Mujeres Jedi

Actualización 2106-2011



Las mujeres jedi somos lectoras, y como ya Rosemarie Urquico y Charles Warnke dieron argumentos acerca de porqué somos excepcionales, y como yo estuve absolutamente de acuerdo, acá les dejo el enlace para que lean un texto bellísimo.

Salir con chicas que no leen / Salir con chicas que leen

----
Llevo meses, demasiados, posponiendo la creación de una página en donde hablo, escribo, publico y me reúno con nosotras, con las mujeres jedi, con esa tribu de la que hago parte y que me acompaña.

Primero pensé en inaugurarla con un video de Madonna, el de una canción en la que habla de hermanas, pero no de ese modo melodramático y ridículo que sólo te inspira náuseas, sino más bien con ese sentimiento brutal de fraternidad en la guerra, en la lucha, uno que caracterizó a Boudica.



Hoy, en uno de esos días en los que agradeces no tener que rendirle cuentas a nadie, sobre todo a ningún jefe; en un momento en el que ignoras las pataletas de los clientes y te dedicas a hacer lo que se te viene en gana, porque de eso depende tu salud mental, retomé también otra tarea largamente pospuesta: leer textos de una poetiza conocida. Cuando digo conocida no me refiero a una persona que vive de las ganancias que producen sus libros más vendidos, hablo de una a la que he escuchado pronunciar palabras propias que me han erizado el alma.

Andrea Juliana ahora vive lejos de aquí, lejos de esta cuadra ruidosa que con excesiva frecuencia me roba la paz, ella existe en un lugar donde intenta ser feliz cuidando su hogar interno. La poetiza que hoy menciono es una mujer feliz de un modo atemporal. He aquí una pieza de su obra.