martes, mayo 23, 2017

Manzanilla vino a visitarme

El año pasado traje semillas de Lavandula angustifolia de Austria. Como tengo poca experiencia con germinados, acepté la sugerencia de Don Luis, mi proveedor de lavanda francesa, de dárselas para que él hiciera la maniobra. Meses más tarde la taza de éxito fue de alrededor del 25%. El vendedor de las semillas me había advertido que conseguir plantas de lavanda desde semillas era muy difícil y lo mismo me había dicho una trabajadora de un vivero. La taza de éxito, afirmaron, era de aproximadamente 5% Sea como fuere, y aunque suene raro, esta entrada no va sobre la lavanda.

Una vez tuve en casa las plántulas las miraba como madre primeriza. Me debatía entre dejar las plantas arvenses que crecían alrededor, porque ya las habían acompañado durante semanas, o arrancarlas, por temor a que les robaran recursos. Algunas las dejé y otras las arranqué. Arranqué casi todas las que tenían hojas en forma de filamentos, pero una resistió. Se puso encima la capa de la invisibilidad de Harry Potter y se salvó de mis dedos. Meses más tarde se ve así:





Por sus frutos los conoceréis, reza una frase de la Biblia haciendo referencia a los profetas falsos, y como lo declara, lo mismo pasa con los vegetales. Nunca había tenido una planta viva de manzanilla en casa, al menos no soy consciente de ello. Usualmente las tenía cortadas, listas para preparar tisanas, y hace poco vi alguna creciendo al lado de un andén en las cercanías de la plaza de mercado Samper Mendoza. No planeé cuidar manzanilla pero la vida es así. Ellas son así.

Dicen que a tu vida llegan las plantas que necesitas y entiendo porqué esta me visita. En general se cree que la manzanilla (Anthemis nobilis o Matricaria chamomilla) se usa para inducir el sueño pero lo cierto es que sus virtudes son más complejas. Uno de las razones por las que las personas sufren de insomnio es la dificultad que tienen para concentrarse en lo que están haciendo: tratando de dormir. Justo en ese momento piensan en todo lo que no pudieron hacer o en los problemas que tienen, el resultado es una activación mental incompatible con el descanso. En estos casos la planta más indicada para tratar la situación es la manzanilla.* Esta planta tiene la propiedad de enfocar la mente, algo que me hace falta, por eso puede reemplazar el café, el té o el chocolate que se acostumbra beber en las mañanas. Aunque a algunos podría sedarlos, a la mayoría de las personas la ayuda a concentrarse, mismo motivo por el que es una alternativa ideal para antes de meditar. Desde el punto de vista de Un curso de milagros podría decirse que es una aliada para encontrar a Dios en todas las situaciones. Quienes se interesan por los chakras pueden usar su energía para equilibrar el del plexo solar, el que queda entre el corazón y el ombligo.

En las tradiciones mágicas se asocia con el sol y con la prosperidad, muy probablemente porque su color y el de las infusiones que se preparan con ella recuerda el oro.

Todavía no sé diferenciar los dos tipos de manzanilla que existen. Los ejemplares que he visto me parecen de la misma especie. Seguiré observándolas a ver si algún día noto la diferencia.

*Esta es mi opinión personal, que en ningún caso busca reemplazar la de un médico o fitoterapeuta profesional.

0 comentarios: