viernes, mayo 30, 2008

Viciosa Soledad


Yo ahora estoy medio enviciada con esto de salir sola a todos lados, no es que no me gusten las largas charlas acerca de puras estupideces con alguien que es excelente compañía o que haya optado por el celibato porque me disgusta el contacto físico con un hombre adorable, es algo distinto. De momento la libertad me cautiva, el salir si hay o no con quién, a donde se me da la gana sin consultarle a nadie, el no andar esperando llamadas, el poder quedarme haciendo nada un día en mi casa si eso es lo que quiero, el no tener que sincronizar mi agenda con la de alguien más, el no tener que cumplir citas... es una maravilla.


En mi caso creo que si por tiempo fuera ya he sobregirado la cuota de soledad pero es algo que me envicia, me trama.


Aunque he tratado de hacerlo no le veo el chiste a salir con alguien sólo por no estar sola, quizás por eso la última vez que intenté estar con alguien de modo medio serio fue todo producto de algo incidental que de una planeación racional.


Creo que el problema de disfrutar tanto la soledad, justo como lo hago yo ahora, es que uno se vuelve más terco, más mañoso, menos tolerante, entonces cuando alguien aparece uno le encuentra muchos peros y no está dispuesto a ceder o negociar, pues como ya se ha comprobado bien se puede vivir cómodamente en soledad.


A veces pienso en cómo las mujeres que conozco han tenido historiales más largos que el mío, más novios, más amantes, más cuentos y quizás por eso muchas de ellas ya están casadas y hasta con hijos. A veces también me siento quedada, pero sólo a veces. Al poco tiempo recuerdo que el asunto es de ritmos y yo he preferido esperar para comenzar a vivir varios tipos de experiencias, por eso creo que aún me faltan algunos años para decidirme a compartir el viaje de la vida con alguien, en parte porque no quiero enseriarme con el siguiente hombre que aparezca en mi vida, porque siento que aún me quedan muchas cosas por experimentar y más específicamente porque me estoy gozando a fondo esto de salir, estar rodeada con gente, no hablar casi con nadie y aún así sentirme súper acompañada, acompañada por mí misma. Simplemente siento que soy mi mejor y más completa compañía.


Sí, lo sé, podré sonar súper narcisista y antipática, pero la verdad es que esas épocas en donde la gente, las multitudes me agobiaban porque sólo me recordaban mi soledad han pasado y yo así como estoy ahora me siento muy bien.

lunes, mayo 26, 2008

Poniendo orden

La semana pasada estuve dedicada a la prueba de conocimientos para el cargo que estoy aplicando en otra agencia, sí, otra, ni yo me lo acabo de creer, tanto trabajo en tan poco tiempo, al menos de forma tentativa, más cuando pasé tanto tiempo haciendo cosas de a poquitos y estirando billetes y monedas para que alcanzaran para pagar todas las cuentas.
Ahora estoy pasando enlaces de mi viejo pc a este que luego será mío del todo, cuando llegue el de mi mamá. Estoy en la carpeta de los que recopilé cuando hacía averiguaciones para el plan de irme a estudiar al exterior y no sé, la sensación es extraña, antes dije que mejor no me iba para ningún lado, al menos no de momento porque me sentía muy sola y no quería llegar a otro país para comenzar de 0 y completamente sola, porque si aquí a veces no encuentro unos ojos para mirar mientras hablo cómo sería en un país que no es el mío, pero el bichito sigue por ahí rondando, de momento quiero estabilidad, pero más tarde no descarto la idea de irme unos 6 meses a mejorar mi inglés. Creo que mi modo de pensar ha cambiado porque de nuevo me estoy enviciando con el asunto de salir sola, estoy como en otras épocas haciendo montones de planes con o sin compañía, por ejemplo hace 8 días estuve en el centro de la ciudad sacando fotos y caminando, feliz, anónima en medio de más o menos 100 desconocidos, sin cumplirle ninguna cita a nadie ni preocupada porque nadie me esperaba, a veces me quejo de esa misma situación pero es porque ando con la cabeza en otro estado, mas ahora la verdad es que me la estoy gozando.

Viendo cómo se abren puertas


Open Doors by ~madhubuti on deviantART


Hace año y medio, más o menos, hablaba del ritmo frenético en el que tuve que entrar. Esta semana tuve que meterme cortamente de nuevo en esa onda y eso me hizo preguntarme si realmente seré capaz de estar en ese "modo" durante largo tiempo, si acaso será necesario que lo haga, porque con las puertas que se están abriendo - al menos así parece - es una pregunta que vale la pena hacerme.
Creo que durante mucho tiempo he vivído en una posición muy cómoda, al menos hasta cierto punto, sin querer ceder, sin querer negociar, sin estar dispuesta a pagar el precio de cierto nivel de vida que si bien luce atractivo es costoso y no en términos monetarios sino en términos de vida, por eso me parece sumamente importante que me guste lo que hago, de lo contrario no tiene sentido que se me seque la existencia haciendo algo que aborrezco por más plata que se me pague, no, la gracia está en que si al menos no se tiene suficiente tiempo para gastar las ganancias de la actividad, la actividad por sí misma sea divertida.

miércoles, mayo 14, 2008

Sueños Ajenos


Llevo dos días soñando acerca de temas extraños: rompecabezas para niños, realities, etc.

Resulta que antes no tenía mucho que hacer y ahora tengo tantas cosas... inevitablemente he tenido que renunciar a algunas ocupaciones porque no podía dar con todas y pues, ahora surge una nueva oferta de trabajo o por lo menos la posibilidad de que ocurra, pero como era de esperarse no viene sola, entonces debo tomar la decisión de para qué lado irme, porque ya quiero y necesito estabilidad, lo que es un milagro porque en raras ocasiones el querer y la necesidad logran ponerse de acuerdo, al menos adentro mío.

sábado, mayo 03, 2008

2 días de puras coincidencias




One of the Coincidences by ~blackonwhite on deviantART


El viernes me fui a Unicentro para cambiar monas del álbum de chocolatinas Jet, todos muy queridos, incluso las viejas que solemos ser tan odiosas a ratos, el asunto es que estando en esas conocí a un tipo y como no tenía nada que hacer le propuse irnos a tomar algo, mientras hablábamos descubrimos una que otra coincidencia:
-conocemos a un tipo en común
-él dictó y recibió clases en mi u
-yo estuve en la ceremonia de grado de la especialización que él hizo (o al menos eso parece)
-estuvimos en la fiesta de inauguración de la nueva sede de la u
-vivimos en el mismo barrio pero nunca nos hemos visto, al menos no que recordemos

Eso fue el jueves, pero ahí no pararon las casualidades.

Ayer estaba hablando con un tipo al que, en un desparche de fin de semana, contacté a través de match.com. Me preguntó si quería tomar un café con él, dijo estar trabajando por la 68 con 11, me pareció curioso y luego me dijo “estoy en la empresa G” y yo no lo podía creer, mi mamá trabajó hasta el miércoles pasado en esa misma empresa, para él apenas era su 1er día como proveedor de servicios. Luego el trabajo que estaba haciendo se alargó, así que no quedamos en nada.

No sé si también cuente que ayer estaba en un banco cerca de mi casa haciendo una consignación, cuando de pronto entró un tipo mechudo que me recordó a otro que me gustaba hace años y que vive en mi barrio, a los pocos minutos entró este, el que me gustaba, al mismo banco.

Al rato yo seguía en el Messenger cuando ví conectado y disponible a alguien que me había agregado, por fin saldría de la duda de quién era Orsacu, el nombre raro en mi lista de amigos en last.fm, lo saludé y recordé que le había hablado por elaleph.com, resultó que estaba trabajando a esa hora en radiodiversa.com y ahí recordé que me llamó la atención porque vivía en mi misma ciudad y al saber que trabajaba allá le pregunté si conocía a Giorgio y lo tenía al lado, a los 5 min estaba llamando a la emisora, me tenían al aire y yo estaba haciendo quedar mal a Giorgio en público porque no me ha llevado a celebrar mi cumple como me lo prometió hace meses. Durante la llamada conté esta historia y me gané una tarjeta con contenidos para el celular.
Últimamente he estado leyendo esta bitácora y en esta otra leí que una de las pistas para descubrir que es ficción esta en que a una persona no le pasan tantas cosas tan seguido y es cierto, pero en esta ocasión me siento como LG con todas las coincidencias que encontré en apenas un par de días, incluso ya voy preparada para conocer gente que conozca a gente de mi pasado este domingo, día en que planeo tomar mi primera clase de escalada en roca.
Lo realmente sorprendente sería conocer a alguien totalmente nuevo.