preocupa porque siento que con el tiempo todo se complica y se hace más evidente el mal negocio que es madurar, al menos como me vendieron tal idea.

He visto cómo mis amigas de la U se casan y tienen hijos, no todas pero al menos ninguna se ha separado hasta ahora y ojalá que sigan así, porque como hablábamos con Don Apolo uno no se casa para separarse.

Conociéndome como me conozco y observando mi ritmo para alcanzar metas creo que estaré comprometiéndome con alguien por allá a los 32, aunque antes me hayan dado ganas de enseriarme con uno que otro personaje interesantísimo que he conocido en el camino.

Aspiro a poder disfrutar de ese tipo de compañía mucho tiempo, porque dicen que el mundo se acaba para ese año y aunque ahora ando muy contenta disfrutando de la tranquilidad que da vivir conmigo misma por una breve temporada, sé que volverán los fantasmas de la soledad, así como han regresado muchas veces luego de que conociera las maravillas de la vida en pareja, aunque haya sido por temporadas también.

miércoles, octubre 17, 2007

Estar conmigo y otras formas de perder el tiempo





Soy totalmente consciente de que a la hora de elegir un hombre para comprometerme con él exijo muchísimo y por eso ahora estoy soltera. Conformista es una de esas palabras inútiles para describirme, sólo sirve para denominar listados de cosas simplonas y sin futuro en mi vida, cosas que me niego a aceptar. Conformistas son aquellos hombres que, como la gran mayoría, se sienten atraídos de primera mano por la belleza física, pero que no tienen para ofrecer magníficos cerebros, interesantísimos intelectos y estupendas personalidades.



Con alguna dificultad he comenzado a aceptar que para atraer a personajes completos en cuerpo, alma e intelecto es necesario verse bonita, pues la apariencia agradable es necesaria para acercarse a ellos. Sin embargo es imperfecta y allí nacen mis problemas.



Si salgo a la calle sin maquillaje, ropa oscura y sin cepillarme el pelo es poca la atención que consigo, lo cual me permite pasar desapercibida, situación que me da cierta comodidad. Cuando decido acentuar mis gracias y esconder mis defectos las miradas vienen a mí con alguna facilidad, pues naturalmente tengo características que me alejan del promedio nacional, sin embargo las miradas vienen de variados sectores, algunas de las cuales francamente me gustaría poder pasar. Para nada disfruto de los comentarios groseros, de por poner un ejemplo, los obreros de la construcción. Para ellos no me arreglé y lo último que espero es que les parezca una mujer despampanante, pero ahí están. Cuando uno decide adornarse debe aceptar las consecuencias, tristemente lidiar con la falta de educación y de respeto de las clases bajas suele ser una de ellas.



Con algo de suerte también podré robarle unas miradas a los tipos que me interesan, pero dados los porcentajes de existencia de ellos, es mucho más probable que pase un día entero teniendo que soportar estupideces antes que invitaciones a salir provenientes de tipos valiosos.



Intentando ser optimista imaginaré que un hombre ha pasado el filtro inicial, me ha invitado a salir y he decidido aceptar. Resulta que tenemos una primera cita agradable y parece ser un buen hombre, pero de química cero. ¿Cuál es mi siguiente paso? Conociéndome como me conozco lo más probable es que no mueva ni una pestaña para volver a salir con él, porque para mí la química es instantánea y si no se da desde el comienzo el tiempo no ayudará para que aparezca. Yo sé que esta posición puede sonar muy radical para algunos, incluso lo fue para mí durante algún tiempo, pero después de experimentar un poco con ella quedé convencida de su fuerza.



He sido cuestionada por invertirle tanta energía a un solo hombre durante largo tiempo, pues al final, en varias ocasiones la inversión se ha venido abajo. Se me ha presentado, como una alternativa más ventajosa ante este tipo de situaciones, el caerle a varios tipos al tiempo para tener planes de respaldo, así en caso de que una de las conquistas fracase tendré la posibilidad de triunfar en una de las alternativas restantes, lo que me permitiría distribuir de un modo más eficiente mis recursos.
Desde el punto de vista lógico es una muy buena propuesta, mas la verdad es que tiene varios inconvenientes desde el ángulo emocional, como suele suceder con los temas de relaciones.



Sólo en rarísimas ocasiones me he visto conociendo más de un hombre del espécimen que me hace enamorar apasionadamente, por otro lado pasar de echarle todas las ganas a un solo tipo para echárselas a varios pero repartiditas requiere de un procedimiento gradual para el cual creo carecer de capacidades suficientes.



Para darle chance a Cupido he optado por esperar 6 meses más o menos con cada hombre con quien salgo, me guste mucho o no, a ver si en ese lapso ocurre algo y hasta le doy sus empujoncitos en las salidas para luego no arrepentirme por no haber puesto de mi parte, pero si después, con todo y eso, se llega el plazo y nada sucedió con el fulano, chau y que te vaya bien, porque la ventana para una relación de pareja se cerró. En la teoría todo suena precioso, pero en la práctica debo reconocer que el tema se complica y harto.



Existen otras situaciones en que el hombre con el que salí me sigue gustando pero la atracción no es recíproca o por lo menos no en la misma medida, el tipo que tengo al frente es mucho muy interesante y ningún otro similar aparece en mi panorama, por lo que se me hace complicado en demasía alejarme de él, pues es divertido tener aunque sea una ilusión de compañía mientras la próxima oportunidad real de una relación romántica llega. Supongo que el mantener esa amistad de forma sana depende en gran parte de la madurez de los implicados y con sana me refiero a que más adelante no se vuelva un obstáculo para vivencias con más probabilidades de éxito en el largo plazo.



Hay otro punto que debo tocar y es el de porqué prefiero estar así, metida en una amistad confusa y no en una relación tranquila con un tipo cualquiera.



Tengo amigos que a veces se quejan por haber desaprovechado oportunidades mediocres de compañía pues creen que algo es mejor que nada así sea de mala calidad. Estoy totalmente en desacuerdo con ese modo de pensar. Entrar en una relación con alguien sólo por no desaprovechar lo que hay, ante mis ojos luce como la receta perfecta para el desastre.



Si yo me involucro con alguien de forma seria, a sabiendas de que esa persona no me llena y que siempre voy a estar buscando afuera a la indicada, al tiempo que me quejo de mi mala fortuna porque “esto fue lo que me tocó” o me siento mis cualidades “sólo alcanzaron para esto”, o porque “agradezca que le estoy haciendo el favor de estar con usted porque yo en realidad me merezco a alguien mejor”, la amargada y causante del desastre seré yo y sólo yo, porque el otro no se comprometió solo, yo tuve que participar para que él lo lograra.




Entonces, en resumen y para acabar este sermón, por respeto, simpatía y solidaridad con el otro prefiero rechazarlo, dejarlo de lado y no comprometerme con él si no me llena a plenitud. Por su bien y por el mío prefiero dejarlo libre para que una persona a quien le guste profundamente tenga la posibilidad de disfrutar su compañía y hacerlo feliz. ¿Quién sabe?, hasta de pronto él se termina enamorando de esa ella que no soy yo y son felices para siempre.



Sinceramente no tengo la menor idea de lo que vaya a ocurrir en mi futuro amoroso por eso las conclusiones que saco vienen de lo que llevo vivido hasta ahora, sólo seguiré disfrutando en semisoledad de escribir análisis inteligentes de este tipo de situaciones en la compañía lejana de mis amigos mientras llega un bizcocho de hombre justo para mí, dispuesto a borrarme el pasado del corazón.

martes, octubre 16, 2007

Top 6



6 es el número resultante de todas las cifras que componen mi fecha de nacimiento, por eso decidí que fuera ese el nombre de la recopilación de temas – algunos extraños - por los que la gente llega acá:

Frases cortas. Es muy curioso que la gente llegue acá buscando frases cortas porque a mí me ha tocado aprender a escribir de forma breve para no dormir a los lectores. La búsqueda sólo me confirma las sospechas que tengo de que la gente cada vez tiene menos tiempo y/o menos paciencia para leer textos largos.

Paradox. Existe una marca de alarmas con este nombre que ofrece distintos productos como sensores de movimiento y demás, para el hogar, la industria y el comercio. Cuando la gente tiene problemas con ellas llega a veces llega accidentalmente por acá.
Hace poco Don Marqués me contó que su hacker de confianza le contó de un programa que lleva este mismo nombre, que sirve para ponerle números de licencia ficticios a los programas pirateados. Yo no tenía ni idea de las alarmas ni del programa cuando le puse así a mi bitácora.

Ajedrez. Paradójicamente, como todo en este sitio y en la personalidad de la autora, yo no sé jugar ajedrez, se me olvidó como se me olvidó montar en bicicleta. Así digan que es imposible yo soy la prueba viviente, pero para volver a lo de los cuadrados bicolores, aprendí alguna vez a jugarlo de forma menos que mediocre, cuando decidí escoger este deporte con tal de no tener que jugar nada en el patio en la hora de gimnasia en el colegio. Lo usé como simple escape y nunca le tomé el cariño que se necesita para aprender sus trucos. El último tablero que tenía no resistió la purga de cosas inútiles que le hice a mi escaparate.

Acertijos. Soy consciente de que escribo enredado cuando quiero. Si voy a hablar de algo pero no quiero que todo el mundo entienda el quid del asunto, tengo mañas harto eficientes para que sólo los involucrados, en el mejor de los casos, sólo yo, en el peor de ellos, entiendan lo que escribí. Es difícil que acá se encuentren métodos para descifrarlos, en general. Yo sólo sé descifrar los míos y eso. Si alguien quiere que le ayude con los propios que me pague porque ni me gusta la psicología clínica ni mucho menos lo haría gratis.


“Tengo un atraso”. Esta búsqueda no es común, sólo me llamó la atención y debo agregar que por fortuna tengo cero experiencia en el tema. Quizás tendría más sentido que llegaran acá buscando cómo evitar un atraso, en eso sí podría darles una ayudita.

Posición sexual favorita de libra. De cuando en cuando aparecen búsquedas parecidas por acá, lo que me hace pensar en si habrá muy poca oferta en esos temas dentro de Internet o si me he ganado una fama inmerecida en consejería sexual. Hasta el momento nunca he intimado con un hombre de ese signo, al menos que yo sepa. Sin embargo cabe la posibilidad de que alguno de ellos tuviera ese ascendente y yo tuviera algo de información al respecto, pero la verdad ahora como que no estoy en posición de preguntarles cuál es su hora de nacimiento y hacerles la carta astral sólo para resolverle la duda a quien llegó acá preguntando ese dato. Entonces, tendrá que averiguarlo por ensayo y error lo cual le resultará mucho más divertido, siempre y cuando no termine como el número 5 de esta lista.


viernes, octubre 12, 2007

I'm In Love

De cuando en cuando una canción me enamora y esta es la de estos días. La descubrí viendo el final de temporada de Six Feet Under el fin de semana.

Enjoy!

miércoles, octubre 03, 2007

Mejor de lo que esperaba



Harán unos 10 días desde la última vez que me leí las cartas. Antes de comenzar estaba resignada pues creía que muchas saldrían al revés y que los malos presagios abundarían, pero estaba muy equivocada.

Mientras leía corroboré que las cosas mejoran, que mi vida cambia lenta pero constantemente para bien, que ser paciente sigue sin ser mi fuerte pero que el intento por ganar la virtud de sabios trae consigo agradables recompensas.

Ayer supe que uno de mis más grandes deseos comienza a hacerse realidad. Durante el 75% de los próximos 6 meses seré la reina de mi dominio, pues desde mañana mi mamá irá a trabajar por temporadas fuera del país.

Al tiempo que vivo esta nueva y placentera sensación, crece en mí la certeza de que esto es lo que me apasiona: comunicar, escribir, aprender, saber, contar. Poco a poco importan menos las palabras dichas en el pasado, queda de lado la confusión y el auto – reiki* constante despeja la niebla que aún cubre mi camino.

El proyecto de estudiar en el exterior sigue en pie. El itinerario ha sido modificado para que me siga llenando la existencia y no las horas de sueño con pesadillas. La meta es encontrar el espacio para experimentar desde adentro una nueva cultura con todo e idioma ajeno, un espacio que me pruebe a mí misma quién soy y cuál es la intensidad de mi fuerza interna.

Una nueva cima ha sido fijada y es hora de reanudar la escalada.

*Sistema de sanación por imposición de manos independiente de las creencias religiosas (reiki) que puede ser aplicado a uno mismo.