miércoles, septiembre 28, 2016

No me hagas promesas

No me hagas promesas, ahórratelas, suficientes dolores vengo coleccionando por esa costumbre molesta de prestarle más atención al futuro que al presente.

Deseo vivir un hoy inmenso, infinito, incierto, sorpresivo, profundo y verdadero, con sabor a atardeceres naranjas y música de relámpagos; el mañana déjalo para expertos en catalogar miedos en cajones ajenos.

Bésame ya, bésame ahora, con ceguera del tiempo, antes de que quiera aprender de memoria tus pestañas, para recordarlas cuando ya no estén tan cerca de mí.

(Domingo, 15 de julio de 2012)

0 comentarios: