martes, enero 19, 2010

Recursiva… chismosa nunca

Laura
¡Es el colmo! ¡Me hiciste quedar horrible!

Irene
¿Perdón?

Laura
No pongas cara de estúpida que no te queda.

Irene
Bueno, en eso tienes razón.

Laura 
Sin embargo no parece, últimamente lo disimulas bien.

Irene
¿¿¿???

Laura
Sí, que fuiste tú, tú me hiciste quedar mal en la oficina, nadie quiere contarme nada personal, todos me evitan, hablan escasamente de trabajo.

Irene
Todos, eh…

Laura
Sí, todos. La señora que limpia, mis compañeros, la recepcionista, todos, absolutamente todos.

Irene
Absolutamente todos.

Laura
¿Y sigues viéndome la cara?

Irene
Para nada, intento concentrarme en la conversación, en lo que dices. Entonces todos.

Laura
Pues sí, todos o bueno…

Irene
¿Todos o absolutamente todos? ¿En qué quedamos?

Laura
Bueno, casi todos.

Irene
En fin, ¿puedo saber por qué estoy siendo gritada?

Laura
¿Y preguntas todavía?

Irene
Sí, cuando me gritan lo disfruto más si conozco el motivo.

Laura
¡Estúpida!

Irene
Mmm, creo que eso ya lo dijiste y no, no responde a mi pregunta.

Laura
Entonces ni idea.

Irene
Completamente sin pistas.

Laura
Por tú culpa Ricardo no me habla.

Irene
¿Ricardo?

Laura
Sí, hazte la desentendida, la que no sabes nada.

Irene
Laura no me hago, llevo 15 minutos tratando de averiguar porque discutimos.

Laura
Aaarrrggghhhh…

Irene


Laura
Tú, tú te dedicaste a escribir toda la conversación que tuve con Silvia, seguro que ella te contó. ¡Chismosa!

Irene
¡¿Qué?!

Laura
Sí, tu, nadie más, sólo Silvia, tú y yo sabíamos que Ricardo era gay.

Irene
¿Era? ¿Acaso se puede dejar de ser de un día para otro?

Laura
No más, no me confundas, no me distraigas, tú y nadie más…

Irene
Saca la plastilina, aún no entiendo.

Laura
Yo le conté a Silvia, Silvia te contó a ti y tú lo escribiste en tu blog.

Irene
Mira Silvia, primero no sé quién es ese tal Ricardo del que hablas, el único hombre que conozco con ese hombre vive en Argentina y no lo veo hace más de 10 años, segundo, cuando hablo con Silvia no me interesa saber nada de ti, escasamente me dedico a soportarla porque es amiga de Andrea y tercero, que tú tengas conversaciones tan parecidas a la gente que toma la misma ruta de autobús que yo, no me sorprende, todas las muñequitas como tú piensan parecido. Puede que no sea muy creativa cuando “copio” una conversación que oí más temprano, pero al menos la cabeza me da para cambiar los nombres, no uso justo los reales, eso en caso de descubrirlos.

Laura
Entonces tú no…

Irene
Yo nada, podré ser poco creativa, recursiva a medias pero no chismosa, me importa un pepino si te hablan o no en la oficina. Si tanto te molesta que los demás tengan historias tan parecidas a tu vida, cambia, búscate una más entretenida o al menos una más original, aunque eso te obligue a estar menos a la moda.

0 comentarios: