miércoles, enero 13, 2010

Ya se vienen los 30

Raquel
¿Entonces es mañana?

Irene
Ajá.

Raquel
¿Y qué se siente?

Irene
Nada.

Raquel
¿Nada o nada en particular?

Irene
Bueno, si lo pones así digamos que nada en particular.

Raquel
Mmm…

Irene
Es simplemente que por mí tengo 30 hace años, me vienen diciendo desde niña que soy más madura de lo que debería, también dicen que tiene que ver con mi signo y con que crecí entre adultos. Bueno, no suena muy loco.

Raquel
Sí, todo eso debe ayudar.

Irene
Supongo.

Raquel
Pero no estás muy emocionada.

Irene
¿Debería?

Raquel
De pronto, me parece.

Irene
No creo. Insisto, me gustan mucho más los días no especiales.

Raquel
Por las celebraciones supongo.

Irene
Justamente por eso, porque la no-presión de estar bien, de estar feliz, de “dibujarte una sonrisa en el rostro” hace que la felicidad sea real, auténtica. Por lo que a mí respecta ya celebré, hace algo más de un mes.

Raquel
¿Entonces no celebramos mañana?

Irene
Mejor inventémonos algo para el… 23 de febrero, vayamos a cine, a comer, lo que sea, ni siquiera tiene que ser ese día, cualquiera de febrero está bien.

Raquel
¿Y por qué no este mes?

Irene
Porque al seguir siendo enero contaría como otra celebración de cumpleaños y no me interesa.

Raquel
Entiendo, entonces nos encontramos para hacer algo el mes que viene, vamos a almorzar o a cine.

Irene
Perfecto y recuerda que no estás obligada a decir feliz no-cumpleaños.

0 comentarios: