miércoles, mayo 11, 2016

Praga puede ser una pesadilla

En mi segundo día de paseos por Praga, ese en el que ya no perdía el rumbo cada vez que doblaba la esquina, fui a la Catedral de San Vito, San Wenceslao y San Adalberto. Simplemente es magnífica. Desde lejos se ve la torre, detrás del castillo y ya adentro del edificio, cuando no es tan fácil divisar sus torres, queda uno metido en una plaza que da entrada a las oficinas del gobierno y, después de atravesar un marco, se llega a una plaza mucho más pequeña pero que obliga a levantar la vista para ver la obra que tardó seis siglos en completarse.

Nunca he estado en Barcelona pero imagino que la sensación que se tiene al ver la inacabada Sagrada Familia de Gaudí es la misma. Los pensamientos se detienen y la razón sale de la habitación. Yo en ese punto ya no me ocupaba mucho de entender, simplemente me dejaba llevar, sentía y ya, así no rompía el encanto, dejaba que la experiencia me atravesara completa. Y sí, algunas fotos tomé y pero también hice labores de chismosa.

De nuevo, después de muchos días (días benditos) en los que no escuchaba el acento colombiano y escasamente oía algo de español, ahí estaba. Una chica bajita, un poco rechoncha, calzada con sandalias y en apariencia segura de sí misma, discutía algo con un hombre que luego descubrí español. Ella hablaba de capillas, catedrales y basílicas, él le llevaba la contraria en casi todo lo que decía. El hombre se me antojó atractivo. La explicación que le di a la situación fue que quizás eran compañeros de clase en algún un postgrado en historia que ambos estaban cursando en la ciudad de las cien torres. Fingiendo que observaba la catedral me arrimé para saber más de la situación. Si podía aprender algo más escuchando y sin pagar un euro me venía muy bien, sin embargo luego entendería que no todo era tan idílico, sobre todo para la chica colombiana.

El hombre se alejó de ella, que se quedó en ese lugar esperándolo, yo chismosa / curiosa caminé detrás de él para saber a dónde iba y me encontré con una sorpresa agradable: iba al baño y yo necesitaba uno. Pagué las 5 coronas que me permitían el acceso, hice la fila, hice lo mío y fui a buscar la puerta lateral de la basílica para verla por dentro. No esperaba volver a ver a la colombiana y al español pero ahí estaban, en el vestíbulo. Como no me interesaba pagar más para ir más cerca del altar me quedé escuchando lo que decían. La chica habló de cómo el rosetón de la entrada simbolizaba los ocho días de la creación, pues a diferencia de la versión más extendida que dice todo el universo se creó en 7 días, en ésta se incluía la creación de los ángeles. El vitral realmente es bellísimo, o sea todo lo contrario de como el español trató a la que entonces descubrí como aspirante a guía turística.

No pude oír todo lo que decían porque toda la gente reunida hablando en idiomas distintos no me dejaba seguir el hilo completo de la conversación, pero con lo que escuché pude armar la historia. Ella, a mis ojos, estaba muy bien preparada pero su jefe no estaba para nada satisfecho. No sólo no estaba de acuerdo con las historias que había elegido para contar a un público potencial, que le parecían “un coñazo de aburridas”, sino que cuestionaba hasta las palabras que usaba. Ella intentó explicarle que en Colombia se les dice nichos a los espacios abiertos que hay en los laterales de las iglesias, esos en los que se ilustra la vida de los santos con pinturas o esculturas, pero ni con eso estaba satisfecho.

Me fui, no tenía nada más para ver ahí, pero me quedé pensando en la chica, que seguramente lloraría en la noche, en el baño o en la cama cuando nadie la escuchara ni la viera. Es muy probable que nunca vuelva a verla en toda mi vida pero no por eso dejé de desearle que consiguiera lo que desea, no porque sea colombiana sino porque creo que nadie debe ser tratado de ese modo.

El español al final perdió todo el atractivo que en un primer momento tuvo para mí. ¿De qué te sirve una cara linda, una pinta agradable si eliges usar tu energía para tratar de un modo miserable a quienes están en una posición vulnerable ante ti?

Jueves, 5 de mayo de 2016


0 comentarios: