domingo, junio 05, 2011

Historia de dos vía @Twitter - VI


La memoria con sus caprichos le hizo recordar a Paula que Matías había estado cuidando al perro de su vecina durante una semana, hecho que la llevó a concluir que era soltero.

Quebrarse no es sencillo, ella llevaba cinco vueltas al sol entrenándose para imaginar felizmente emparejado a cualquier hombre que pudiera interesarle . Con él fue lo mismo, mas ese detalle simple, ese “Hablamos luego. Ahora tengo que ir a pasear a Ringo.” le había bastado para recordar que su letargo emocional era su propia construcción.

Paula estaba decidida a conocer a su futura pareja “como la gente grande” sin embargo el azar tenía otros planes. 

Curtida de asistir a talleres de ilustradores que se armaban a través de la red, suspiraba deseando que alguna amiga del colegio o de sus clases de danza oriental le presentara a su próximo amor, pero no serían tan rígidas sus condiciones desde que se animó a pedirle una foto a Matías: 

-Usted me va a perdonar pero me puede la curiosidad. Quiero ponerle un rostro a sus letras.

A lo que él respondió:

-Si usted cree que eso es curiosidad entonces no sé qué es lo que siento yo.

Matías dirá que su corazón saltó cuando leyó el “cada vez lo siento más cercano” que le escribió Paula. Ninguno notará, sino hasta varias semanas después, que jugaban a la falsa lejanía, imitando el estilo que era costumbre entre Jorge Luis Borges y María Kodama, evadiendo el ‘vos’.

0 comentarios: