miércoles, diciembre 28, 2011

No todo puede ser New York: Boston - 3

Viene de aquí.

Somos venezolanos y queremos hacer amigas

Después de llegar a la terminal seguimos las instrucciones de Ryan para encontrarnos con él, dejar nuestros bolsos y empezar a recorrer la ciudad. En el camino un par de venezolanos nos preguntaron cómo moverse en la ciudad. Yo, que poco sabía, callé, pero Lina, que tenía un par de visitas en su historia, se animó a darles algunas indicaciones. Al terminar ellos tenían una actitud amigable, quizás esperando que los invitáramos a hacer algo en la noche o dispuestos a lanzar ellos la iniciativa, empero la verdad es que ni en este punto, ni antes, ni después en todo el viaje sentí antojo de pasar tiempo con latinos; mi objetivo lingüístico era poner a prueba tanto como fuera posible mi inglés rudimentario, sin importar si para eso tenía que avergonzarme y fomentar conversaciones curiosas o estúpidas.

Una vez dejamos atrás a los representantes del país petrolero, nos dirigimos a una puerta tras la cual nos esperaba Ryan con su amabilidad auténtica. 

0 comentarios: