jueves, julio 16, 2009

En modo multitarea no se escriben buenos textos: acerca de la escritura colectiva

Desconozco el modo en que algunos “escritores contemporáneos” chatean por algún servicio de mensajería instantánea, leen las noticias, escuchan música, redactan correos electrónicos y a la vez escriben sus columnas.

No creo que a eso de hacer todo al tiempo y de paso todo a medias, todo mal, se le pueda llamar un ejercicio de escritura colectiva donde uno pone las ideas, el otro la atención y un tercero las letras enlazadas, es más yo no creo en la escritura colectiva.

Así como me es difícil pensar en participar en una orgía me cuesta muchísimo pensar en escribir a más de 2 manos, puede ser por aquello de que la escritura es un ejercicio en comienzo íntimo, que a veces por accidentes siniestros resulta en las manos y en los ojos de los demás.

Escribir para mí es como verme el cuerpo que no se ve, con apasionamientos, con contradicciones, con lástima, con orgullo, con compasión, con ojos nuevos cada vez, por eso no concibo un texto bien escrito al tiempo que se responden tonterías a quienes preguntan cómo estás y si ya se te pasó la depresión dominical.

A un texto hay que honrarlo, hay que darle el tiempo, la energía, el espacio que merece, eso en caso de que uno quiera firmarlo sin pena, de lo contrario cualquier ejercicio de copiar y pegar, sin importar la fuente, será suficiente para publicar algo en cualquier medio.

Este texto se escribió con música de fondo pero con el Messenger desconectado.

2 comentarios:

ApoloDuvalis dijo...

Ja, ja, ja :D Muy bueno el apunte del Messenger.

Sin embargo, puedo atestiguar que cuando se tiene la oportunidad de ir probando los conceptos o los argumentos con otros interlocutores a medida que se escribe, esa práctica puede tener su utilidad. Listo, de pronto esas condiciones que describes no ayuden para escribir un poema o alguna delicada e intimista expresión literaria. Sin embargo, cuando se trata de plantear una idea, explicar un concepto o algún otro tipo de texto sin pretensiones literarias pero sí comunicativas, esas condiciones que te parecen terribles pueden ser la clave para que el trabajo fluya más fácil. Es que en ese caso particular, lo que tú sientas no es tan relevante como que la idea le quede clara al lector, lo cual puede ser al revés cuando se trata de expresiones artísticas.

Para hacer una analogía, no es lo mismo ir a brincar a un concierto de U2 que danzar con los místicos sufíes. En el primer caso, lo que importa es la iteracción con los demás, sentir la descarga de adrenalina de miles de personas coreando la misma canción. En el segundo caso, los demás son lo de menos: cada danzante entra a un trance místico a través de la danza.

Por eso me parece que no es tanto que una técnica para escribir sea mejor que otra, sólo que sirven para propósitos distintos y uno no debería casarse con alguna para escribir de todo.

Ah, y si sobre escribir a varias manos, creo que la autora que refirió esa ténica estaba siendo amable con sus colaboradores, porque en últimas uno puede considerar sugerencias, pero nunca perder el control de lo que está escribiendo (a menos que sea un Wiki, que es harina de otro costal).

Licuc dijo...

Apolo, yo rara vez hago distinciones entre los textos, no digo esto es literatura y esto no lo es. Para mí escribir es un todo y partiendo de ese concepto creo que un texto bien escrito sí necesita unas condiciones ideales para ser logrado.
Claro que he tenido que escribir en situaciones difíciles, con interrupciones, con ruido, de temas que no me interesan, pero al final la conclusión es la misma: se debe trabajar un borrador para luego pulirlo. Lo mejor es que ese borrador se escriba sin interrupciones, en un buen ambiente que cada quien define, para luego pasar a una evaluación preliminar, ojalá con una persona representante del lector objetivo, luego de ello sí se entra a hacer correcciones o modificaciones.
Ya me ha pasado que por tratar de aprovechar el tiempo una buena metáfora se me vuela de la mente como una mariposa y luego, por más que tenga pistas de dónde anda nunca vuelvo a verla.
Cuando uno escribe bien lo hace prácticamente siempre, pero de que se escriben los mejores textos en condiciones ideales, no tengo duda y eso no es a 4 manos, como estamos de acuerdo.