miércoles, octubre 06, 2010

No me gusta

Segunda parte de mi ejecución del ejercicio de escritura sugerido por Marcel Proust para los escritores que quieren "soltar la mano".

No me gusta alisarme el pelo, invariablemente me hace sentir que estoy perdiendo el tiempo, que podría estar haciendo algo más útil como escribir o leer.

No me gusta lavar losa sin guantes, me da asco y creo que así haré esa tarea de mala gana, ingrediente imprescindible para la preparación de desastres.

Me gusta cocinar pero con ganas, para alguien que quiero y no todos los días. Si tengo que hacerlo así, a diario y por imposición, tarde o temprano alguien terminaría intoxicado o envenenado.

No me gusta cuando las personas intentan convencerme de sus verdades, como si fueran profetas que tienen el deber de salvarme de la perdición. Algunas creen realmente que me hacen un “grandísimo favor” cuando me adoctrinan en la mejor forma de llegar del punto A al B.

Aunque lo hago, no me gusta trabajar con contrato y en una oficina, no se trata de que ame estar todo el día en un bus, yendo de un lugar a otro para hacer entrevistas en profundidad, así escuche muy buenas historias en los trayectos y disfrute a fondo hacer preguntas y hablar con la gente.

Me molesta un poco no haber sido más constante con la meditación y la escritura hace más tiempo, que vienen siendo lo mismo: actividades a las que les debo mi salud mental.

Detesto cuando tengo que escribir copies que todos (la ejecutiva, el gráfico y hasta el cliente) sabemos no se usarán. Ese tiempo estaría mejor invertido si pudiera dedicarlo a escribir las columnas de mis blogs o seguir con mi novela.

No me gusta sentirme en una encrucijada donde las opciones parecen ser tener plata pero no tener tiempo o tener tiempo pero no tener plata.

Me preocupa mucho pensar en que si dejo de trabajar no puedo darme el lujo de enfermarme y me parece un asco tener que rogar en una EPS para que me atiendan cuando lo necesito, así ahora no lo necesite.

Me frustra que no me paguen horas extras pero que esperen que las trabaje, con el cuento de que tengo un cargo de gran responsabilidad y confianza o como sea que se llame.

Me aburre esperar, no lo soporto, así esté obligada a ello, quisiera publicar en medios, sin embargo el camino de la publicidad al área editorial se ve largo y casi imposible, incluso asusta cuando leo que @solano dice en Twitter que hay reporteros a los que les pagan 9 mil pesos por cada nota que hacen.

Realmente me disgusta tener que pelear para ir a meditar, así suene paradójico, y en general estar obligada a imponerme sobre otros para poder tener vida.

3 comentarios:

ApoloDuvalis dijo...

Me identifiqué mucho con "No me gusta sentirme en una encrucijada donde las opciones parecen ser tener plata pero no tener tiempo o tener tiempo pero no tener plata.". Tenaz.

Bufón dijo...

Amé que leer y escribir sean útiles... Lo son, pero no es algo que todo el mundo elija al hablar de cosas útiles que quisiera hacer.
Maravillosos ambos blogs :)
Revolución de lectores!!

El Marqués de Carabás dijo...

Más que un ejercicio de escritura es una ejercicio de conocimiento personal.

¿A qué curso te inscribiste?

Bueno, en últimas, cualquiera de los dos sirven.

Me gustó.