miércoles, diciembre 16, 2009

Hogar, dulce hogar

¿El hogar es una sensación o un estado? ¿Es efímero o es permanente? ¿Estar en casa es igual a estar en el hogar?

Sarah
Mmm no sé, yo tengo esa sensación constante de estarme yendo, así lleve años en el mismo sitio, siento que en cualquier momento alguien me pedirá que arme maletas para irnos a otro lugar.

Irene
Yo, en cambio, me apego muy fácil a los lugares, fui feliz durante más de 10 años, me encantaba estar allá en mi habitación, no me hacía falta nada más, o bueno, me hacían falta muy pocas cosas, para ser un poco más justa.


Sarah
¿Fuiste feliz?

Irene
Sí, ahora “soy” perdida, me siento perdida muy a menudo, creo que en el último semestre sólo me he sentido realmente en casa dos o tres veces, pero es cierto que tantas mudanzas no ayudan mucho a generar apego hacia un espacio.

Sarah
Es verdad, quizás para mí es más fácil por lo que llevo ya un par de años en este departamento.

Irene
Seguro, no es quizás, vivir de ese modo, con alguna estabilidad ayuda mucho a sentir que se pertenece a un sitio.

Sarah
Pero en cuanto a ciudad, no volvería a vivir allá, aunque a veces no estoy segura, están mis amigos, está el tiempo que pasé en la universidad…

Irene
Para mí es una sensación, un estado dilatado de hogar, no tengo un espacio que pueda llamar realmente mío, pero el conocer las calles, las rutas de los buses, lo que me voy a encontrar si giro en X esquina, ayuda a que me sienta más cómoda que en otra ciudad.

Sarah
Y sí, pero sigo creyendo que la clave está en la gente, la gente es la que te hace sentir realmente en casa, en tu hogar.

Irene
Sí, en eso estoy de acuerdo contigo, el sitio no es el sitio por sí mismo, es por lo que se vive en el y con quien se vive. He tenido momentos en que me siento en mi hogar en una casa que no es la mía, sólo por la persona a quien estoy abrazando en ese momento y no quiero irme, aunque deba.

Sarah
Te entiendo, si Sergio no estuviera aquí conmigo nada sería igual, estarían mis proyectos, mis pensamientos, Kenzia [gata], pero no sería igual.

Irene
A veces creo que es cierto lo que dicen, aquello que dicen de Krishnamurti, que el hogar se lleva adentro, en el alma, pero el sentimiento es tan, tan breve…

Sarah
Muy breve, tanto que por más esfuerzo no logra ser eterno.

2 comentarios:

Guzmán. dijo...

Jiddu Krishnamurti y las Organizaciones.

"Quizás recuerden ustedes la historia de cómo el diablo y un amigo suyo estaban paseando por la calle cuando vieron delante de ellos a un hombre que levantaba algo del suelo y, después de mirarlo, se lo guardaba en el bolsillo. El amigo preguntó al diablo:

"¿Qué recogió ese hombre?" "Recogió un trozo de la Verdad", contestó el diablo. "Ese es muy mal negocio para ti, entonces", dijo su amigo. "Oh, no, en absoluto", replicó el diablo, "voy a dejar que la organice".

Yo sostengo que la Verdad es una tierra sin caminos, y no es posible acercarse a ella por ningún sendero, por ninguna religión, por ninguna secta. Ese es mi punto de vista y me adhiero a él absoluta e incondicionalmente. La Verdad, al ser ilimitada, incondicionada, inabordable por ningún camino, no puede ser organizada; ni puede formarse organización alguna para conducir o forzar a la gente a lo largo de algún sendero en particular. Si desde el principio entienden eso, entonces verán cuan imposible es organizar una creencia. Una creencia es un asunto puramente individual, y no pueden ni deben organizarla. Si lo hacen, se torna en algo muerto, cristalizado; se convierte en un credo, una secta, una religión que ha de imponerse a los demás. Esto es lo que todo el mundo trata de hacer. La Verdad se empequeñece y se transforma en un juguete para los débiles, para los que están sólo momentáneamente descontentos. La Verdad no puede rebajarse, es más bien el individuo quien debe hacer el esfuerzo de elevarse hacia ella.

Ustedes no pueden traer la cumbre de la montaña al valle. Si quieren llegar a la cima de la montaña, tienen que atravesar el valle y trepar por las cuestas sin temor a los peligrosos precipicios. Tienen que ascender hacia la Verdad, esta no puede "descender" ni organizarse para ustedes. El interés en las ideas es sostenido principalmente por las organizaciones, pero las organizaciones sólo despiertan el interés desde afuera.


Fragmento del discurso de disolución de la La Orden de la Estrella de Oriente. (2 de Agosto de 1929)
http://seaunaluzparaustedmismo.blogspot.com/

Licuc dijo...

Guzmán bellas palabras las de Krishnamurti, hombre sabio. Creo que este extracto me serviría bien para críticas enfurecidas de comentadores.
Y bueno, no es un secreto, a mí me gustaría despertar el interés de alguna organización editorial.