jueves, octubre 22, 2009

Los 3 seres

El sauce dobla sus ramas y alarga los dedos para acariciar el agua de la laguna,
oscura, purificadora, fría y viva.
Sosegadas ondas en su piel le cuentan al verde ser la historia de su excitación, callan el pasado de sus antiguos amantes y dibujan un presente sin futuro aparente.
Entra el viento para llevarse consigo el sonido, los gemidos de los viejos querientes, sordo ante los golpes de los personajes rosados, amarillos, rojos y negros, no pregunta nombres, no le interesan, sopla concentrado, enfurece el cauce, lo levanta, roza con furia al sauce y despedaza,
vuelan uñas, cabellos, huesos, pedazos de piel pero ninguno sonríe, ni el ser verde, ni la laguna, ni el ser invisible, nunca quisieron hacerlo, nunca desearon sacudirse con la violencia del ahora mas las constantes batallas perdidas, en esa guerra nunca declarada, no les dejaron otra alternativa que contraatacar.
Lo hicieron, murieron en ocasiones, resistieron, al final sobrevivieron sin escarabajos de dos patas caminando y destruyendo sobre sus cuerpos.