lunes, abril 02, 2012

Los accidentes no existen


Porque naces distinta haces elecciones diferentes, porque naces distinta sientes que no perteneces a algunos lugares y por la misma razón comprendes que los accidentes no existen, comprendes que decides encontrarte con pedazos de emociones cada tanto.

Ivoox, esa fuente inagotable de programas de radio de sitios diversos me contó de un festival de cine que se lleva a cabo en la red. Sedienta de contenidos pensados, sublimes, destilados comencé a husmear en los alrededores del Primer Festival en Internet de Cine Iberoamericano. Vi un par, una bastante modesta, otra con producción impecable y buen ritmo, la última una obra que parece durar dos horas, no por el tedio inspirado, sino por todos los acontecimientos comprimidos en poco más de hora y media.

La banda sonora me recordó aquella que Phillip Glass compusiera para Las Horas y la historia… sí, ante las historias soy débil, más si como la de Miguel, Santiago y Mariela me dibuja un nudo en la garganta, un nudo seco que me muestra la labor del artista, la resistencia del pueblo y la pureza del mar, ese que nos hiere a los seres terrenales sólo una vez porque no necesita hacerlo más.

Las películas estarán disponibles hasta el 16 de abril, después no sé a qué limbo irán a parar, pero si antes de despedirse nos dejan sensaciones como la que estoy experimentando justo ahora, habrán hecho su trabajo y no se les podrá pedir más.

0 comentarios: