miércoles, septiembre 02, 2009

Vacíos

Perdidos, vagando por el espacio que hay entre los escalones, persiguiendo las palabras, torturando a las neuronas, arrastrando soledad y falta de significado a cuestas.
Hablan, parlotean, sueñan con imposibles, con voces del más allá, se empinan para lucir más altos olvidando que los pies se cansan, que se niegan a sostener eternamente tanta estupidez pura.
El tiempo es un estorbo, una presa que se debe perseguir y destruir, la magia el encanto no es su asunto y nunca lo será.
¡Que caminen, que deambulen! ¡Que se refundan en el más allá que cada vez está más acá! Vayan a construir su suerte, vayan a ahogar sus ilusiones cuando apenas están naciendo, que nadie los detenga cuando decidan ahorcarse/suicidarse con sus egos.

*Texto inspirado en una reunión de representantes culturales que intentaban organizar un evento.

2 comentarios:

El Marqués de Carabás dijo...

¡Vaya contexto!

Inevitable.

Licuc dijo...

Si no hubiera sido por esta improvisación, la reunión habría sido totalmente inútil para mí.