lunes, abril 21, 2008

Amar es buen negocio



Hace unos meses Apolo me decía mientras almorzábamos que todo aquello de lo que nos enamoramos nos sirve. No sé si yo ame ver Grey's Anatomy pero sí amo ver Dr. House y pues encantarme sí me encanta ver esas series.


Resulta que la semana pasada se concretó un estudio de mercado y al parecer el segundo se concretará esta semana, pero lo divertido es que ambos me tendrán entrevistando médicos, entonces como que ver tanta serie de medicina comienza a tener sentido, de hecho el primer capítulo nuevo de House, después de tanto tiempo de repeticiones por la huelga de escritores gringos, estuvo completamente conectado con la capacitación que había recibido horas antes acerca de algunos psicofármacos.


No, mi vida no es perfecta ni tan romántica como quisiera pero debo reconocerle a Dios que a veces hace unos chistes de los cuales hasta yo me puedo reír y pues está bien. No siempre son para que se rían de mí.

0 comentarios: