miércoles, febrero 03, 2010

Apuesta equivocada

Llevo alrededor de 3 meses escribiendo diariamente de lunes a viernes, sea como sea, pero los resultados en cuanto a visitas y comentarios siguen siendo los mismos de antes. No me molesta, no intento compararme con casos exitosos de otros autores, sólo me comparo conmigo misma, por eso no entiendo que de un tiempo para acá mi otro blog, ese que actualizo de cuando en nunca, sea promovido por Blogger como “next blog” para ser visitado.

Famosa no soy. Todavía puedo darme el lujo de ir al supermercado a comprar toallas higiénicas sin que me reconozcan o me pidan autógrafos. Este blog sigue siendo refugio de amigos, fuente de sus quejas, cuando me encuentro con ellos, y motivación para amenazas de no volverme a hablar si sigo usando nuestras conversaciones para alimentar con contenido a este engendro. Sin embargo esperaría que, con el esfuerzo que vengo haciendo, éste fuera más visitado que el otro.

Entiendo poco de posicionamiento en buscadores, sólo sé que un artículo muy viejo acerca de la mitología ligada a las libélulas, hace que llegue allá cada tanto algún supersticioso temeroso o emocionado por la aparición de un bichito de esos, pero mi ego, mi pasión y mi dedicación no entienden nada de SEO, por eso se irritan cuando a pesar de sus obstinados esfuerzos no logran que los comentarios de acá sean más abundantes.

Todos son yo: mi entendimiento, mi pasión, mi ego y mi dedicación pero aún así no llegan a ningún acuerdo. Está bien que los esfuerzos viejos tengan recompensas nuevas, pero frustra el estar apostando tanto al número perdedor. Espero que mi nuevo proyecto tenga mejor cuna.

0 comentarios: