jueves, octubre 18, 2007

Sueños Desfigurados y Fantasmas de Temporada

Leía yo esta mañana a esta señorita y pensaba en los cambios que sufren los sueños de la niñez.

Recuerdo que cuando era niña esperaba con ilusión mi cumpleaños número 14 porque ese es el día del mes en que cumplo años, entonces creía que algo especial ocurriría para esa fecha o por lo menos que tendría unas tetas bien grandes, pero nada pasó. Ni era tan grande como me imaginaba ni tuve la anhelada talla 38B, luego descubrí las ventajas de los senos pequeños y que la imagen que tenía de cómo sería a los 14 era la de como me vería a los 19.

Cuando tenía 23 pensaba que era una locura casarse antes de los 30 porque sólo hasta cumplir tres décadas se tenía la sensatez mínima para tomar tamaña decisión, pero al año siguiente estaba completamente convencida de que había conocido a mi futuro esposo y quería dejar de ser soltera lo más pronto posible. Efectos del licor amoroso.

Hoy a los 27 creo que mi sueño de casarme a los 30 está embolatado y la verdad es que poco me preocupa porque siento que con el tiempo todo se complica y se hace más evidente el mal negocio que es madurar, al menos como me vendieron tal idea.

He visto cómo mis amigas de la U se casan y tienen hijos, no todas pero al menos ninguna se ha separado hasta ahora y ojalá que sigan así, porque como hablábamos con Don Apolo uno no se casa para separarse.

Conociéndome como me conozco y observando mi ritmo para alcanzar metas creo que estaré comprometiéndome con alguien por allá a los 32, aunque antes me hayan dado ganas de enseriarme con uno que otro personaje interesantísimo que he conocido en el camino.

Aspiro a poder disfrutar de ese tipo de compañía mucho tiempo, porque dicen que el mundo se acaba para ese año y aunque ahora ando muy contenta disfrutando de la tranquilidad que da vivir conmigo misma por una breve temporada, sé que volverán los fantasmas de la soledad, así como han regresado muchas veces luego de que conociera las maravillas de la vida en pareja, aunque haya sido por temporadas también.

3 comentarios:

ApoloDuvalis dijo...

Bueno, yo sospecho que si los extraterrestres no acaban con el chuzo para 2012 lo harán los chinos, así que hay que aprovechar para hacer y deshacer porque no sabemos si después habrá con qué (y con quién)... ;)

Por mi parte yo viví mi adolescencia como si tuviera la edad emocional de un hombre de 40 años y ahora que llegué a los 30 siento que debo pasar por las experiencias juveniles que no necesité para madurar pero que hubiera sido rico vivir en su momento. Así que desde mi experiencia podría decirte que cada etapa de la vida trae su carga de experiencias agradables y desagradables por las que hay que pasar para llegar preparado a la siguiente.

El Marqués de Carabás dijo...

Yo me enserio.
Tú te enserias.
Él se enseria.
Nosotros nos enseriamos.

Interesante conjugación, complicada decisión.

paradox... dijo...

Apolo estoy completamente de acuerdo contigo, no sólo es probable que los chinos acaben con todo sino que pueden contar con la ayuda de los hindúes y hasta con la de los japoneses, entretanto yo intentaré divertirme lo que incluye el vestirme de forma cómoda y seguir siendo freelancer. Si encuentro a alguien en el camino para gozármela acompañada pues también lo haré.

Marques pásala rico pero con responsabilidad y si de paso te puedes enseriar vale, si no al menos nadie te quitará lo bailado.