miércoles, noviembre 18, 2009

Señor expatriado

Señor expatriado:

Le sugiero que recuerde su tierra, mas no que la añore, acá los monstruos no dejan de maltratar y les encanta disfrazarse de personas todo el año.
No se pierde usted de nada cuando la lejanía le impide asistir a aquellas reuniones donde bastardos se llaman inteligentes, brillantes e interesantes entre sí, se lo aseguro yo que he estado ahí más veces de las que quisiera recordar, ellos son sólo fantasmas incapaces de ser corpóreos delante de otros durante mucho tiempo, prefieren permanecer en sus túneles como topos y cuando se encuentran a un semejante, desprecian a aquellos que no conocen los mesmerismos virtuales.