sábado, marzo 01, 2008

Menos mal es sólo cada 4 años

Yo no le paro muchas bolas al agüero de los martes o viernes 13 y mucho menos a los años bisiestos que son todavía menos frecuentes, pero los pequeños sucesos de ayer me hacen pensar:




  1. Estrenaba yo un trapo "mágico" para el mugre, de esas carajadas que se inventan los alemanes o eso dicen los vendedores, cuando moví una porcelana que tenía colgada y suerte... se desportilló. Como no guardo cosas dañadas a la caneca fue a dar.




  2. Almorzaba yo y me acomodaba un arete cuando me quedé con un pedazo de alfiler en la mano, la pieza que atraviesa la oreja, o sea se dañó. Me tocó quitarme el otro y guardar el par en el bolsillo.




  3. Antes de eso había estado escogiendo unas monedas de una vacija de vidrio y me encontré un alfiler con mi dedo, es decir me chucé entre la uña y el dedo.




  4. Habiendo almorzado hablaba yo con doña E., dueña del restaurante, me fuí a acomodar la pulsera que tenía puesta cuando se reventó el nylon que la mantenía unida y salieron a volar pepitas celestes por encima y por debajo de la mesa. Recogí la mayoría y creo que puedo componerla.


Así que por todas estas pequeñas incomodidades me alegro de que el 29 de febrero sólo sea una vez cada 4 años.

3 comentarios:

césar castillo dijo...

hola... buen blog, bien escrito, vendré a visitarte más seguido!

Julio dijo...

Ya sé que dije que no iba a perderme tanto tiempo, pero el trabajo no ha dejado tiempo para nada, sólo quiero decirte que sigo en la locura total, que cuando puedo comento algo, pero que sigo pasando a leerte y estoy al pendiente de ti.

Te mando un beso

Pepa a.k.a GoD* dijo...

hey....whats UP..buen blog..me gusto este post