domingo, junio 28, 2009

Los Santos

Cada tanto nacen seres especiales que sufren la cotidianidad como un dolor frío e ineludible,
Se levantan diariamente y van a trabajar con cuerpo de hierro,
Cada uno de sus movimientos es brusco y vacío,
Sus almas leves respiran con esfuerzo el aire envenenado copiado con imperfección del día anterior.

Esos personajes que se marean de tanto respirar, aquellos que ven la vida transcurrir a su velocidad real existen con dificultad, piensan con sufrimiento y se horrorizan fácilmente.
Experimentan pesar, lástima y desespero mientras los otros tardan años en aprender lo que a ellos les es revelado en segundos.

0 comentarios: