miércoles, mayo 18, 2011

Evolución

[Esta canción fue escuchada mientras se escribía este texto: Rachel's song - Vangelis]

En el ayer el corazón recorría senderos llenos de manadas de elefantes que amenazaban con aplastarlo, hoy, habiendo aprendido a romperse y recomponerse con telarañas de árbol de caucho y dosis inexactas de soledad, desconfía de aquellos seres que se ufanan por poseer perfecciones adaptadas y vacías. 

Ahora es el tiempo en el que prefiere y anhela espasmos centrales sopesados junto al paso lento de caracoles en las tripas.

La ingenuidad se fue y se quedó a la vez, esa que le permitía entregarse a seres violentos e ignorantes se extinguió, entretanto la exigida para reconocer a las almas buenas y puras, con sólo verlas a los ojos, se decantó hasta confundirse con eso que la gente llama estupidez.

Ya no se lo volverá a ver corriendo desbocado, buscando fantasía en el laberinto del Minotauro, sino caminando lentamente con la ayuda de un bastón y una sonrisa genuina en los labios.


0 comentarios: