jueves, diciembre 19, 2013

Popular no es sinónimo de bueno

Por insistencia de un amigo brazuca decidí ir a Paraty, una población cercana a Rio muy visitada por los locales y que según la UNESCO es “el conjunto más perfecto de la arquitectura colonial del todo el país”*, aspecto que influyó en su declaración como patrimonio histórico y artístico a nivel nacional que tiene la esperanza de recibir el título de Patrimonio de la Humanidad. Como mi lema era visitar la playa todas las veces que pudiera y recorrer varios lugares del sur de Brasil incluí este destino en mi lista pero aunque no la pasé mal, porque siempre sé arreglármelas para sacarle provecho a la situación, difícilmente volvería. Voy a explicar porqué.

paraty, brasil en un fin de semana de abril de 2013
Licuc - CC-BY-NC

canal en paraty, brasil
Licuc - CC-BY-NC

Licuc - CC-BY-NC

la playa pontal en Paraty, Brasil
Licuc - CC-BY-NC

Empezamos bien

Para alojarme elegí la pousada Sonho Meu ─Posada Sueño Mío− que está a tres cuadras de la rodoviaria, lo que es ideal teniendo en cuenta que muchas calles están adoquinadas y mover maletas de rueditas por ellas no es fácil. Si bien se pueden encontrar habitaciones libres sin reservar suelen estar lejos de la terminal de buses, es decir a 15, 20 minutos caminando, que aunque no parecen mucho se complican cuando uno va cargando algo pesado, por eso creo que fue mejor llegar sabiendo que tenía una camita esperándome y cerquita de la rodoviaria, más teniendo en cuenta que llegué de noche, tras hora y media extra de viaje por tierra. A pesar de que la empresa decía que el viaje tardaría 2 horas y media tardó 4, en parte por el tráfico de fin de semana. Paraty es un destino muy popular entre los brasileros, yo sólo oí a algunos argentinos, personas hablando inglés y a una señora hablando en italiano, todos los demás eran brazucas. He aquí una razón más para familiarizarse con el idioma. A mí por ejemplo me hablaban siempre en portugués, quizás les parecía compatriota.

¿Alguna sugerencia para la cena?

La noche que llegué comí en la Pizzería Altas Horas. El servicio se demoró mucho, incluso una pareja que estaba cerca de mí se desesperó y se fue temprano porque para colmo les equivocaron el pedido. A mí no me fue mal, la media pizza que pedí era de masa delgadita y suave, justo para la noche, entretanto esperaba veía la novela de la temporada, Salve Jorge, una superproducción local. Lo que dicen acerca de los brasileros y su pasión por las telenovelas no es mentira. Sin importar su nivel educativo o su profesión el país se hipnotiza frente al televisor cuando comienza la del horario central.

Atrapada en el circuito artificial

Después de husmear un poco los planes que ofrecían las empresas turísticas para visitar las atracciones cercanas me antojé de ir a Trindade, una piscina natural que se veía preciosa, pero como soy tan bicha rara el cupo para ese tour no se completó, por eso a última hora tuve que ir en una de las escunas o yates que te pasean por la bahía, mientras la gente bebía y oía música a un volumen que les impedía pensar. No estuvo mal pero habría preferido el otro paseo que era visitando, además de playa, un alambique de cachaza. Al día siguiente debía ir a Sao Paulo y por eso no pude quedarme para hacer ese paseo, así no me quedó más remedio que cambiar de tour a última hora porque la empresa (Estrelha da Manha) no hacía devoluciones de plata. La tercera opción era ir de tour por las cascadas cercanas, pero como ya lo dije mi propósito en este viaje era ver mar, no ríos. En general se puede ver todo lo que hay alrededor en 5 días, pero si te quedas durante 3 te haces una idea bastante buena de cómo es Paraty: un lugar diseñado para entretener a quienes quieren escapar de la ciudad durante un fin de semana pero sin renunciar al glamur, las comodidades y el estruendo que viven de lunes a viernes.

brasileros viajando en escuna
Licuc

Sí, yo sé que Paraty tiene muchos atractivos históricos, sus calles son perfectas para imaginar escenas de otros tiempos, pero para mí estar entre grupos grandes de gente comprando y gastando me impide entrar en el estado mental que necesito para descubrir el encanto de los lugares. Quizás si hubiese ido entre semana todo habría sido distinto. 

*Tomado de un folletoo turístico que me dieron en Paraty.

bolsa plástica del supermercado carlao en paraty brasil

bolsa plástica del supermercado carlao en paraty brasil
Este lugar, como otros destinos turísticos respetables, es bastante caro. Una de las formas de ahorrar es comprando comida en el supermercado y sin dudas Carlao es una muy buena alternativa.
Artículos relacionados:
Moverse en Brasil sin quebrarse

0 comentarios: