miércoles, septiembre 08, 2010

El hombre jengibre

Su apariencia puede ser corriente y opaca, por su naturaleza poco ostentosa y segura.

Libera su esencia poco a poco. Sabe bien de qué está hecho y el valor que le agrega su presencia a su entorno.

Comienza con un toque sutil, como ese que apenas se siente, pero más tarde muestra toda su fuerza de fuego, capaz de deshacer una figura congelada.

0 comentarios: