jueves, septiembre 04, 2008

Ligera de equipaje


Realmente botar cosas es liberador.

Uno de mis pasatiempos favoritos es abrir cajones, puertas, cajas, baúles y demás para buscar objetos olvidados e inútiles que sólo ocupan espacio y perpetúan mi apego material.

Mi filosofía de vida es budista y trato de no sufrir, como creo lo hacemos todos los seres humanos, así nuestros locos comportamientos en ocasiones se empeñen en demostrar lo contrario, por eso trato de no amargarme la existencia estando la mayor parte del tiempo con la menor cantidad posible de posesiones, al menos las palpables, las mentales son una historia muy distinta.

Para mí la clave para deshacerse del mugre guardado es pensar poco. Si uno comienza a botar cosas debe ser impulsivo, seguir el entusiasmo momentáneo y salir de lo que no sirve o de lo que ya no se quiere sin escarbar tanto, de lo contrario terminará hallándole un nuevo uso a cuanto objeto encuentra o peor aún, se llenará de emociones ligadas a los recuerdos que traen los elementos que están en proceso de purga.

Una vez le oí decir a un motivador personal muy new age, que las personas aman los armarios muy espaciosos porque son acumuladoras por naturaleza y en el fondo lo saben, de ahí que les parezca tan importante tener espacios para almacenar todo lo que compran, sin importar cuán fútil o feo sea.

Yo soy más bien una persona dada a los espacios pequeños por practicidad, para comenzar las casas grandes me parecen muy demandantes en términos de mantenimiento y para terminar creo que son como los bolsos grandes, tienden a llenarse con cosas que uno cree usará pero que a la larga sólo ocupan más espacio y hacen pesado el viaje de la vida.

7 comentarios:

Falcon dijo...

Interesante filosofía, si bien es cierto que soy una persona muy ordenada y no guardo cualquier cosa que llegue a mis manos si es cierto que conservo algunas cosas que me traen buenos recuerdos.

Zereth dijo...

Yo guardo algunos tiliches, pero procuro que sean pocos, lo que evito es "querer" a los objetos. No, a mí no me funciona así. Quiero a las personas mucho mucho, tanto como puedo, pero USO a los objetos, tanto como duren o se dejen.

Así cuando tiro un papelito que venía con un mensaje de alguien especial, yo me quedo con mi postal card mental, el papel no es la persona, así que se va a la basura sin que me provoque culpas.

Besos

Paradoja Humana dijo...

Falcon bienvenido y sí, todos guardamos recuerdos materiales o inmateriales, pero la idea es llevar solamente lo imprescindible, creo yo, para que no nos impida avanzar.

Zereth esa palabra está divertida y mejor aún lo que cuentas de cómo quieres a las personas, muchos deberíamos seguir tu ejemplo para no quedarnos con nada inútil.

Pepa Papanatas dijo...

A mi me encanta limpiar mi cuarto y mi casa de todo lo que estorba. Eso sí, a veces la he embarrado unas muchas veces porque boto lo que luego por ley de Murphy necesito, pero... aún así, es de lo más chido y chevere hacer eso. :D

Diana Coronado dijo...

Soy muy desordenada pero últimamente le he puesto mas orden a mi vida incluso en mi cuarto jeje.
Creo que cuando hay desorden en un cuarto es porque tu mente también anda así no ??

UN abrazo princesa bella !!

ApoloDuvalis dijo...

Creo que mi truco te serviría: abro un espacio nuevo (vacío) y sólo lo que voy necesitando lo voy poniendo allí. Todo lo que después de un tiempo, se quede en el espacio viejo, es porque no lo necesito. Si después de MUUUCHO tiempo hay cosas que nunca salieron del espacio viejo, ya puedo botarlo sin remordimientos :)

Lucas.- dijo...

oh! si.. que bueno es estar ligero de equipaje.. se te aliviana el alama.. posta...