viernes, diciembre 14, 2007

Acentuación de la soledad


No hay nada como tener que esperar sola por más de 3 horas en la sala de urgencias de una EPS a que te vea un médico que no sabrá lo que tienes y que está claramente mamado de ver gente, mientras los demás te restriegan en la cara que tienen a los abuelos, papás, maridos, novias y amigas para acompañarlos.

Odio enfermarme pero odio más no tener a nadie para que esté a mi lado cuando tengo que visitar al médico.

Peor aún cuando va a ser una total pérdida de tiempo

2 comentarios:

Par-Par dijo...

Primero... "Gracias Totales", como dijo Serati, por lo escuetamente lindo que escribiste en mi blog. Sí, es verdad que no hay mucha trasparencia y cada vez menos vulnerabilidad expuesta.

Me encanta tu manera de deshilachar un suceso cotidiano y
bueno,pongo el comentario aqui porque me vi a mi misma 5 horas en La Clinica Colombia de Sanitas... sintiendo lo mismo... un terrible desamparo, ganas de llorar como los niños, el frio de las dos de la mañana, el coxis adolorido de la espera y nadie cerca de la mano izquierda... me senti yo, pero mejor... sentí que no estoy tan loca, que alguien también sabe que no es facil ni una gripa a solas, que hace falta amor a todas horas y especialmente en esas horas...
Un abrazo.

Licuc dijo...

Par-Par, respondo tu comentario tarde, muy tarde pero alegre. Siempre me gusta encontrarme con mujeres parecidas a mí y saber que estamos conectadas.
Es lindo recordar.