domingo, julio 20, 2008

Evitando convertirme en solterona


Hace días mientras revolvía papeles viejos encontré este borrador con fecha incluida y me dí cuenta de cómo ha cambiado mi forma de pensar.

He estado jugando con un par de aplicaciones de Facebook con las que se puede conocer gente y me estoy sorprendiendo a mí misma por lo criticona que soy, estoy peor que la directora de casting de alguna agencia de modelos de Nueva York, casi todos los hombres que veo me parecen descartables porque tienen cara de tontos, son feos, muy viejos, muy jóvenes o simplemente no me gustan y si sigo en estas, con tantas exigencias, muchas tontas y superficiales, puedo estar segura de que voy directo a convertirme en una solterona.

En Bogotá hay hombres bonitos, atractivos, buenos, etc. pero la verdad es que hace años, desde que mi adolescencia se terminó se acabó también la gracia que me causaban los tipos físicamente atractivos, con el tiempo, fui aprendiendo que los no tan bonitos por fuera suelen ser más interesantes por dentro, pues al no atener asegurada la pinta deben esforzarse por agradar a las mujeres y así van desarrollando cualidades que son más estables a través del tiempo y que me atraen muchísimo más.
A pesar de esto hace mucho tiempo que no veo ni conozco a nadie que me mueva el piso, es más, he llegado a creer que eso no volverá a ocurrirme sino que si me meto en una nueva relación con alguien todo comenzará como algo más cerebral que visceral.

Antes pensaba que la química tenía que darse inmediatamente con la persona que tenía al frente para moverme a intentar conquistarlo, hoy ya no creo que sea necesariamente así, estoy en la onda de perfilar al tipo psicológica y socialmente para saber si tiene potencial o no, conocerlo un poco y esperar a ver si me emociona con el tiempo, porque me late que por andar tan regodienta me puedo estar perdiendo de conocer hombres con elementos interesantes, si no por sí mismos, como portales a otros círculos donde esté uno que me cautive instantáneamente o con el pasar del tiempo si logro ser todavía más paciente.

3 comentarios:

Zereth dijo...

Pues nada garantiza terminar con la soltería, jeje pero al menos te diviertes, conoce gente y ya, muchas veces la "lista de peros" son solo excusas para no animarnos a conocer a alguien distinto.


Besos

Yaya dijo...

No es que una se vuelva una solterona, es que con el tiempo no caemos con los mismos estupidos!

Paradoja Humana dijo...

Zereth tienes todita la razón, nadie tiene asegurado nada, excepto la muerte y los impuestos, como dicen los gringos y uno lo mejor que puede hacer es gozarse el viaje mientras dura.

Yaya has dado con un punto muy importante una ya no es la tarada que se derrite con cualquier picadita de ojo.